sábado, 28 mayo, 2022

MÁS ALLÁ DE SAN VALENTÍN

14 de febrero, Día Europeo de la Salud Sexual

HAY QUE APOSTAR POR LA EDUCACIÓN PARA COMBATIR EL INCREMENTO DE INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

El 14 de febrero es conocido por todas las personas como el día de los enamorados, San Valentín. Pero, más allá de esta celebración, se ha convertido en un día de concienciación para Europa. Desde 2003 es también el Día Europeo de la Salud Sexual, derivado de una propuesta de la Alianza Europea para la Salud.

Desde hace muchos años, San Valentín ha sido una fecha para celebrar el conocido por todos como, “Amor Romántico” dos palabras, que si echamos la vista atrás, han encerrado durante mucho tiempo la idea de un amor basado en la dependencia emocional. Una percepción de este día que, poco a poco, y gracias al avance de la sociedad, se está sustituyendo por una visión más sana del amor donde entran en juego el amor propio y el respeto mutuo.

Ahora bien, el respeto en las parejas debe existir tanto a nivel emocional, como sexual. Los derechos sexuales y reproductivos son comunes a todas las personas y estos deben ser respetados, garantizados y protegidos.

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

A día de hoy, según el último informe de Vigilancia de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), en España se ha producido un incremento del diagnóstico de estas enfermedades a nivel nacional. Más de 17.700 españoles de cada 100.000 padecen una ITS.

La Dra. Leticia Maya, ginecóloga y obstetra de Vithas Las Palmas, especializada en sexología explica que, “El incremento de las infecciones por gonococo, clamidia y sífilis, sin olvidarnos del Virus del Papiloma Humano (VPH), en los últimos años, tanto en Canarias como en el resto del país, se debe en la mayoría de los casos, a la falta de prevención y conciencia en un sector de la ciudadanía”.

De acuerdo con la especialista, “los encuentros sexuales esporádicos y la práctica de relaciones sin protección son muy recurrentes entre la población más joven”. Prácticas de riesgo que se deben, en muchos casos, a la falta de educación sexual y el desconocimiento generalizado de las consecuencias de practicar sexo sin protección.

Prevención para acabar con los síntomas

“Algunas pacientes llegan a consulta explicando que no utilizan el preservativo porque lo relacionan solo como un método anticonceptivo y no como una buena práctica para evitar otro tipo de enfermedades”, detalla la Dra. Maya. Un dato que pone de manifiesto la falta de educación sexual que existe en España, especialmente en los jóvenes. Así lo reflejan las estadísticas, por ejemplo, apunta la doctora, “el 54,4% de los casos de clamidia corresponden a mujeres en todo el país. Por edad, la tasa más elevada se vincula con las jóvenes de entre 20 y 24 años”. Cierto es, que las infecciones por la bacteria clamidia suelen debutar principalmente entre las mujeres jóvenes, pero no hay que perder de vista, que también puede presentarse entre varones.

En el caso de la clamidia el tratamiento no es difícil de aplicar. Pero, si no se hace, puede provocar problemas de salud más graves. Esto sucede con muchas ITS que si que tienen tratamiento, “pero para ello es necesario detectar la patología y aplicar adecuadamente la posología. De ahí la importancia de fomentar hábitos de vida sexual saludable; como por ejemplo el uso del preservativo”, añade la doctora de Vithas Las Palmas.

Desde las instituciones internacionales apuntan el preservativo como el método de prevención más eficaz para evitar el contagio de infecciones sexuales, aunque es importante visibilizar, como bien afirma la doctora, “que existen infecciones donde el preservativo no protege íntegramente”.

Educación sexual para combatir las ITS

La Dra. Maya recalca que la educación sexual no debe centrarse únicamente en hablar y prevenir de infecciones de transmisión sexual o de salud reproductiva. La información para conseguir una buena salud sexual debe tratar el estado general de bienestar físico, mental y social en todos los aspectos relacionados con el sistema reproductivo. Entrañando, a su vez, la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos.

La educación sexual es un derecho reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y debe de formar parte de un proceso que se lleve a cabo durante toda la vida en el cual se vayan adquiriendo conocimientos, actitudes y valores relacionados con la sexualidad en todos sus aspectos. Solo desde la educación podremos frenar la propagación de las infecciones de transmisión sexual” matiza la doctora y sexóloga Leticia Maya.

+ de 21 AÑOS diciendo

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.