lunes, 24 enero, 2022

21 DE NOVIEMBRE, DÍA MUNDIAL DE LA TELEVISIÓN

Salud visual: ¿cuáles son los riesgos que del uso de dispositivos electrónicos?

IMPORTANCIA DE CUIDAR LA SALUD VISUAL FRENTE A LAS PANTALLAS

Actualmente, el uso de pantallas está más que presente en el día a día. Los dispositivos electrónicos forman parte de nuestra rutina, algo que puede acabar afectando a la salud visual, tanto a corto como a largo plazo. Fatiga visual, dolor de cabeza, síndrome del ojo seco o enrojecimiento ocular son algunos de los ejemplos de las afecciones que podemos llegar sufrir por el abuso de pantallas.

Con motivo del Día Mundial de la Televisión que se celebró el 21 de noviembre, desde Clínica Baviera proporcionan algunas recomendaciones para cuidar nuestros ojos frente al uso continuado de las pantallas.

1.            Deja descansar a tus ojos y evita así la fatiga visual

Para evitar esa molesta fatiga ocular es recomendable cambiar el foco de visión cada cierto tiempo, salir al exterior o asomarse a la ventana y mirar a objetos lejanos. Cambiar de actividad durante unos minutos modifica la forma del cristalino y los párpados vuelven a lubricar de forma correcta la superficie ocular

2.            Busca una luz de ambiente adecuada

Contar con un ambiente correctamente iluminado es esencial en el cuidado de los ojos. Además de la propia luz de la pantalla, es importante que la iluminación, tanto natural como artificial, sea indirecta a la pantalla que estemos mirando. También debemos evitar que la pantalla sea la única fuente de luz. De esta manera, evitaremos los reflejos y los contrastes excesivos que supondrán molestias y mayor esfuerzo en nuestros ojos.

3.            Encuentra la distancia y la postura correcta

Aunque hoy en día las pantallas no son tan nocivas como antes e incorporan sus propios filtros, no debemos dejar de tomar conciencia sobre el buen uso de las mismas. Por ejemplo, optimizar el ángulo de visionado y la distancia, dependiendo de la televisión y el espacio donde se encuentre el dispositivo, evita molestias adicionales cómo ojos llorosos, irritación o escozor.

Para hacer el cálculo podemos seguir la regla de los 4,5 centímetros de distancia mínima por cada pulgada que tenga el aparato. Así, una televisión de 40 pulgadas la colocaríamos a 1,80 metros de distancia y una de 50 a unos 2,25 metros, etc. Tener en cuenta esta necesidad de distancia mínima a la hora de adquirir un televisor y que su tamaño sea acorde con las dimensiones de la estancia. En cuanto a los dispositivos electrónicos lo recomendable es usarlos a una distancia de unos 50 centímetros.

+ de 21 AÑOS diciendo

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.