COLOMBIA

Harry Sasson y Volvo presentan el #RetoPalmitos

Este trabajo busca darle visibilidad a un cultivo que representa la paz en el Putumayo.

Publicidad

 Volvo Cars y Harry Sasson anunciaron que decidieron aportar su granito de arena, lanzando el #RetoPalmitos para hacer visible lo invisible. Se trata de una iniciativa que promueve la protección de los bosques y la recuperación de los suelos, por sus propiedades que lo hacen un alimento enriquecido con mucha fibra que deleita los paladares de comensales locales y extranjeros. Además especialmente por lo que les ha dado a los campesinos que hoy viven de él: dignidad y esperanza. Esto especialmente los que residen en El Putumayo es una de las zonas más bellas del país que también ha sido un lugar azotado por la violencia de la guerra y los cultivos ilícitos.  

Ángela Bolívar, gerente de mercadeo de Volvo representada por el Grupo Astara en Colombia, “Volvo tiene tres pilares fundamentales: la seguridad, la sostenibilidad y las personas. En este proyecto, encontramos como todos se unen con un propósito: la construcción de país. Nos motivó una población que creyó en las segundas oportunidades. Además lo hizo con un cultivo que es sostenible, esto nos demuestra que los colombianos buenos somos más. También que todos podemos apoyar, visibilizando, comprando y cocinando palmitos en nuestros hogares”.

Por su parte, el Cheff Harry Sasson afirma al respecto: “Me enamoré del sabor, de la calidad y del significado de los palmitos del Putumayo. Desde entonces a donde voy, llevo conmigo palmitos en mi maleta. Soy un orgulloso embajador de este cultivo y sé lo mucho que lo valoran en Colombia y en el mundo“.

#RetoPalmitos

El #RetoPalmitos cuenta con varias estrayegias. Como centro, está el documental de siete minutos “Hagamos visible lo invisible”, en el que Harry Sasson. Se trata de uno de los Chefs más reconocidos de Colombia y Latinoamérica, se embarca en un Volvo XC90 híbrido enchufable. Ello para adentrarse en el Putumayo. Desde ahí, nos cuenta la historia con este cultivo y en especial, los desafíos que tuvieron que enfrentar los campesinos que en los años noventa decidieron cambiar los cultivos ilícitos por los palmitos.

Edgar Montenegro, líder de CorpoCampo, asociación que los cultiva aclara: “tenemos un producto delicioso, tenemos una cooperativa organizada que los siembra, cultiva y procesa y contamos con buenos canales de distribución. Lo único que necesitamos es que más colombianos nos conozcan para que la demanda sea mayor. Así podamos involucrar aún a más personas del Putumayo“.

Seguiremos informando…

Publicidad
Publicidad

Salir de la versión móvil