viernes, 2 diciembre, 2022

DÍA INTERNACIONAL DEL SÍNDROME DE ASPERGER

El Sindicato de Técnicos de Enfermería lucha por garantizar los derechos de los pacientes con Síndrome de Asperger

LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE SALUD (OMS) DESCRIBE EL SÍNDROME DE ASPERGER COMO UN TRASTORNO GENERALIZADO DEL DESARROLLO INFANTIL QUE ESTÁ ACTUALMENTE INCLUIDO EN LA PARTE MÁS FUNCIONAL DE LOS TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA. SE ESTIMA QUE AFECTA A SIETE DE CADA MIL NIÑOS Y NIÑAS EN EL MUNDO

Como cada año, hoy 18 de febrero se conmemora el día del Síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista y de origen neurobiológico, muy frecuente en nuestra sociedad, pero a su vez, poco entendido, lleno de mitos y del que todavía sabemos muy poco como sucede en casi todo lo referente a la mente humana.

Entre uno y cinco niños de cada 200 nacen en España con este subtipo de TEA y, tal y como explica Manuel Antonio Fernández, neuropediatra experto en TDAH y TEA, “se trata de un trastorno del desarrollo neurológico de origen genético y principalmente hereditario en el que aparecen una serie de síntomas bastante característicos relacionadas con el lenguaje, el comportamiento y las relaciones sociales”. Si bien, continua aclarando el experto, las cifras de los casos identificados se relaciona de forma mucho más directa con el aumento de la detección que con el aumento de la frecuencia de aparición.

Actualmente, sigue siendo un misterio para la ciencia, pero, sobre todo, para la sociedad. Existe una invisibilidad en el diagnóstico, una falta de reconocimiento del autismo como discapacidad, así como una gran cantidad de mitos sobre esta enfermedad que conllevan grandes dificultades a las que los afectados y sus familiares deben enfrentarse en su día a día.

Días como hoy ayudan a poner el foco en este trastorno visibilizando las necesidades del colectivo afectado. Así, El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) se ha sumado al Día Internacional del Síndrome de Asperger con un cartel divulgativo para visibilizar este trastorno del desarrollo, que afecta a un 27% de los 450.000 españoles que conviven con un trastorno del espectro autista (TEA).

“A la invisibilidad social de este trastorno, se suma la que existe en la regulación, de manera que los derechos de las personas con trastorno del espectro autista con Síndrome de Asperger no están garantizados, lo que dificulta su acceso a ayudas, prestaciones, beneficios…” Por ello, desde SAE han decidido apoyar el reconocimiento de esta condición de manera específica en la legislación, , recogiendo sus características propias, que en el caso del Síndrome de Asperger pasan por no conllevar la discapacidad intelectual de los niños afectados.

Daniel Torres, secretario de Acción Social de SAE concluye que “es necesario implementar herramientas que garanticen los derechos de todos los ciudadanos y, en este caso, actualizar el baremo para valorar la discapacidad debe ser una prioridad. Pero, además, la sociedad debe conocer este trastorno para actuar de una forma más empática y justa con las personas que conviven con él”,

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Asperger?

Las características del asperger se asocian a tres puntos claves o también la denominada como triada:

  1. Alteración de la prosodia o lenguaje de inicio precoz de una calidad y amplitud superior a la esperada para la edad del niño, al que además se le une, una manera de expresión muy particular y característica en cuanto a entonación.
  2. Capacidad intelectual normal o frecuentemente alta con intereses poco habituales en temática y extensión para la edad del niño. Se tratan de temas relativamente recurrentes como la ciencia, los coches, los dinosaurios… sobre los que alcanzan niveles muy elevados de conocimientos.
  3. Un pensamiento rígido y literal que genera problemas en la interpretación de las convenciones sociales, los segundos sentidos, el sarcasmo, el humor, en la capacidad de “leer entre líneas”… lo que se traduce en dificultades en la gestión de las relaciones sociales. Se convierten en personas muy literales aparentemente carentes de empatía y de comunicación no verbal.

Lo normal es que, debido a sus síntomas, este trastorno se pueda detectar de forma bastante temprana a lo largo de los primeros tres años de vida, debido al inicio precoz y peculiar del uso del lenguaje, unido a conductas y conocimientos avanzados para su edad. Aunque a veces si los síntomas son más leves su detección es menos temprana, o si se trata de síntomas muy marcados, la enfermedad puede ser evidente desde los primeros 12 y 18 meses de vida.

+ de 21 AÑOS diciendo

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.