sábado, 20 agosto, 2022

EN LA PEOR CRISIS DE GOBIERNO, A MONCLOA LE SALTAN LAS COSTURAS DE LA COMUNICACIÓN

Comunicar con hormigas en la boca: la secta ‘monclovita’ de ‘Cubanino’ Barroso hace aguas

EQUILIBRIOS: NO SE PUEDE ESTAR EN PRISA Y REPLICANDO LAS CAMPANAS DE MONCLOA

El trance generado por Pegasus ha puesto en evidencia la triste realidad que se vive en Moncloa: los peones situados por el directivo de Prisa, Miguel Barroso, como asesor aúlico de Pedro Sánchez, no dan la talla. La ‘factoría Barroso’, como ya sucedió con el final de los días del recordado presidente Zapatero, no carbura. Él y sus Contreras lo saben, pero hay que esperar que esto va de espionaje… Por cierto, ¿quién de VOX asesora a Robles?

“Es un sindiós”. La expresión, pronunciada por un diputado socialista días atrás, da medida de la percepción existente entre los correligionarios del Gobierno a raíz de la crisis de Pegasus. La polémica generada por el espionaje a los teléfonos móviles y, que ya se ha llevado por delante a la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), está demostrando la debilidad de las costuras de la política de comunicación del Ejecutivo y del propio PSOE. Hacen aguas mientras intentan hacernos mirar para otro lado. ¡Europa y la OTAN están asustadas con el nivel que están tomando los acontecimientos!

El ejemplo más destacado fue la intervención del portavoz socialista, Felipe Sicilia, al que, como se dice en el argot, le pilló el toro: un día después de defender a Paz Esteban, ésta era cesada por Margarita Robles por encargo de Pedro Sánchez.

Pero lo de Sicilia no ha sido nada, según reconocen fuentes del PSOE, al lado de lo que está teniendo lugar en La Moncloa. La política de comunicación gubernamental no está levantando cabeza con Pegasus. A las acusaciones externas de falta de transparencia se suman las internas sobre la “descoordinación absoluta”. Unas y otras señalan al mismo responsable: Miguel Barroso y lo que ya se conoce como “su secta” ubicada en Moncloa.

Las actuaciones de sus peones, desde el ministro Félix Bolaños al secretario de Comunicación Francesc Vallés, pasando por la portavoz Isabel Rodríguez o el jefe de gabinete de Presidencia, Óscar López, están demostrando una absoluta falta de profesionalidad en una cuestión de primer orden en materia de seguridad nacional. Cómo fueron cooptados a La Moncloa todos ellos, da para otra pieza.

EL FRACASO DE ‘CUBANINO’

Sin embargo, el show que está mostrando Moncloa a través de los muñecos de Barroso es la consecuencia de las propias carencias de su muñidor. En ciertos sectores del PSOE ya aseguran tener un ‘dejà vu’ con la etapa final de José Luis Rodríguez Zapatero: “Los Barrosos, los Contreras, son grandes gurús de la comunicación cuando las cosas van bien. Cuando se tuercen, salen corriendo como alma que lleva el diablo, que en este caso sería Iglesias y, da para otra pieza, hablando del nuevo gurú/locutor/…  de la Ser”.

El gran responsable de esta situación, insisten, es Barroso, ‘Cubanino’, como es conocido por sus querencias por la isla, en la que ambientó su novela ‘Amanecer con hormigas en la boca’ y ejerció como directivo de Ernst & Rubicam. La anómala situación de ejercer como el principal directivo de Prisa -designando nombramientos de sus ‘protegidas’ Ángels Barceló y Pepa Bueno o la entrada de ‘colegas’ como Fran Llorente o José Miguel Contreras- al mismo tiempo que timonel de la comunicación de Pedro Sánchez ha demostrado sus limitaciones. Se avecinan curvas para ‘Cubanino’ y sus cuates. Al tiempo.

Y estas no las frena el Gobierno, como hizo con Vivendi.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.