domingo, 22 mayo, 2022

SUBIDA DEL CRUDO, INVASIÓN DE UCRANIA… GASISTAS Y PETROLERAS DISPARAN SUS PRECIOS

Yolanda Díaz olvida que pagamos dos euros por litro de gasolina

LAS ELÉCTRICAS MANTIENEN SUS BENEFICIOS POR SU GRAN PRESENCIA EN EL EXTERIOR

yolanda diaz.jpg

Fuentes del sector eléctrico considera “una obscenidad que la ministra de Trabajo ignore lo más elemental del sector energético”. Para estas fuentes, “las eléctricas no han tenido, ni tienen, beneficios ´caídos del cielo´, como lo demuestran las cuentas presentadas”. Son las petroleras y las gasistas las que están disparando su cuenta de resultados, pero, la ministra de Trabajo parece mirar para otro lado en este caso.

Ahora nos explicamos que haya consejeros de las grandes empresas gasísticas, como consejeros de los ministerios del Gobierno de la nación. Cuando los consumidores están pagando dos euros por litro en sus depósitos, las declaraciones de la ministra Yolanda Díaz son obscenas.

El 75% de los clientes de las eléctricas tienen precios fijos, por lo que un aumento en el precio del gas supone una minoración de los beneficios de las eléctricas en España: Endesa ha logrado en 2021 un beneficio ordinario neto de 1.902 millones, un 11% inferior al de 2020. Por su parte, Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.408 millones de euros en los nueve primeros meses de 2021, un 10,2 % menos que en el mismo periodo de 2020. Los beneficios de las dos principales eléctricas de España provinieron, sin embargo, del exterior, dado que en España los precios de los clientes son mayoritariamente fijos y, por el contrario, se elevaron los costes del gas deteriorando la cuenta de resultados de las compañías eléctricas.

Costes del gas y del petróleo que se disparan sin un techo y que para una eléctrica suponen un altísimo coste (de ahí sus menores beneficios) y para una gasista y petrolera es un ingreso (de ahí sus mayores beneficios). Aquí está el paradigma de la subida irresistible, que no notamos en la gran mayoría de los hogares, pero que sí padecen las empresas, por lo que sus costes de producción hace que lo que consumimos se encarezca, sin límite ni control, porque en unos días el petróleo de referencia puede haber doblado su precio, sin saber cuánto llegaremos a pagar por un litro de gasolina o por la popular bombona de gas.

En ese sentido, mientras los precios de la electricidad crecieron en 2021 exclusivamente en la tarifa regulada y no variaron en la tarifa liberalizada (80% de la demanda eléctrica), los precios de la gasolina crecieron vertiginosamente y los del gas como no se había producido antes. Por eso, al contrario que las eléctricas, las empresas gasísticas y petroleras recogieron beneficios extraordinarios como lo demuestran sus cuentas:

CEPSA ha registrado un beneficio neto de 661 millones de euros en 2021, con lo que deja atrás las pérdidas de 919 millones que obtuvo el año de la pandemia, cuando se vio fuertemente impactada por la crisis. La gasista Naturgy alcanzó un beneficio de 1.231 millones de euros en 2021, un 41% más que en 2020. Ellos mismos reconocen que se debe al aumento del precio del gas que les ha ampliado márgenes. Y, estos no son escandalosos para nuestra ministra de Trabajo.

El aumento del precio del gas y del petróleo ha beneficiado a las compañías contaminantes petrolíferas que venden petróleo y gas y ha perjudicado a las puramente eléctricas que compran gas para poder producir. “Sólo la ignorancia puede llevar a la ministra de Trabajo a hacer demagogia, faltar a la verdad y defender a las petroleras frente al resto de industrias que están viendo recortar sus beneficios como la industria de los azulejos o la construcción”.

pedro aparicio pérez

Seguiremos Opinando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.