sábado, 26 noviembre, 2022

ESTE SÁBADO 5 DE MARZO, ESTRENO

Juanra Bonet (‘¿Quién quiere ser millonario?’): “Dudas de todo, esa es la magia del concurso”

“CUMPLÍ 40 AÑOS Y EMPECÉ A PRESENTAR ‘¡BOOM!’: LA MEJOR CRISIS DE LA HISTORIA”

Juanra Bonet vuelve al prime time de Antena 3 de la mano de ‘¿Quién quiere ser millonario’?. Hablamos con el presentador catalán para conocer los detalles de esta nueva edición.

Antena 3 estrena este sábado la nueva temporada de ¿Quién quiere ser millonario?. Al frente del concurso estará de nuevo Juanra Bonet, que desde la vuelta del formato en 2020 ha ejercido como presentador. A sus 47 años atraviesa uno de los momentos más dulces de su carrera televisiva. Desde 2014 presenta ¡Boom! en las tardes de la cadena de Atresmedia, y a partir de ahora tendrá un hueco en prime time conduciendo este emblemático programa.

¿Quién quiere ser millonario? llega con novedades. A diferencia de sus dos ediciones anteriores, donde los participantes fueron antiguos concuntes y famosos, en esta los protagonistas serán los anónimos. Personalidades de lo más variadas, inquietudes muy particulares y perfiles completamente diversos completarán un grupo de participantes que llega al programa con el ánimo intacto, la esperanza de poder conseguir el millón de euros y con cierta dosis de nervios.

‘¿Quién quiere ser millonario?’ volvió en 2020 y desde entonces se han hecho un par de ediciones. La de este año será la tercera. ¿Por qué crees que no ha vuelto antes?

No lo sé, la verdad. Creo que el programa tuvo una vida muy larga y se tomó un descanso. Luego se reactivó en varios países con el 20 aniversario y esa reactivación funcionó en todos. Y ahí fue cuando se decidió probar en España, pero creo que fue más una cuestión de un ciclo natural, y luego con el aniversario hacer un regreso. No creo que hubiera una cosa mucho más elaborada detrás. Fue algo totalmente natural.

El año pasado los concursantes eran famosos y ahora volvéis con anónimos. ¿Con quiénes te sientes más cómodo?

Pues la verdad es que con todos estoy felizmente incómodo porque el programa pone a todos en una situación de incomodidad extrema. Cuando te sientas en esa silla dudas de todo. De si la pared de tu casa es blanca, de si la Puerta de Alcalá está en Madrid… Dudas de todo; es la magia del concurso. Estar en tu casa y decir no me puedo creer que esté dudando de esto.

¿Veías el programa antes de que te llamaran para presentarlo?

Sí, claro. Tuve mucha suerte porque la mayoría de los programas que he visto de pequeño, luego he podido estar en ellos. Yo veía el “Caiga” (‘Caiga quien caiga’) y acabé siendo reportero y presentador. Veía el “Millonario”, veía El Intermedio, y estuve de colaborador unas temporadas… He podido estar en revivals de cosas que veía de joven en casa.

¿Cómo te sientes después de que Antena 3 confíe en ti para conducir este formato?

Pues te puedes imaginar. Lo que más me ha costado ha sido guardar el secreto. Presumo de guardarlos bien, pero cuando me llamaron para decirme que confiaban en mí para esto… Tenía unas ganas de llamar a todo Dios para contárselo (ríe). Pero me tuve que callar. Me sentí muy querido, valorado y muy respaldado, con mucha confianza.

Supongo que siempre es más difícil acertar desde el sillón que desde el plató…

Es dificilísimo. Sí, desde fuera siempre parece mucho más fácil de lo que es.

¿Empatizas con el concursante? ¿Sufres cuando no se sabe la respuesta?

Claro. Ten en cuenta que al no estar entre dos equipos o dos concursantes, voy a tope con esa persona. No tengo que hacer de árbitro. Voy a muerte. Pero vamos, yo no sé si se las saben o no hasta el final y ellos tampoco. Deberías sentarte un día para probarlo (ríe).

¿Vamos a ver novedades en la mecánica del programa?

En la primera edición que hicimos de esta racha de tres años, el comodín de la llamada se sustituyó por el del acompañante. Y ahora lo hemos recuperado. Está bien ir variando. Hay más comodines que han ido probando en otros países de Europa. Hay uno para el que no tengo narices, y suerte que no me lo han pedido, que es el comodín del presentador. El presentador tiene que responder a esa pregunta y es un momento… Nosotros no sabemos nada, nuestro panel se ilumina cuando se ilumina el del concursante.

¿Habrá algún invitado famoso a lo largo de la temporada?

No, todo anónimo. Gente que va a despertar muchísima curiosidad, que no sabemos quiénes son, no sabemos para qué quieren el dinero y poco a poco vamos a ir descubriendo a personas divertidas que tienen mucho que contar.

En 2014 comenzaste a presentar ¡Boom! y te has convertido en un referente de las tardes de Antena 3. ¿Te ves muchos años más al frente del concurso?

Lo que decidan los espectadores. Ojalá, yo siempre que nos quieran poner, nosotros estaremos. Pero ya sabes cómo es la tele, de un día para otro…

¿Qué balance haces de todo este tiempo?

Son casi ocho años. El espectador de ¡Boom! es muy fiel, hacemos muchísima compañía, y lo sé porque me lo han dicho los espectadores por la calle. Estoy muy feliz. Cumplí 40 años y empecé a presentar ¡Boom!. Fue la mejor crisis de los 40 de la historia. Es la mejor crisis que podría soñar.

¿Te queda algún sueño televisivo por cumplir? ¿Algún formato que te gustaría presentar?

Creo que soy un privilegiado. Estoy encantado con lo que estoy haciendo y de que confíen en mí. No tengo sensación de tener nada pendiente, vamos. Todo lo que venga, a tope, alegría, pero no tengo esta insatisfacción permanente que puedes tener más joven o cuando las cosas no te han ido tan bien. Pero creo que soy un privilegiado.

+ de 21 AÑOS diciendo

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.