En la Tierra a sábado, julio 20, 2024

UNA HERRAMIENTA FUNDAMENTAL EN ESPAÑA Y EUROPA 

La autorregulación publicitaria, clave en el sector salud

PONIENDO AL PACIENTE Y SUS NECESIDADES EN EL CENTRO

El sistema español de autorregulación de la publicidad de medicamentos sin receta dirigida al consumidor, fue creado en 2013, “con el objetivo de disponer de un sistema eficiente, objetivo, transparente y seguro para el ciudadano”

El interés de los consumidores por la salud y el bienestar ha crecido considerablemente en los últimos años. El auge de esta tendencia, que se ha acelerado por la pandemia, ha supuesto un importante aumento de la compra y el uso de productos farmacéuticos que se pueden adquirir sin receta médica, también llamados OTC (Over The Counter, por sus siglas en inglés). Las estimaciones apuntan a un importante crecimiento de la venta de este tipo de productos en las próximas décadas: se calcula que podría pasar de 157 mil millones de dólares en 2021 a más de 234 mil millones en 2028 a nivel mundial.

Así, ante tal realidad, el sistema español de autorregulación de la publicidad de medicamentos dirigida al consumidor, fue creado en 2013, con el objetivo de disponer de un sistema eficiente, objetivo y transparente, que incremente la confianza de los ciudadanos en los medicamentos de autocuidado y que promueva las buenas prácticas en materia de publicidad sanitaria.

Una regulación que ha permitido que desde 2013 se hayan otorgado más de 7.000 sellos Anefp, con un número creciente de autorizaciones concedidas a publicidad online. “Ahora mismo más del 50% de los proyectos presentados al proceso Sello Anefp son de publicidad online”, precisa Jaume Pey, director general de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), En concreto precisó que este es un sistema de autorregulación avalado por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Consumo, así como por las compañías del sector farma.

Pero, ¿en qué consiste el sello Anefp? Se trata de un sistema de autorregulación de la publicidad de medicamentos sin receta, productos sanitarios, biocidas y cosméticos dirigida a profesionales sanitarios que nació en 2020 y que ya es una realidad en comunidades como Cataluña. Un contexto en el que el director general de Anefp ha dejado clara su intención de llevar el Sello Anefp profesional a un mayor número de comunidades autónomas. Y es que, como afirman expertos en el sector, “la colaboración entre las autoridades sanitarias y entidades como Anefp es esencial para garantizar la calidad y veracidad de la publicidad”.

Además, actualmente, la publicidad de productos de autocuidado de la salud tiene la capacidad de empoderar a los ciudadanos, de educarlos en salud. Les ayuda a prevenir enfermedades mediante la adopción de estilos de vida sanos y el diagnóstico precoz, eliminando el estigma asociado a ciertas enfermedades, promoviendo el diálogo entre los consumidores y los profesionales sanitarios y reforzando la relación de confianza entre los consumidores y las marcas de salud..

Por ello, es de vital importancia que las compañías farma, ante sus medicamentos dirigidos al autocuidado realice una comunicación centrada en el paciente y no en el producto o la marca. E igual de importante es, buscar formas creativas y atractivas para llegar a la audiencia más joven a través de vídeos, voz, realidad virtual o redes sociales. “Como industria, es fundamental que adoptemos mensajes que contribuyan a mejorar la salud de los ciudadanos, poniendo al paciente y sus necesidades de salud en el centro”, explica un experto como es Jonathan Workman, director general para Europa del Norte de GSK.

Para los expertos del sector, la prevención de enfermedades es uno de los pilares del autocuidado. Sin embargo, pese a que Europa dedica actualmente cerca de un 80% de su presupuesto sanitario a enfermedades crónicas, solo un 3% va a políticas de prevención. Por tanto, las compañías del sector deben ser las encargadas personalmente de desempeñar un gran papel en la promoción de hábitos saludables y la prevención de enfermedades. Tiene que ser una prioridad si se quiere conseguir un mundo más saludable.

Los consumidores confían en las recomendaciones de los profesionales

Una tarea, en la que no se puede olvidar el papel del farmacéutico comunitario y es que, tras la crisis sanitaria vivida en toda Europa por el Covid-19, los farmacéuticos demostraron su capacidad para proporcionar un cuidado de calidad a muchos pacientes que no podían acceder a los servicios sanitarios habituales. Así, la comunicación y el marketing de la industria dirigida a las farmacias debe tener en cuenta este cambio en el papel del farmacéutico comunitario.

Según el último estudio llevado a cabo por el equipo de Mystery Shopping de Ipsos a través de la plataforma Ipsos Digital, cuyo objetivo era analizar el mercado OTC, los hábitos de compra de los consumidores y el papel que juega la farmacia en su venta, la recomendación del farmacéutico y la publicidad en el punto de venta son claves pero, la recomendación del médico es determinante, especialmente en algunas subcategorías como los productos para la alergia (67%) y el alivio del dolor (59%). En estos casos, el papel del farmacéutico supera o empata con el del médico en la mayoría de los casos.

Definitivamente, se necesita una comunicación más equilibrada y más enfocada.Se habla mucho del consumidor empoderado, pero en la mayoría de ocasiones el acceso a más información conlleva diversas dudas y ahí es donde entra el papel de los farmacéuticos, que como profesionales sanitarios y expertos en medicamentos, tienen la labor de aconsejar al ciudadano en el cuidado de su salud.

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.