En la Tierra a miércoles, julio 17, 2024

La inflación añadirá 7.900 millones de euros al sector del comercio electrónico en España

Tras un año marcado por la incertidumbre económica, España ha podido cerrar el 2022 con una subida del PIB del 5,5%. Sin embargo, las previsiones son menos halagüeñas para este año. La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional (FMI), señaló que la economía española se desacelerará en 2023 hasta situarse en una tasa de crecimiento del 1,1%. El principal responsable de esta desaceleración será la inflación, que se mantuvo cercana al 8,5% el año pasado, y que según el organismo internacional, se situará en el 3,7% este año. Unos datos que, de acuerdo con el informe realizado por Packlink, Escenario de los Envíos Online 2023añadirán 7.900 millones de euros al sector del comercio electrónico en España, mientras que el volumen de las ventas se reducirá un 2,5%.

Para intentar hacer frente a esta situación inflacionista, los consumidores están buscando formas de ahorrar en su día a día. De hecho, el 76% de los españoles afirma que cambiará sus hábitos de consumo durante este año. De ellos, un 58% se consideran compradores por necesidad, es decir, aquellos que realizarán compras discrecionales sólo cuando sea realmente necesario, manteniendo un estricto control sobre sus finanzas personales.

Esta encuesta, realizada a más de 8.000 personas de ocho países, entre los que se encuentra España, también indica que el 84% de los consumidores están preocupados por las perspectivas económicas, especialmente por la inflación, siendo la mayor preocupación del 57% de los encuestados. Esto explica que, tanto en España como en Italia, los compradores tengan la intención de comprar menos online durante este año, adoptando un enfoque más disciplinado en sus hábitos de compra.

Por categorías, los españoles mantendrán su consumo habitual en juegos y libros (31%), así como en salud y belleza (26%). En este sentido, el sector cosmético es conocido por su resiliencia en tiempos de dificultades económicas, debido al “efecto pintalabios”, que indica que este tipo de productos ayudan a levantar la moral de los ciudadanos en tiempos difíciles. Por otra parte, los consumidores prevén recortar su presupuesto en ropa (22%) y productos de bricolaje (22%). A pesar de que esta contención del gasto repercutirá en mayor medida a las rentas más bajas, los consumidores de rentas altas también se verán afectados por la situación económica actual. Así, un 61% de los más pudientes planea restringir o recortar su gasto durante el próximo año.

Por su parte, los e-commerce también se verán afectados por la situación actual, ya que, según la encuesta realizada por Packlink a más de 730 pequeñas empresas de ocho mercados internacionales, el 80% de los encuestados tiene previsto aumentar el precio de los productos, y el 40% señaló que el incremento de los costes será el principal desafío para sus operaciones en 2023.  A pesar de ello, muchos vendedores se mantienen optimistas sobre las perspectivas para este año. De hecho, el 80% de las pymes espera que los volúmenes de pedidos sean iguales o superiores (59%) durante este año, mientras que un tercio prevé que aumenten un 10% o más.

“El impacto de la inflación en el mercado español y los mercados de nuestro entorno seguirá presente durante 2023. Sin embargo, hay notas positivas en este escenario. Aunque los consumidores han reducido su volumen de compras, cada vez optamos por un modelo de consumo más selectivo y priorizando necesidades. Este marco abre una ventana de oportunidad para aquellos e-commerce que quieran posicionar un producto y servicio de calidad y adaptado a sus usuarios”, señala Noelia Lázaro, directora de Marketing de Packlink.

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.