viernes, 30 septiembre, 2022

SEGUNDA TEMPORADA AL FRENTE DE ‘RADIOESTADIO NOCHE’

Aitor Gómez (‘Radioestadio Noche’): “La gente demanda entretenimiento y por eso triunfa la tertulia”

SU PRIMER AÑO SE SALDÓ CON UN CRECIMIENTO DEL 57,2%

Hablamos con Aitor Gómez, director y presentador de ‘Radioestadio Noche’. El vitoriano, que sustituyó a José Ramón de la Morena al frente de las noches deportivas de Onda Cero, se muestra ilusionado ante la nueva temporada radiofónica.

La salida de José Ramón de la Morena dejaba un gran vacío en las noches deportivas de Onda Cero. Tras cinco años al frente de El Transistor, el comunicador ponía fin a su andadura en la emisora de Atresmedia al término de la temporada 2020/21. Aitor Gómez, quien hasta entonces había sido segundo de a bordo, recogió el testigo. Aunque sonaron con fuerza otras opciones, finalmente Onda Cero decidió apostar por alguien “de la casa”.

Aitor Gómez (Vitoria, 1986) vive su mejor momento profesional. Afronta su segunda temporada al frente de Radioestadio Noche, nombre que adoptó el programa tras la marcha de José Ramón de la Morena. Además, los resultados le acompañan. En el último Estudio General de Medios (EGM) su programa fue el que más creció, alcanzando los 316.000 oyentes. Por si esto fuera poco, logró cerrar su primera temporada al frente de Radioestadio Noche con 115.000 nuevos adeptos.

Hace un año que cogiste las riendas de ‘Radioestadio Noche’. ¿Cómo te sientes de cara a esta temporada?

Bueno, es verdad que al ser la segunda temporada se ve todo un poco diferente. El año pasado fue muy intenso por todo, por la situación, por la novedad… Me ha servido mucho este primer año de estar al frente del programa para aprender porque se aprende mucho de lo que te pasa todos los días. Espero que esta segunda temporada sea igual de intensa, pero que la experiencia que ya tenemos en la primera nos lleve a mejorar. Con esa perspectiva empezamos y a ver hasta dónde llegamos. Me apetecía probar esta experiencia.

¿Dónde estabas cuando te enteraste de que Onda Cero confiaba en ti para sustituir a José Ramón de la Morena? ¿Cómo te lo comunicaron?

Fue un verano muy intenso. Terminamos la temporada y sabíamos que José Ramón no seguía. Es verdad que se especulaba mucho pero yo intenté llevarlo de la mejor manera. No sabía si estaba o no en las quinielas, si ser el segundo me garantizaba algo o no, que yo creía que no. Entendía perfectamente que Onda Cero estuviera valorando posibilidades.

Me marché de vacaciones y durante ese tiempo escuchaba cosas. De repente, un día llega una llamada, me convocaron a una reunión y me lo propusieron. Es algo que da un poco de vértigo y a lo que dices que sí un poco sin pensar porque posiblemente ningún periodista deportivo que se precie pueda decir que no a algo así. Dije que sí y luego pensé ‘madre mía, en qué lío me he metido’ porque esto supone muchas cosas. Fue un poco “shock” y a matacaballo porque fue decir sí y arrancar la temporada.

Yo llevo en esto desde que empecé en la SER en 2007. Jamás pensé, por mucha ambición que uno tenga, que pudiera llegar hasta aquí. Ni siquiera lo tenía como meta u objetivo. Mi objetivo siempre ha sido intentar disfrutar, pasarlo bien, aprender y hacer las cosas que me tocaran de la mejor forma posible. Pero nunca con una aspiración fija para sentirme satisfecho. Ha sido un camino que me ha llevado hasta aquí y estoy muy orgulloso de lo conseguido.

Con 36 años que tengo no podía decir que no. No quería quedarme con la duda de saber qué hubiera pasado si lo hubiera aceptado. ¿Es difícil? Sí. ¿Es mucha responsabilidad? Por supuesto, pero inténtalo. Al final tienes que estar a la altura de los oyentes, de tus compañeros, de la casa, que te da la confianza… Es una responsabilidad que no había tenido hasta entonces. Siempre te queda la duda de sí gustará porque tienes que implantar tu estilo en el programa.

