miércoles, 22 septiembre, 2021

ESTA TARDE, A LAS 16:30H, NUEVOS CAPÍTULOS

Jon Plazaola y Ane Gabarain se incorporan a ‘Amar es para siempre’: «Lo que más nos pone es interpretar personajes distintos a nosotros»

CARLES FRANCINO, CARMEN RUIZ Y CARLOTA BARÓ TAMBIÉN SE UNEN A LA SERIE

La espera ha terminado. ‘Amar es para siempre’ vuelve esta tarde a Antena 3 con su décima temporada. Hablamos con dos de los actores que se incorporan a la serie: Ane Gabarain, que dará vida a Carmen Corcuera, y Jon Plazaola, que interpretará a Raúl García.

Amar es para siempre vuelve una temporada más a las tardes de Antena 3. Será la décima para una serie que desde hace años es toda una institución para los millones de espectadores que en algún momento se han asomado a la Plaza de los Frutos. Esta tarde, a partir de las 16:30 horas, los seguidores de Amar es para siempre podrán disfrutar de nuevo de sus tramas.

Los nuevos capítulos arrancarán en septiembre de 1980 con la celebración del cumpleaños del patriarca de Los Asturianos, Pelayo Gómez, y con muchas preguntas en el aire que se desvelarán a lo largo de tan señalado evento. Como suele ser habitual, la ficción ha renovado su electo de actores y actrices. Jon Plazaola, Carlota Baró y Carles Francino encabezan la lista de protagonistas para la décima temporada de Amar es para siempre.

Además, la serie también contará con la participación de otros intérpretes como Carmen Ruiz, David Lorente, Adam Jezierski, Lucía Barrado, Jesús Castejón, Ane Gabarain, Raquel Espada, Guillermo Manuel Ortega, Andrea Trepat y Sofía Milán. Con la incorporación de estos nuevos actores y actrices, la serie afronta su nueva temporada tras cerrar la anterior con grandes datos de audiencia. La serie cerró la que fue su novena temporada con una media de 1,2 millones de espectadores y un 11% de cuota de pantalla. Para abrir boca de cara al estreno hemos hablado con Jon Plazaola y Ane Gabarain, dos de los actores que se unen a la ficción.

¿Cómo ha sido esa sensación de reencontraros en un proyecto completamente distinto? ¿Cómo os habéis sentido grabando juntos con esa química que ya tenéis?

AG: Pues maravillosamente bien. Ya tenemos una química porque venimos de trabajar mucho juntos y de reírnos mucho. Si algo tiene Jon es que es divertidísimo como compañero de trabajo, aparte de ser un pedazo de actor, es muy divertido trabajar con él. Ha sido un placer enorme.

JP: Ha sido muy bonito encontrarnos de nuevo en un proyecto totalmente diferente que poco o nada tiene que ver con Allí Abajo. Esta vez, aunque seamos vascos, no hacemos de tales sino de madrileños de pro. Esto lo he contado muchas veces, pero yo cuando era niño veía una serie en la que aparecían Ane (Gabarain) y Elena Irureta, y que muchos años después se haga el segundo trabajo donde coincidimos es un auténtico privilegio. Luego es verdad que nos reímos mucho, y tenemos unas tramas con mucha carga dramática. Está guay cómo le quitamos el peso a eso con las cosas que decimos, con lo que hacemos…Eso resulta casi terapéutico.

¿Qué supone para vosotros embarcaros en una ficción diaria? Sabemos que lleva muchas horas de trabajo, grabación, estudio…

AG: Yo lo afronto con oficio, con ilusión. A mí me va la marcha. Es una serie intensa en todos los sentidos, pero lo afronto con mucho oficio y alegría. Estoy muy contenta, rodeada de un equipazo en todos los departamentos. A mí me emociona porque esta serie está ambientada en 1980, cuando yo tenía 17 años. Me emociona ver cómo está nuestra casa, cómo está la juguetería al detalle… Estoy muy contenta.

JP: En mi caso, tres cuartos de lo mismo. Hay muchos alicientes y muchas motivaciones en forma de novedades. Para mí es un cambio de registro, un cambio de formato, como pasar de hacer series semanales como Allí abajo o Madres hacer una diaria. Y también es época porque estamos en el año 80, que yo tenía menos dos años (ríe). Nosotros estamos metidos en la trama de la juguetería, y esa tienda está llena de juguetes que te transportan a la infancia. Hay un montón de guiños de esa época que yo viví como niño.

En cuanto al reto que supone, porque es un reto hacer una serie diaria como Amar es para siempre, a mí también me va el rock n’ roll, así que estoy con todos los sentidos puestos para aprovechar las tablas y el oficio que te da un trabajo de estas características. Así que a tope, que acabamos de empezar y queda mucho trabajo por delante.

¿Cómo es la relación de Carmen y Raúl en Amar es para siempre?

