En la Tierra a martes, junio 25, 2024

Sanidad EFECTIVA

Pedro Aparicio Esquire

He leído algunos cientos de artículos, encíclicas, demostraciones empíricas y todo tipo de relatos que nos llevan a una mejor vida en todos los aspectos que tienen que ver con nuestra salud y calidad de vida. Ya les decía a mis hijos en su más tierna infancia: Vàis a vivir más de cien años, a lo que sus profesoras calificaron como padre loco…

Como saben todos los que siguen nuestro PRNoticias.com, he tenido años mejores, habiéndome visto intervenido durante el ejercicio pasado de casi todo. ¡Qué cursi! Estas operaciones las han realizado equipos médicos profesionales, en hospitales con altísimas prestaciones, en las que entran las mamás a tener sus bebés, o el bebé a que le hagan una radioterapia, o la próstata del abuelo… Son los mismos médicos que nos atienden en la Seguridad Social, porque al final, son los mismos y si no, tienen los mismos conocimientos y experiencia, porque esto no varía, ni con las diferencias que hacen los políticos de pancarta en ristre.

Cuando llegas a un hospital porque te duele un dedo y acaban operando dos veces del corazón. Cuando la enfermedad hace necesario que te vean las arterias y te expliquen. Cuando eres mono reno de nacimiento y nadie jamás te habló de… Si voy a la Seguridad Social con una pierna rota me colocan diez kilos de algodón, gasas, vendas, escayola… Esa misma pata en la que llaman sanidad privada, que la llamaré efectiva, se resuelve con una rodillera que debería financiar la Seguridad Social… Y de las que haciendo un uso racional se conseguiría desterrar el gasto para nada, recuperando antes y mejor a los enfermos. La escayola es del pasado, como lo son las cirugías invasivas. Como lo es la intervención de piquetes de minería en el mundo de los sanitarios. La Sanidad es y debe ser uno de los principales objetivos en las sociedades desarrolladas, tenemos la obligación de apoyarlos para mejorar en lo que es de todos. LA BATALLA DE MADRID se librará en las urnas de Madrid y no en sus hospitales, esto no debe ser terreno de lucha ni desgaste de los enfermos. ¡Déjenlos trabajar! a los sindicalistas, también.

Pero me sigue preocupando la Sanidad y sus apellidos. Nos puede dar un infarto igual de grave delante de un hospital que de otro, da lo mismo el apellido que le pongan en las plataformas. Necesito profesionales que estén bien pagados, que quieran su trabajo, que utilicen la vocación como primera premisa ante los demás, que sean humanos, que sepan hablar y tratar… Y, ¿esto cambia por el tipo de gestión hospitalaria?…

Los enfermos, pacientes, familiares de los mismos y toda la sociedad queremos que nos curen. Nos da igual el lugar, no queremos tener dolor, ni tener que esperar listas interminables para cualquier prueba cuando pagamos impuestos para que nos lleven en brazos. La Sanidad es un bien que nos debe dar el Estado, como padre recaudador. pero, si el Estado no llega, no nos tenemos que morir. Exijamos que la Sanidad sea tratada sin apellidos. Y, si existen, como existen, grupos de empresarios que apostaron, apuestan o van a apostar por el sector de la Sanidad, merecen todo nuestro respeto y apoyo. Es hora de empezar a reconocer a aquellos que son humanos, pero que han luchado por mejorar lo que es de todos. Me siento orgulloso de muchos de nuestros empresarios, como me siento muy cerca de todos los que nos cuidan y mejoran nuestras expectativas de vida.

Muchos de los que nos salvan la vida a diario, tienen hijos, hipotecas, depresiones, separaciones… son humanos y les exigimos la perfección. Cristiano puede fallar un penalti, que le cuesta a las arcas no sé cuántos miles de millones. Portadas y poco más. De cada millón de operaciones hay una negligencia médica probada. Son humanos, y les exigimos al límite.  Pero desoír los consejos y esconder la cabeza hace que nada avance, ni en la sociedad, ni en nuestro organismo. Hay que dar la cara, llamar Sanidad a lo que lo es. Obligar a nuestros políticos y enseñarles que con la salud no se juega. Y, conseguir el máximo de excelencia, tanto en los procesos como en la justificación de los mismos. La justicia social, como la salut no prospera igual en todas las comunidades…

Quitémonos los apellidos, mientras me quito el sombrero ante todos los que nos cuidan, quieren y consienten.

pedro aparicio pérez

editor y director de PRNoticias.com

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.