sábado, 12 junio, 2021

LOS BARONES SE POSICIONAN CON FELIPE GONZÁLEZ EN NO ROMPER LAS REGLAS CONSTITUCIONALES

Moncloa lanza ministros y cargos en apoyo a Sánchez por indultos, simulando paz en el PSOE

DIVISIÓN EN FERRAZ POR EL COSTE POLÍTICO DE LA DECISIÓN DEL PRESIDENTE

Moncloa ultima su estrategia de comunicación para frenar la que podría ser la crisis con más coste político para Pedro Sánchez. Los indultos a los presos del procés pueden marcar un antes y un después en la legislatura y los fontaneros de Moncloa se acaban de dar cuenta. Pretendían trasladar, una vez más, el debate hacia la “irresponsabilidad” de la oposición, pero, el informe del Supremo, oponiéndose, les ha hecho un roto en el relato.

La preocupación en el PSOE es mayúscula y no quieren que los asesores del presidente lideren la estrategia de comunicación. En Moncloa diseñan ya la agenda de intervenciones mientras los barones se oponen a la medida y Ferraz se rompe.

La división en el PSOE por los indultos amenaza con incrementarse. De momento, Felipe González se ha despachado a gusto en El Hormiguero. El ex presidente del Gobierno ha cargado contra Sánchez, acusándole de romper las reglas del juego constitucionales.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, también se ha pronunciado sobre la medida de indultar, a aquellos que han dicho que volverían a dar un “golpe de Estado”. “Sería un grave error histórico, en caso de que se produzca”, ha zanjado. Igual que el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara que ha mostrado el rechazo a la decisión del presidente.

La preocupación en Ferraz es máxima ante la división de sus cargos y, sobre todo, de los barones socialistas que cuentan con más atención en los medios de comunicación. Sólo Zapatero se ha manifestado a favor de los indultos.  “Nos jugamos la legislatura y la división tampoco nos favorece”, argumentan fuentes de los socialistas que se niegan a que desde los despachos de Moncloa, les den las directrices para la gestión mediática de esta crisis, después del malestar generado a partir de la desastrosa estrategia del 4M.

Conscientes de la escasa ascendencia que los asesores de Sánchez tienen en los barones, verdaderos pesos pesados en el partido, han decidido ocupar los medios de comunicación con declaraciones de apoyo a Sánchez y argumentarios entre los informadores afines. La hoja de ruta de Moncloa para apagar el debate cuenta con el rescate de iniciativas que generen otros debates, performances tradicionales y una línea de ataque más agresiva hacia la oposición. Es decir, trasladar la división en el PSOE, a la unión de los partidos de la oposición en su contra. Y se hay que apelar al general Armada, se apela. “Hay un tiempo para el castigo y un tiempo para la concordia”, ha dicho Sánchez en forma de frase lapidaria, como todas las que le preparan para las decisiones que se prevén polémicas. El problema es que él mismo se carga la concordia. La estrategia de comunicación de esta crisis va por ahí.  Y esta vez, Iglesias no está, ni se le espera, verdad Sabino.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.