domingo, 2 octubre, 2022

MALA RACHA PARA ‘ESTIRANDO EL CHICLE’ DE CAROLINA IGLESIAS Y VICTORIA MARTÍN

Transfobia y racismo: Prisa no consigue sacar de la polémica a sus ‘podcasters’ favoritas

LA LOCURA POR LLEGAR MÁS LEJOS, HACE QUE TODO SEA MENTIRA

La racha de críticas que atraviesan las autoras de ‘Estirando el chicle’ no cesa. Cuando aún coleaban las acusaciones de transfobia por una de sus invitadas, le ha tocado el turno al racismo por una expresión. Y eso que Prisa ha puesto en marcha una operación rescate de sus autoras, vinculadas a la empresa.

La gallina de los huevos de oro de los ‘podcast’ también tiene su lado oscuro. La necesidad de ir subiendo la polémica en los contenidos para atraer más oyentes acaba pasando factura. El caso que ha pasado a ser de manual es el de ‘Estirando el chicle’, de las humoristas Carolina Iglesias y Victoria Martín, que en unos días ha entrado en el lodazal de la política de la ‘cancelación’ pese a los esfuerzos de Prisa -del que depende a través de la plataforma Podium Podcast- por evitar que se ahoguen en él.

Los esfuerzos de Prisa no son gratuitos. Todo lo contrario: ‘Estirando el chicle’ pasa por ser uno de los ‘podcast’ más rentables de la plataforma de Prisa Media y, de hecho, ha sido adalid de la corrección política hasta el punto de que una de sus autoras, Iglesias, fue premiada por el Ministerio de Igualdad.

Precisamente el ‘podcast’ de Iglesias y Martín ha sido objeto de diversos galardones vinculados al fomento de la igualdad de las personas.

Todo ha cambiado tras la invitación al ‘podcast’ de la humorista Patricia Sornosa, considerada como ‘tránsfoba’ por parte de la comunidad transexual. El vendaval desatado contra Iglesias y Martín, según reconocen fuentes de Prisa Audio, cogió por sorpresa a todo el mundo, ya que nadie esperaba una reacción crítica tan potente.

Curiosamente, como ha resaltado el digital ‘Merca2’, diversas firmas vinculadas a los medios de Prisa y especializadas en contenidos audiovisuales (Isabel Valdés, Paloma Rando -que protagonizó, a su vez, otra polémica tras ser señalada por Pablo Iglesias y su entorno por sus quejas ante el presunto silencio del entorno de Unidas Podemos al atentado contra Salman Rushdie- Mariola Cubells o Jimina Sabadú) acudieron en socorro de ‘Estirando el chicle’ y en defensa de la libertad de expresión desde diversas cabeceras del grupo mediático.

El problema es que, mientras todavía se apagaban las llamas de lo sucedido con la invitación a Sornosa, una de las autoras, Iglesias, volvía a echar gasolina al fuego de la polémica con unas declaraciones sobre “la sobaca mora”. Una mención que desató duras reacciones en las redes sociales y que volvió a exponer a las cómicas por un tipo de expresiones que, como reconocen algunas voces en Prisa, van copando el área de entretenimiento audiovisual de la SER y de Prisa Audio.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.