En la Tierra a lunes, junio 17, 2024

“IMPORTANCIA DEL CONSUMO DE AGUA EN LA SALUD Y EN LA PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD: SITUACIÓN ACTUAL”, UNA REVISIÓN DE EXPERTOS DEL INSTITUTO DANONE

Cálculos renales o mal funcionamiento del sistema urinario: impacto de la falta de hidratación

EL ESTUDIO SE HA REALIZADO EN UNA MUESTRA REPRESENTATIVA DE POBLACIÓN ADULTA DE ESPAÑA Y MUESTRA QUE LA INGESTA DE LÍQUIDOS ES MENOR AL 80% DE LA CANTIDAD RECOMENDADA EN EL 50,4% DE LA POBLACIÓN

La mala hidratación puede afectar al sistema urinario, la cognición y la memoria a corto plazo, y puede contribuir a la aparición de hipertensión, ictus y otras enfermedades cardiovasculares.

El 50,4% de los españoles toma a diario menos líquido del recomendado, según los datos de la  investigación sobre hidratación “Importancia del consumo de agua en la salud y la prevención de la enfermedad: situación actual”, realizada por expertos del Instituto Danone y publicada en la Revista Científica, Nutrición Hospitalaria.

Las mujeres deberían consumir al menos dos litros de líquido (agua, bebidas no alcohólicas o el agua de los alimentos) al día y los hombres, dos y medio, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Según el estudio, la mitad de las personas consumen diariamente menos del 80% de la cantidad recomendada. Los hombres son los que se hidratan peor, ya que un 59,2% de ellos no ingiere suficiente líquido, mientras que en las mujeres este porcentaje baja al 41,6 %.

Jordi Salas, miembro del Instituto Danone y uno de los autores de la revisión, explica que “una hidratación insuficiente tiene un impacto muy negativo sobre nuestro organismo. Nos hace propensos a sufrir cálculos renales y tener un mal funcionamiento del sistema urinario, y afecta la cognición y la memoria a corto plazo. Cuando la ingesta de líquidos es deficitaria y crónica se ha visto podría contribuir al desarrollo de hipertensión, tromboembolismo, ictus y otras enfermedades coronarias”.

¿Qué ocurre con la mala hidratación en edades avanzadas?

Leocadio Rodríguez, miembro del Instituto Danone, indica que “la deshidratación puede afectar a personas de cualquier edad, pero los niños pequeños y, especialmente, los ancianos son los grupos expuestos a un mayor riesgo de sufrirla”.

Según el estudio, en las residencias de mayores la deshidratación es más frecuente: puede observarse hasta en un 40% de las personas que viven en ellas, mientras que en el medio comunitario la padecen un 5% o 10 %.

“Algunos de los factores asociados a un mayor riesgo de deshidratación en las personas de edad avanzada son: los procesos infecciosos que provocan un aumento de las pérdidas de agua; la restricción de la movilidad que dificulta el libre acceso al agua, el uso de determinados fármacos con efectos diuréticos, y la pérdida de la sensación de sed que acompaña al propio proceso de envejecimiento y puede agravarse por algunos medicamentos o por el deterioro cognitivo”, afirma el doctor Rodríguez.

Los niños, los más afectados

Un estudio publicado recientemente, coordinado por Luis Moreno, miembro del Instituto Danone, revela que hasta un 70% de los niños y adolescente ingieren diariamente menos agua de la recomendada por la EFSA.

Además, un 40% de los niños y un 50% de los adolescentes toman bebidas azucaradas diariamente, siendo las bebidas a base de zumo de frutas las que más contribuye a este porcentaje. No obstante, un 20% de los adolescentes ingieren sólo un vaso de agua al día.

 Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.