martes, 5 julio, 2022

TRAS CINCO AÑOS BAJO LA DIRECCIÓN DE FRANCISCO ROSELL

Joaquín Manso presenta su declaración de intenciones como director de ‘El Mundo’

“UN NUEVO PERIÓDICO PARA UNA NUEVA GENERACIÓN DE LECTORES”

“Somos los hijos de aquella generación, de los que fundaron este periódico, quienes lo leímos, los que ahora asumimos la responsabilidad de los contenidos de este periódico. La mayoría de los que estamos aquí”, ha dicho.

El pasado viernes se hacía oficial el nombramiento de Joaquín Manso como nuevo director de El Mundo. Un relevo generacional que ponía fin a la era de Francisco Rosell.  Desde Unidad Editorial apostaban por un hombre de la casa que había ejercido como director adjunto de Rosell en los últimos años.

Tras tomar posesión y ponerse al frente de la redacción del buque insignia de Unidad Editorial, Manso se ha dirigido a la que ya es su redacción para dejar clara la línea que quiere seguir. Una declaración de intenciones enfocada a lo que ha llamado una “nueva generación de lectores”. El nuevo director de El Mundo ha prometido una apuesta por la verdad “le incomode a quien le incomode”.

“Somos los hijos de aquella generación, de los que fundaron este periódico, quienes lo leímos, los que ahora asumimos la responsabilidad de los contenidos de este periódico. La mayoría de los que estamos aquí”, ha dicho.

Toma de posesión

Joaquín Manso ya el quinto director del diario El Mundo. Comienza una nueva era en la que la editora responsable de la cabecera pretende realizar una transición moderada. Uno de sus grandes retos será afianzar la transformación digital de la publicación, un camino que ya ha iniciado Francisco Rosell.

El que ha sido director de la cabecera hasta hace escasos días, seguirá ligado al diario desarrollando funciones directivas dentro del ámbito de Unidad Editorial, tal y como ha reconocido la propia compañía.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.