En la Tierra a jueves, junio 20, 2024

CAPAZ DE LOGRAR UNA ESTIMULACIÓN MÁS FISIOLÓGICA PARA EL LATIDO CARDIACO

El Hospital La Luz ofrece una novedosa técnica de implante de marcapasos

IMPLANTADO A DIEZ PACIENTES CON ÓPTIMOS RESULTADOS

Todos los pacientes requerían un alto porcentaje de estimulación y sufren algún tipo de cardiopatía

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que se implanta en el pecho para ayudar a controlar los latidos del corazón. El problema de los marcapasos convencionales es que generan un latido “anormal” o menos fisiológico. Esto hace que algunos pacientes -los que precisan un alto porcentaje de estimulación y sufren algún tipo de cardiopatía- puedan desarrollar complicaciones a largo plazo como hacer que el corazón bombee menos fuerte y en consecuencia retenga líquidos. Afortunadamente, el Hospital La Luz es uno de los centros de España que ofrecen una técnica de implante de marcapasos capaz de prevenir esta clase de problemas.

Tal y como explica el cardiólogo responsable de la Unidad de Arritmias del Hospital La Luz, Juan Benezet, la clave de esta técnica es su nuevo modo de estimular el corazón. Según indica, “cuando implantas un marcapasos de forma convencional, el origen del estímulo eléctrico del corazón lo sitúas donde está el extremo del cable ventricular y eso es la punta del ventrículo derecho habitualmente. Se genera un latido, pero el origen de ese latido es anormal, no es como se produce en condiciones normales”.

“La estimulación convencional genera latidos que redundan en que el paciente no tenga mareos, no pierda el conocimiento y se encuentre mejor. Sin embargo, no todos los pacientes lo toleran bien. En pacientes con cardiopatías (infartos previos, operados de válvulas…) u otros problemas en el corazón, y que precisan de estimulación un alto porcentaje del tiempo, ese estímulo anormal puede hacer que el corazón bombee menos fuerte, que retenga líquidos (insuficiencia cardiaca) o se debilite el músculo cardiaco”, detalla el cardiólogo.

Nueva técnica

De acuerdo con el especialista, esta nueva técnica de estimulación puede evitar estas potenciales complicaciones “al colocar el cable en el septo interventricular (la pared que separa el ventrículo derecho del izquierdo) y más concretamente, estimulando la rama izquierda, que es por donde discurre el estímulo cardiaco normalmente, conseguimos un latido lo más parecido al normal y fisiológico”.

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que se implanta en el pecho para ayudar a controlar los latidos del corazón. El problema de los marcapasos convencionales es que generan un latido “anormal” o menos fisiológico. Esto hace que algunos pacientes -los que precisan un alto porcentaje de estimulación y sufren algún tipo de cardiopatía- puedan desarrollar complicaciones a largo plazo como hacer que el corazón bombee menos fuerte y en consecuencia retenga líquidos. Afortunadamente, el Hospital La Luz es uno de los centros de España que ofrecen una técnica de implante de marcapasos capaz de prevenir esta clase de problemas.

La estimulación del corazón, clave

Tal y como explica el cardiólogo responsable de la Unidad de Arritmias del Hospital La Luz, Juan Benezet, la clave de esta técnica es su nuevo modo de estimular el corazón. Según indica, “cuando implantas un marcapasos de forma convencional, el origen del estímulo eléctrico del corazón lo sitúas donde está el extremo del cable ventricular y eso es la punta del ventrículo derecho habitualmente. Se genera un latido, pero el origen de ese latido es anormal, no es como se produce en condiciones normales”.

“La estimulación convencional genera latidos que redundan en que el paciente no tenga mareos, no pierda el conocimiento y se encuentre mejor. Sin embargo, no todos los pacientes lo toleran bien. En pacientes con cardiopatías (infartos previos, operados de válvulas…) u otros problemas en el corazón, y que precisan de estimulación un alto porcentaje del tiempo, ese estímulo anormal puede hacer que el corazón bombee menos fuerte, que retenga líquidos (insuficiencia cardiaca) o se debilite el músculo cardiaco”, detalla el cardiólogo.

De acuerdo con el especialista, esta nueva técnica de estimulación puede evitar estas potenciales complicaciones “al colocar el cable en el septo interventricular (la pared que separa el ventrículo derecho del izquierdo) y más concretamente, estimulando la rama izquierda, que es por donde discurre el estímulo cardiaco normalmente, conseguimos un latido lo más parecido al normal y fisiológico”.

+ de 21 AÑOS diciendo

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.