lunes, 28 noviembre, 2022

“IMPORTANCIA DEL CONSUMO DE AGUA EN LA SALUD Y EN LA PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD: SITUACIÓN ACTUAL”, UNA REVISIÓN DE EXPERTOS DEL INSTITUTO DANONE

Cálculos renales o mal funcionamiento del sistema urinario: impacto de la falta de hidratación

EL ESTUDIO SE HA REALIZADO EN UNA MUESTRA REPRESENTATIVA DE POBLACIÓN ADULTA DE ESPAÑA Y MUESTRA QUE LA INGESTA DE LÍQUIDOS ES MENOR AL 80% DE LA CANTIDAD RECOMENDADA EN EL 50,4% DE LA POBLACIÓN

La mala hidratación puede afectar al sistema urinario, la cognición y la memoria a corto plazo, y puede contribuir a la aparición de hipertensión, ictus y otras enfermedades cardiovasculares.

El 50,4% de los españoles toma a diario menos líquido del recomendado, según los datos de la  investigación sobre hidratación “Importancia del consumo de agua en la salud y la prevención de la enfermedad: situación actual”, realizada por expertos del Instituto Danone y publicada en la Revista Científica, Nutrición Hospitalaria.

Las mujeres deberían consumir al menos dos litros de líquido (agua, bebidas no alcohólicas o el agua de los alimentos) al día y los hombres, dos y medio, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Según el estudio, la mitad de las personas consumen diariamente menos del 80% de la cantidad recomendada. Los hombres son los que se hidratan peor, ya que un 59,2% de ellos no ingiere suficiente líquido, mientras que en las mujeres este porcentaje baja al 41,6 %.

Jordi Salas, miembro del Instituto Danone y uno de los autores de la revisión, explica que “una hidratación insuficiente tiene un impacto muy negativo sobre nuestro organismo. Nos hace propensos a sufrir cálculos renales y tener un mal funcionamiento del sistema urinario, y afecta la cognición y la memoria a corto plazo. Cuando la ingesta de líquidos es deficitaria y crónica se ha visto podría contribuir al desarrollo de hipertensión, tromboembolismo, ictus y otras enfermedades coronarias”.

¿Qué ocurre con la mala hidratación en edades avanzadas?

Leocadio Rodríguez, miembro del Instituto Danone, indica que “la deshidratación puede afectar a personas de cualquier edad, pero los niños pequeños y, especialmente, los ancianos son los grupos expuestos a un mayor riesgo de sufrirla”.

Según el estudio, en las residencias de mayores la deshidratación es más frecuente: puede observarse hasta en un 40% de las personas que viven en ellas, mientras que en el medio comunitario la padecen un 5% o 10 %.

“Algunos de los factores asociados a un mayor riesgo de deshidratación en las personas de edad avanzada son: los procesos infecciosos que provocan un aumento de las pérdidas de agua; la restricción de la movilidad que dificulta el libre acceso al agua, el uso de determinados fármacos con efectos diuréticos, y la pérdida de la sensación de sed que acompaña al propio proceso de envejecimiento y puede agravarse por algunos medicamentos o por el deterioro cognitivo”, afirma el doctor Rodríguez.

Los niños, los más afectados

Un estudio publicado recientemente, coordinado por Luis Moreno, miembro del Instituto Danone, revela que hasta un 70% de los niños y adolescente ingieren diariamente menos agua de la recomendada por la EFSA.

Además, un 40% de los niños y un 50% de los adolescentes toman bebidas azucaradas diariamente, siendo las bebidas a base de zumo de frutas las que más contribuye a este porcentaje. No obstante, un 20% de los adolescentes ingieren sólo un vaso de agua al día.

 Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.