Tú ya sabías lo que era dirigir un programa de deportes en los fines de semana, pero me imagino que dirigir y presentar a diario es un cambio notable. ¿Sentiste vértigo?

Sí, sentí vértigo. Sientes vértigo por todo. Te invaden muchos fantasmas porque empiezas a pensar en cosas que quizás antes no pensabas tanto. Cuando estás bajo el amparo o detrás de una gran figura como la de José Ramón (de la Morena) se ve todo diferente. Es un tipo súper reconocido y coger el testigo no es fácil porque sabes que la exigencia está ahí. Obviamente no me exigieron que hiciera lo que hacía José Ramón porque eso es único e irrepetible. Y además creo que habría sido un error intentar imitarle. De la Morena hay uno y no habrá ninguno más.

Aitor Gómez – Atresmedia Radio

Arrancaste en la SER con él y después ambos fichasteis por Onda Cero. Al haber ido de su mano durante tantos años, imagino que aprenderías muchísimas cosas. ¿Qué fue lo más importante?

De José Ramón aprendí muchas cosas. Empecé en 2007 y después de ese verano empecé a tratar con él. Siempre me ha llamado muchísimo la atención algo en lo que él fue pionero y es su forma de entrevistar. Me gustaban mucho las entrevistas que hacía De la Morena, sobre todo la forma de llevar al huerto al entrevistado, de intentar siempre sacarle lo mejor. También me gustaba la independencia que ha tenido siempre, el no casarse con nadie y sentirse siempre libre de poder decir y opinar lo que creyese en ese momento. Trabajando con él aprendí muchas cosas de este oficio que no se enseñan en las facultades.

Hablemos ahora del gran momento que atraviesa ‘Radioestadio Noche’. Te doy algunos datos. El programa cuenta con 47.000 nuevos oyentes desde que eres presentador y creció un 39% en el trimestre anterior. ¿Te esperabas que la audiencia respondiese tan bien durante estos primeros meses?

Si te soy sincero, no me lo esperaba, pero bendita sorpresa para mí. Cómo ha sido un año tan difícil y complicado, y estaba aprendiendo tantas cosas, no me paraba a pensar. Era una guerra del día a día. Pero es verdad que luego llega el día y de esto vivimos. Siempre es mejor un buen dato que uno malo. No sé si yo tiendo a ser muy realista, pero es verdad que no me lo esperaba. Estoy inmensamente agradecido a la gente y a mis compañeros. Siempre es un respaldo importante saber que a la gente le gusta cómo lo haces, además en una franja con tanta confianza y con gente tan buena como Manu (Carreño) o Juanma (Castaño)

¿Qué porcentaje de “culpa” tiene Aitor Gómez en estos resultados?

Pues seguramente poca (risas). Yo intento no estorbar y destrozar lo menos posible. No tengo un ansia de aparecer o de decir la frase más trascendental… Me gusta rodearme de gente que pueda hacer eso. Yo simplemente con estar ahí y dirigirlo de la mejor manera, me conformo. No soy un periodista reconocido, puedo andar perfectamente por la calle sin que nadie me reconozca y compito contra dos caras muy reconocidas, que llevan muchos años en la tele, y eso es verdad que te da otro status. No me siento tan importante, creo que no hay nadie imprescindible.

Aún tenéis lejos a ‘Carrusel Deportivo’ y a ‘El Partidazo de COPE’. ¿Sueñas con alcanzarles algún día?

No lo sueño. Me ha ido tan bien sin soñar nada y dejar que todo venga a mí… ¿Sabes qué pasa? Que cuando sueñas y tienes un objetivo y no lo consigues, te genera un poco de sentimiento de frustración. He aprendido que lo mejor es ir dejando que las cosas pasen intentando hacer las cosas lo mejor posible día a día. Y oye, si algún día nos acercamos mucho y podemos competir de tú a tú, fenomenal, sensacional y lo disfrutaré como nadie.

Es mejor no obsesionarse con ello, trabajar todo lo que se pueda y hacer las cosas lo mejor posible y mirar a la competencia porque creo que se aprende muchísimo mirando a los demás, sobre todo cuando son gente buena.

