En la Tierra a sábado, junio 15, 2024

NUEVAS TÉCNICAS 

La blefaroplastia rejuvenece la expresión y mejora el campo de visión

EL EQUIPO DEL DR. MARCO AMAYA, UNO DE LOS MÁS AVANZADOS EN LA REALIZACIÓN DE ESTA TÉCNICA.

La blefaroplastia se realiza con anestesia local, dura aproximadamente una hora y no requiere hospitalización, por lo que el paciente puede regresar a su casa inmediatamente después de la cirugía.

La piel de los párpados es una de las pieles más finas del cuerpo, sin embargo, con el paso de los años el envejecimiento de los párpados ocasionado por la pérdida de colágeno y elastina, sumado al efecto de la gravedad llevan a la dermatocalasia o exceso de piel en los párpados, así como al debilitamiento de los tejidos blandos perioculares y la presencia de bolsas palpebrales y arrugas.

Ahora bien, como señala el Dr. Marco Amaya Benítez, Jefe de Servicio de cirugía plástica, reparadora y estética del Hospital Quirónsalud Valle del Henares, el rejuvenecimiento de los párpados tiene un efecto rejuvenecedor de la cara. Y, a día de hoy, existen diversas técnicas para el rejuvenecimiento de la mirada. La técnica quirúrgica de rejuvenecimiento de la mirada más conocida es la blefaroplastia, que está indicada en casos leves o moderados por exceso de piel en los párpados y en pacientes jóvenes que por factores hereditarios presentan piel redundante y bolsas en los párpados de forma precoz.

Asimismo, dentro de esta técnica, existen dos tipos de cirugía. La primera es la Blefaroplastia del párpado superior, en la que se extirpa la piel redundante del párpado superior y se extraen las bolsas de grasa que protruyen a través de éste. La cirugía se realiza siguiendo las líneas naturales de la piel, de forma que la cicatriz se hace menos perceptible. Y, la segunda, se trata de la Blefaroplastia del párpado inferior, para extraer y / o recolocar las bolsas de grasa, y no deja cicatriz visible. En algunas ocasiones en las que también hay exceso de piel en el párpado inferior, simultáneamente se realiza la extirpación de la piel redundante por vía.

Eso si, siempre, la blefaroplastia se realiza con anestesia local, dura aproximadamente una hora y no requiere hospitalización, por lo que el paciente puede regresar a su casa inmediatamente después de la cirugía. Una semana después la mayoría de los pacientes pueden incorporarse a sus actividades habituales.

En cuanto al postoperatorio, no suele ser molesto ni doloroso y los cuidados necesarios pueden ser realizados por el propio paciente. La inflamación y los cambios postoperatorios más notorios duran una semana, aunque algunos hematomas pueden tardar un poco más en desaparecer. Además, los puntos de sutura se retiran una semana después de la cirugía de forma rápida e indolora en la consulta.

Y por último, si se pregunta por el mejor momento del año para realizarse una blefaroplastia, el Dr. Amaya indica que puede realizarse en cualquier momento, pero dado que se recomienda proteger la zona del sol durante un periodo aproximado de un mes, el invierno puede ser una época muy adecuada.

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.