jueves, 7 julio, 2022

LA CADENA LE APARTA POR LA REVELACIÓN MEDIÁTICA DE MALOS TRATOS A ROCIO CARRASCO

Vasile actúa de juez y despide fulminantemente a Antonio David Flores

LOS COLABORADORES LA HABÍAN LLAMADO ‘MALA MADRE’. YA SON AMIGUITOS

Más de 3,7 millones de telespectadores vieron el testimonio de la hija de la “más grande”. Y, el jefe de Telecinco, Paolo Vasile ha decidido aplicar la justicia por su cuenta, expulsando de sus programas a Antonio David Flores. Vasile entra en campaña con un golpe de efecto, como los spin doctor de la política. Tras los tuits de las ministras de Podemos, la cadena ha decretado apartar al colaborador de Sálvame. La emisión del testimonio de Rocío Carrasco, que no documental, como vende la cadena, ha reventado las audiencias, consiguiendo 3,7millones de telespectadores. Ahora ya tienen tema para los próximos cuatro o seis meses…

La muerte social del ex marido de Rocío Carrasco se produjo el domingo. La hija de Rocío Jurado conmovía a la audiencia revelando que sufrió malos tratos por parte del padre de sus hijos, a la sazón, colaborador de Sálvame, y que intentó quitarse la vida, por la presión a la que está sometida. Lo cierto, es que Rocío Carrasco necesita URGENTEMENTE un tratamiento, que la pueda sacar de ese miedo, locura y falta de autoestima. Pero, esto a los del cabaret de Vasile, al parecer les importa más bien poco.

La cadena, que cebó hasta la saciedad el programa, vendió ese testimonio como un documental. Sin embargo, el supuesto género, no contaba más que con un testimonio aterrador, el de la protagonista. Ni una opinión más, ni un ángulo que mostrara que efectivamente los hechos que relataba eran cómo los relataba. El documental es otra cosa, por mucho que los de Vasile así lo hayan presentado. Lo cierto es que la invención de formatos, o la copia de estos, es una de las especialidades de la casa. Cuando no el ocultar abusos y/o violaciones.

El veto a Antonio David se produce no sólo en los programas de La Fábrica de la Tele, si no en todos los de la cadena. Y ello, sin la posibilidad de defenderse o mostrar su punto de vista, como ya hizo en los juzgados. A los que por cierto atacaron sin denuedo, sorprendidos porque Rocío pudiese estar en la situación actual.

Telecinco entra en la polarización política y en el aniquilamiento de la libertad de expresión. Todo por la audiencia. Y si las ministras de Podemos entran en liza poniendo tuits de apoyo a Rocío, mejor. Eso es lo que busca DonPaolo, el máximo de indecencia para que las peleas con cuñados, hermanos, padres y sobrinos… formen parte de la realidad que nunca se quiere mostrar.

Irene Montero y Adriana Lastra tardaron sólo unos minutos en aprovechar el tirón mediático, lo cual dice mucho del aprovechamiento político de determinados partidos, que miran con lupa unos casos y con distancia otros, como las acusaciones a Díaz Ayuso, por no decir el silencio ante las afirmaciones de Pablo Iglesias “la azotaría hasta que sangrara”, en alusión a la periodista Mariló Montero.

Seguramente Rocío Carrasco haya dicho la verdad y su sufrimiento es lo que ha enganchado a la audiencia, pero ni la serie es un documental, ni la cadena puede erigirse en juez del caso. Está en su derecho de prescindir de los colaboradores que considere, por supuesto, pero hacer “populismo” de algo tan sensible también puede pasarle factura.

Tiempo al tiempo.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.