AG: Tienen sus más y sus menos. Es compleja y tiene sus aristas, lo cual es interesante porque es lo que le da jugo a nuestra trama. Veremos a ver porque tampoco podemos revelar mucho…

JP: Luego hay que tener en cuenta que Raúl es hijo único. Eso también forma un carácter, no es lo mismo crecer en una familia con hermanos y hermanas, que ser hijo único. Eso le da a Raúl un carácter un poco caprichoso en un entorno en el que prácticamente todo ha sido para él; todo menos lo que él más hubiera deseado, que es el reconocimiento de su padre. Fran, que lo interpreta Carles Francino, es mi primo. Y ese reconocimiento de mi padre ha ido siempre para Fran, que es el niño de sus ojos. Es verdad que Raúl tiene una cierta obsesión con su padre, quiere mucho a su madre, pero es como que de pronto enfoca todas sus fuerzas para ganar ese reconocimiento de su padre.

Raúl es un hombre atormentado, con sus sentimientos oscuros como el rencor o la ira. ¿En esto se parece más al padre o a la madre?

JP: Pues no sé de donde habrá sacado este carácter. Pero está claro que Raúl no tiene una cosa que sí tiene su padre, que es esa mentalidad de niño o esa capacidad de meterse en la piel de un niño. Raúl es mucho más autómata. Y a lo mejor tiene un carácter más calculador o controlador propio de Carmen. Pero a lo que juega la serie es al contraste entre padre e hijo, que son como la noche y el día.

¿Nos vamos a llevar muchas sorpresas con Carmen?

AG: Pues espero que sí por mi bien y por el bien de los espectadores. Cuanto más grande sea el arco argumental, mejor. Más rico para trabajar y más te pone como actriz. Ojalá sea así.

¿Os sentís identificados con vuestros personajes?

JP: Bueno, en mi caso creo que lo que más nos pone a los actores y a las actrices es interpretar personajes que cuanto más lejos estén de nuestra personalidad, mejor. En este caso, por citar algunos de los actores que he hecho, tenía mucho más que ver con Iñaki (Allí abajo) que con Raúl. Lo que pasa es que me gusta el personaje de Raúl porque de pronto afloran en él unos sentimientos que nosotros siempre intentamos ocultar, pero que ahí están.

Son sentimientos naturales y todos los tenemos, sentimientos propios de un cuartito oscuro que todos tenemos y que no nos gusta visitar. Muchas veces tenemos que visitarlo para poner un poco de orden ahí o para poner una guirnalda que dé un poco más de luz a todos esos sentimientos oscuros que tenemos. Como actor me da muchas herramientas y representa un reto interpretar a un personaje tan oscuro como Raúl. Es humano y como todos los humanos también quiere. Alguien dolido y atormentado es un caramelito para interpretar, y creo que con Raúl en ese sentido me lo voy a pasar muy bien.

AG: Es un tópico decirlo, pero siempre hay una parte de los personajes con la que te identificas. En mi caso, Carmen es una mujer bastante moderna. Es hija única, su padre quería un hijo varón, entonces inculca a Carmen que aprenda a conducir, que aprenda a montar a caballo, que viaje… es una mujer sujeta al molde de la época, pero tiene cierta apertura que me gusta. Y luego por otro lado también tiene su parte oscura.

¿Cómo ha sido incorporaros a una serie que lleva tantos años en emisión?

JP: Mira, hay una cosa que es muy representativa en Amar, cuando estábamos ensayando en el mes de julio y tal, de pronto nos llegaban separatas donde ponía capítulo 2198 y eso te hacía sentir algo muy pequeñito como cuando te ponen una foto del universo y un puntito te pone «usted está aquí», así que tranquilo, que estáis llegando a un barco que lleva leguas y leguas navegando y la verdad que formar parte de algo que lleva tanto tiempo, algo tan representativo de esta cadena y de la televisión española en general pues es como un privilegio, estar en el mismo sitio donde tantos buenos actores y actrices han estado también pues es muy bonito.

AG: Y luego que te acogen muy bien los veteranos, que ejercen de anfitriones, te sientes muy bien acogido, muy bien tratado, con mucho cariño y la verdad es que se agradece mucho porque es una serie muy cañera, muchas horas, y sentirse así tan rodeado de cariño pues ayuda mucho.

JP: Sí es un sitio además que se pone mucho hincapié en eso, parece una serie que puede llevar 10 años en Antena 3 y desde que empezó imagínate 16 o 17 años, pueda caer en una rutina, en dejadez y tal y yo creo que los productores de Amar también se preocupan en rejuvenecer tanto el elenco, tramas, decorados, cada temporada, hay tanto cambio que también hace que el equipo se mantenga alerta, con ganas y con ilusión cada temporada.

+ de 21 AÑOS diciendo

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.