jueves, 8 diciembre, 2022

EXPERTO MAXILOFACIAL AFIRMA QUE

Un impacto directo en la mandíbula puede provocar una fractura por desplazamiento

DEL ÁNGULO MANDIBULAR O EL CÓNDILO CONTRALATERAL

Un ejemplo de esto es el jugador del F.C. Barcelona Pierre-Emerick Aubameyang, que  sufrió una fractura de mandíbula tras el asalto sufrido en su domicilio

El jugador del F.C. Barcelona Pierre-Emerick Aubameyang ha publicado en sus redes sociales que, tras el asalto sufrido en su domicilio para robarle, sufrió una fractura de mandíbula. Al parecer, los asaltantes le golpearon con la culata de un rifle en la cara con durante el robo.

Las heridas que los ladrones ocasionaron al jugador y a su mujer podrían haber sido potencialmente muy graves. “No tenemos constancia por los medios de comunicación de que haya requerido una intervención quirúrgica para realizar la reducción y osteosíntesis de la fractura, por lo que suponemos, con las reservas necesarias, que podría tratarse de una fractura sin desplazamiento o una fractura de cóndilo”, indica el doctor Néstor Montesdeoca, jefe Asociado de servicio de Cirugía Oral, Maxilofacial e Implantología del Hospital La Luz de Madrid.

¿Cómo se puede llegar a romper la mandíbula?

La mandíbula es un hueso muy fuerte que resiste bien las potentes fuerzas masticatorias, en especial los movimientos de apertura y cierre. Sin embargo, un impacto directo de gran intensidad es capaz de romper la mandíbula en la zona del golpe o provocar una fractura por desplazamiento del ángulo mandibular o el cóndilo contralateral, que es la parte que constituye la articulación temporomandibular.

“La fractura de un hueso ocasiona un intenso dolor, si además se produce por el impacto de un objeto, la lesión se acompaña de la contusión y el edema de los tejidos golpeados”, señala Montesdeoca. De acuerdo al especialista, posteriormente los pacientes refieren que los dientes no encajan como antes, tienen dificultades para abrir la boca o la desvían a la apertura y tiene dificultades para masticar.

Las fracturas de mandíbula son tratadas por los Cirujanos Orales y Maxilofaciales, “requieren del realineamiento de los fragmentos a su posición original y la fijación del foco de fractura mediante la utilización de miniplacas de titanio y tornillos mediante una intervención quirúrgica por vía intraoral”, subraya el doctor Néstor Montesdeoca.

En el caso de las fracturas de cóndilo (lesión traumática) – asevera el doctor -, habitualmente, no es necesario intervenir quirúrgicamente al paciente. “Basta con fijar de forma ambulatoria y bajo anestesia local 4 tornillos de bloqueo intermaxilar, dos en el maxilar superior y dos en la mandíbula que mediante mini-elásticos de ortodoncia mantienen cerrada la boca del paciente para que el hueso consolide en la posición de máximo contacto dentario durante 1 mes”.

Según el cirujano maxilofacial del Hospital La Luz, usar elásticos permite abrir la boca para alimentarse con dieta triturada y beber líquidos. “Los pacientes se los pueden retirar momentáneamente para el cepillado dental durante todo el proceso de cicatrización”

Actualmente los pacientes intervenidos de fractura de mandíbula tienen un pronóstico excelente, una gran mayoría son dados de alta del hospital sin restricciones en la apertura de la boca. “Aunque inicialmente se deben alimentar con dieta líquida o túrmix, pueden aumentar la consistencia de la dieta hasta normalizarla al mes. A los pacientes con bloqueo intermaxilar elástico o que son dados de alta con boca cerrada, se les retiran los tornillos de bloqueo a las 4 semanas”, resalta Néstor Montesdeoca.

Las Secuelas

Múltiples secuelas se han descrito tras una fractura de mandíbula. Depende de la intensidad del traumatismo y el grado de desplazamiento y conminución del hueso. “Puede haber pérdida de piezas dentales asociadas que necesitarán implantes dentales para su rehabilitación, lesiones del nervio que conduce la sensibilidad del labio inferior, falta de consolidación del hueso, deformidades estéticas, limitación de la apertura o dolor en la articulación de la mandíbula”, describe el doctor Montesdeoca.

Sin embargo, reconoce el especialista el Hospital La Luz, por la información que se desprende del comunicado del jugador y por el tipo de lesión que probablemente ha sufrido, no tendrá ninguna secuela. “Podrá estar jugando en 4 semanas con una protección facial a medida impresa en 3D y siguiendo su alimentación habitual con el apoyo de un fisioterapeuta especializado en problemas maxilofaciales”, concluye.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.