martes, 22 junio, 2021

SÓLO EL 2,5% DE LA POBLACIÓN ESPAÑOLA SE APLICA DE FORMA CORRECTA LA CREMA FOTOPROTECTORA

Tomar el sol sin riesgos, ¿cómo disfrutar del verano en pandemia?

ENTRE LOS EFECTOS NOCIVOS DEL SOL DESTACAN LAS QUEMADURAS, EL FOTOENVEJECIMIENTO CUTÁNEO Y, A LARGO PLAZO, EL CÁNCER DE PIEL

“Los rayos solares atraviesan la mascarilla, por lo que es necesario aplicarse fotoprotector en todo el rostro”, advierte el doctor Maset, médico de Cinfa.

Tomar el sol sin riesgos y la fotoprotección sigue siendo asignaturas pendientes en el cuidado de la piel de los españoles. Según los datos del estudio de Cinfa “Percepción y hábitos de salud de la población española en torno a la fotoprotección”, sólo el 2,5% de los españoles se aplica de manera correcta la crema fotoprotectora.

Existen tres medidas fundamentales que garantizan la eficacia de los protoprotectores: aplicarse el producto treinta minutos antes de tomar el sol, renovar la fotoprotección cada dos horas y reaplicarlo tras bañarse o secarse.

En tiempos de COVID-19, el doctor Maset advierte que “los rayos solares atraviesan la mascarilla y penetran en nuestra piel. Por ello, si queremos proteger nuestro rostro del sol, cada día y antes de salir de casa hemos de aplicarnos fotoprotector por toda la cara, aunque a continuación vayamos a cubrirla con este elemento. No debemos olvidar que la función de la mascarilla es protegernos de la infección por COVID-19, no del sol”.

Consejos para tomar el sol con responsabilidad

1. La mascarilla no protege del sol. Es muy necesario aplicar el fotoprotector por toda la cara y en el resto de zonas descubiertas, diariamente y antes de salir de casa.

2. No abusar del sol. No debemos permanecer más de una o dos horas bajo el sol en los primeros días de playa o piscina. Después, se podrá ir aumentando poco a poco el tiempo de exposición.

3. Evitar la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.

4. Consultar los índices ultravioleta (IUV). A partir de un índice 6, el riesgo es alto y se deben extremar las medidas de fotoprotección.  

5. Utilizar un fotoprotector adecuado al fototipo y a las circunstancias de la exposición. Nunca debemos aplicar un factor de protección inferior a 30 y es conveniente elegir productos cuyo envase especifique que protege de todos los tipos de radiaciones solares: la ultravioleta, la infrarroja y la visible.  

6. Proteger tu cuerpo con la ropa adecuada y sombrero. Es mejor optar por prendas holgadas y ligeras, de tejidos frescos y naturales como el lino y el algodón, y colores claros.

7. Utilizar gafas de sol para evitar los daños oculares. Es necesario que las gafas tengan una protección 100% frente a los rayos UV que estén homologadas por la Unión Europea.

8. La sombra, la mejor aliada. No olvides que su protección no es total, deberás aplicarte fotoprotección igualmente.

9. Educa a los niños sobre la necesidad de protegerse del sol.  Los niños menores de 1 año nunca deben ser expuestos directamente al sol y, cuando tienen 2 o 3 años, se deben extremar todas las medidas de fotoprotección (prendas de vestir, gorros y gafas de sol). Además de aplicarles fotoprotectores específicos para niños con SPF 50+ y el símbolo .

10. Mucho cuidado con las salas de bronceado. El bronceado artificial no protege frente al fotoenvejecimiento y conlleva un riesgo de cáncer de piel, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.