jueves, 3 diciembre, 2020

La pandemia provoca un aumento de episodios psicóticos asociados al consumo de cannabis o alcohol

Desde  hace unos años se observa un aumento en el número de ingresos hospitalarios por episodios psicóticos asociados al consumo de sustancias en población joven. Ahora, después de varios meses de pandemia provocada por la COVID-19, se ha producido un crecimiento exponencial.

El doctor Adrián Neyra, del Hospital Universitario Doctor Negrín (Gran Canaria), explica que “durante el confinamiento, la dificultad para conseguir sustancias ilegales ha estado asociada a más ingresos debidos a episodios psicóticos motivados por alteraciones conductuales provocadas por una interrupción brusca del consumo. Sin embargo, varios meses después, se ha objetivado un aumento del consumo de sustancias ansiolíticas como alcohol, sedantes o cannabis, que ha provocado que cada vez sean más frecuentes los episodios psicóticos asociados a dicho consumo”.

Este hecho se ha analizado en el Simposio “Esquizofrenia y consumo comórbido de sustancias”, organizado por la Alianza Otsuka-Lundbeck en el marco del 22º Congreso de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD). Según han puesto de manifiesto los expertos, las personas que padecen esta patología tienen hasta cinco veces más riesgo de presentar un trastorno por consumo de sustancias que el resto de la población. Para ellas, la coexistencia de un trastorno adictivo y un trastorno mental, lo que se conoce como patología dual, produce efectos negativos en la evolución de la enfermedad.

Episodios psicóticos relacionados con el aislamiento

La doctora Enriqueta Ochoa, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal, destaca que el aislamiento o el miedo al contagio son los factores que más están influyendo en el aumento de consumo de alcohol. “Pero a esto hay que añadir que la pandemia ha afectado al acceso a los servicios de salud mental y de adicciones, dificultándose mucho la realización de algunas terapias, como las grupales, el acceso a ingresos para desintoxicación, etc.”, señala.

No obstante, los expertos recuerdan que la esquizofrenia es, en sí misma, un factor de riesgo para el consumo de tóxicos. Según el doctor Neyra, “en ocasiones y a pesar del tratamiento, la persistencia de síntomas, como alucinaciones auditivas, motiva que los pacientes consuman sustancias para intentar aliviarlos. Hay estudios a largo plazo que concluyen que aproximadamente la mitad de las personas que sufren un episodio psicótico por cannabis, finalmente serán diagnosticadas de esquizofrenia”.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.