Centrándonos en la nueva temporada, háblame un poco de las novedades. Habéis incorporado al equipo a gente como Ricardo Sierra o David Bernabéu y Esteban.

Una vez que hubo acabado la temporada, vimos que esto se trata de contar noticias, pasar un buen rato y entretener a la audiencia. Entonces, si había posibilidad de incorporar a gente que estuviera libre, que son voces muy reconocidas de cara a la audiencia, que saben de lo que hablan y que son buena gente, pues por qué no lo íbamos a hacer. Creo que Ricardo, David y Esteban, el portero, cumplen con ese perfil. Y en cuanto a la línea de esta temporada, lo importante es intentar pasar un buen rato cada noche. Es lo que me pongo en la cabeza cada vez que llego al estudio cada tarde.

Además de José Ramón de la Morena, ¿quiénes son tus otros referentes en esto del periodismo deportivo?

Yo tuve la suerte de tenerlo muy claro cuando era joven porque escuchaba mucho la radio, y eso que en mi casa no había mucho tradición de escuchar la radio. Pero a raíz de tener que escuchar los partidos del Alavés por la radio, me enganchaba a Radio Vitoria con gente como Emilio Quílez o Rafa Muntión. Es gente muy poco conocida a nivel nacional, pero fueron estos periodistas los que me empezaron a meter el gusanillo de la radio.

Y a partir de ahí escuché a muchos, a JJ Santos, a Carreño cuando estaba en Onda Cero, a Abellán, a De la Morena… Si me tuviera que quedar con uno, me quedaría con José Ramón porque aprendí muchísimo de él. También tengo que meter entre mis referentes a Paco González por su forma de trabajar y de ver la radio. He ido cogiendo un poquito de todos y todos los periodistas a los que he escuchado me han dejado algo a mí. Entre todos he construido mi propio Frankestein y espero no parecerme a nadie y ser yo mismo.

¿Cómo percibes la evolución de la radio durante la última década? ¿Ha cambiado mucho desde tus inicios en la SER?

Sí, ha cambiado mucho. Ha cambiado todo y si lo llevamos a la radio deportiva, más todavía. Nos lo ponen cada vez más difícil porque cada vez hay menos posibilidades de hablar con gente, con los protagonistas. Cada vez hay que pasar más filtros, y cuando llegas y superas los filtros, te encuentras con que muchas veces los protagonistas van con el freno de mano echado porque ahora hay que someterse al juicio de las redes sociales y demás.

Cuando yo empecé Twittear no era lo que es ahora, ni había tantísimas webs como hay ahora. No sé si ahora somos mejores o peores. Creo que los periodistas deportivos intentamos hacerlo lo mejor posible, igual que se hacía antes.

¿Que es un periodismo diferente? Pues sí. Yo tengo compañeros que me han contado muchísimas historias de la época de la guerra entre José María García y Jose Ramón de la Morena que ahora son impensables. ¿Que me hubiera gustado vivir alguna de aquellas? Hombre, pues seguramente. ¿Que ahora vivimos mejor en ese sentido? Sí, pero también tenemos otras complicaciones que antes igual no había. Sí que es verdad que esto del periodismo deportivo ha derivado más al entretenimiento, pero creo que es lo que demanda la gente. Por eso formatos como los de la tertulia triunfan.

Recientemente hemos vivido la primera jornada de la fase de grupos de la Champions. ¿Cómo se vive en la radio noches como estas?

Pues mira, estando detrás de alguien como Joserra había muchos tipos de programas que no había tenido la oportunidad de presentar y dirigir. Las noches de Champions tienen un componente de improvisación que me gusta. Los partidos terminan tarde, tampoco te da tiempo a darle cien mil vueltas a las cosas porque es prácticamente en directo… Me gusta esa tensión de no saber qué va a pasar, qué va a decir uno o que va a decir otro. También me gustan mucho las noches del cierre de fichajes porque se han convertido ahora en un espectáculo con esas operaciones en el último momento. Con esas noches disfruto mucho.

Y para terminar, una batería de preguntas rápidas. Pronósticos para esta temporada en clave futbolística.

Ganador de LaLiga: Real Madrid

Ganador de la Champions: Manchester City

Ganador de la Copa del Rey: FC Barcelona

Ganador del Mundial: Francia

Balón de oro: Karim Benzemá

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.