En la Tierra a martes, 21 mayo, 2024

SEGÚN ACRELIA

Tendencias en email marketing para 2024

QUÉ HA FUNCIONADO, QUÉ TIENE AÚN RECORRIDO Y QUÉ ESTÁ POR DESPUNTAR…

“El email marketing es la mejor forma de recibir comunicaciones personalizadas y para eso nos ceden sus datos los suscriptores, no para que les hagamos spam con mensajes que no les interesan”. Lidia Castillejo, responsable de desarrollo de negocio de Acrelia

Qué ha funcionado, qué tiene aún recorrido y qué está por despuntar. A partir de estas premisas, los expertos de la plataforma de email marketing Acrelia, identifican cuáles serán las principales tendencias en la planificación y desarrollo de las campañas de correo electrónico que los responsables de marketing pondrán en marcha en los próximos meses.

“Algunas de estas tendencias en email marketing acaban convertidas en buenas prácticas para 2024, aunque otras pueden ir variando con el tiempo para adaptarse al comportamiento del usuario”, explica la responsable de desarrollo de negocio de Acrelia, Lidia Castillejo.

Personalizar para diferentes generaciones

Aunque según el último informe de email marketing de Acrelia publicado hace unas semanas, todavía hay empresas que no hacen nada por personalizar los envíos, la tendencia más clara es explotar la base de datos para ofrecer un contenido adaptado a quien lo está recibiendo. La personalización es cada vez más importante y por eso se basa en información concreta, no solo en el nombre del destinatario de la campaña.

“El email marketing es la mejor forma de recibir comunicaciones personalizadas y para eso nos ceden sus datos los suscriptores, no para que les hagamos spam con mensajes que no les interesan”, advierte Castillejo, que indica también que entre las generaciones más jóvenes esta es una premisa que tienen muy clara.

“No sienten remordimientos si se dan de baja de una newsletter. Así que hay que asegurarse de darles lo que quieren”. Por eso, aplicar la segmentación y personalización, no solo por intereses, también por franja de edad, es ya una buena práctica que se está extendiendo.

Centrarse en la experiencia de usuario

Las empresas han puesto al usuario en su centro y proporcionarle una buena experiencia es su prioridad, también por email. Esto abarca tácticas de diferentes niveles: desde garantizar la accesibilidad a incorporar elementos de storytelling para contar una historia inmersiva.

El email marketing ya no es una foto, un texto y un botón para conseguir un clic rápido. Es vídeo, contenido interactivo, gamificación y todo lo que haga que el usuario se sienta tan atraído por el mensaje que se envía y entonces sí quiera hacer clic.

“La tendencia a enviar al cliente exactamente lo que quiere es lo que nos permite proporcionarle una experiencia de usuario satisfactoria, porque está adaptada a lo que le gusta y preparada para que pueda disfrutarla. No se trata de enviar más mensajes, más bien al contrario: enviar mejores mensajes”, explica la responsable de Acrelia.

Reaprovechar mejor los recursos

Es una buena práctica apostar por la calidad en el email marketing, pero también hay que ser consciente de los recursos disponibles. Así, hay una tendencia a reciclar contenidos entre canales y de diferentes formatos, para aprovecharlos mejor y rentabilizarlos. Además, el contenido generado por el usuario (UGC) también sigue tomando protagonismo porque se traduce en menos inversión y más engagement. El resultado es bueno para la marca y también para la comunidad que se genera alrededor del email marketing.

La automatización, por ejemplo, basada en fecha de registro, también va en auge al permitir ahorrar tiempo para enviar mensajes de aniversario, renovaciones o encuestas de satisfacción. Y lo mismo ocurre con el uso de la IA, que es claramente una tendencia que sigue subiendo en todos los aspectos del marketing porque reduce las horas que se dedican a preparar las campañas.

Ser transparente para ganar confianza

Ha quedado atrás la época en la que para sumar suscriptores a la lista se usaban tácticas poco éticas. Ahora cada vez más usuarios controlan lo que se hace con sus datos y saben que las empresas están obligadas por ley a informar del uso que se les dará. Un ejemplo de ello es que 2024 parece ser el año en que las cookies desaparecerán tal y como se han venido usando.

Comunicarse abiertamente con el usuario también es tener disponible un canal para recibir mensajes, lo que incluye posibles críticas, responderlos y actuar en consecuencia. La transparencia de las marcas llega al email marketing también para explicar cómo funcionan por dentro, las acciones que llevan a cabo en su RSC y sus labores para ser sostenibles, por ejemplo, enviando mensajes más cortos y solo los relevantes para reducir el impacto en el medio ambiente.

Medir lo que importa al negocio

Las aperturas siguen perdiendo peso y todavía se da más importancia a las conversiones. Esto no significa que no se midan, sino que se hacen como parte de un estudio mayor para medir el retorno de la inversión (ROI). Así que no es suficiente con decir que un envío tiene un open rate del 40%, hay que bajar más al detalle para fijarse en el 5% de la conversión.

“Ese es el número que importa al negocio. También es relevante el Customer Lifetime Value (CLV) o más concretamente el Email Subscriber Lifetime Value porque sirve para saber los ingresos que proporciona un suscriptor mientras se mantiene activo en la lista. Este cálculo es útil para segmentar los mensajes y ofrecer contenidos más personalizados. Realizar una medición frecuente es clave para optimizar envíos”, concluye Lidia Castillejo.

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.