En la Tierra a miércoles, 22 mayo, 2024

LAS PERSONAS QUE PADECEN ESTA ENFERMEDAD DURANTE AÑOS TIENDEN A VERSE MUY AFECTADAS ANÍMICAMENTE

“El Síndrome de Piernas Inquietas está muy asociado a la depresión”

“NOS FALTAN MÉDICOS QUE CONOZCAN LA ENFERMEDAD”, ASEGURA LA PRESIDENTA DE AESPI

A través de la Fundación Cofares y su charla con dos representantes de la Asociación Española de Síndrome de Piernas Inquietas (AESPI), conocemos más de cerca esta enfermedad, sus síntomas y sus posibles tratamientos

La enfermedad de Willis-Ekbom, también conocida como Síndrome de Piernas Inquietas, es un problema del sistema nervioso que provoca la sensación de un impulso irrefrenable a levantarse y pasear o caminar. Las personas que viven con esta enfermedad se sienten incómodas a menos que muevan las piernas.

A través de la Fundación Cofares y su charla con dos representantes de la Asociación Española de Síndrome de Piernas Inquietas (AESPI), conocemos más de cerca esta enfermedad, sus síntomas y sus posibles tratamientos.

Ana Jiménez, presidenta de AESPI y vicepresidenta europea de la asociación, explica que los síntomas del Síndrome de Piernas Inquietas aparecen en estado de reposo y, sobre todo, en la tarde-noche. “Una persona que no puede descansar por esta enfermedad se ve afectada por dos partes. En primer lugar por cómo la falta de sueño puede afectar a esta persona y, por otro lado, en cómo los síntomas de la misma (patadas, insomnio) afecta a la persona que intenta descansar a su lado”. Así lo explica la presidenta de la asociación, que asegura que esta última razón “está asociada a los efectos emocionales que conlleva la enfermedad. El Síndrome de Piernas Inquietas está muy asociado a la depresión por esta falta de comprensión”.

La presidenta de AESPI cuenta, además, que las personas que padecen esta enfermedad durante años tienden a verse muy afectadas anímicamente, “lo interiorizan tanto que, cuando llaman a la asociación, es lo primero que detectamos”.

“Nos faltan médicos que conozcan la enfermedad”

A día de hoy, uno de los principales problemas con los que lidia esta enfermedad es su falta de conocimiento en torno a ella. “Nos faltan médicos que conozcan la enfermedad. Esta es la primera traba que no encontramos. Habitualmente el médico o no conoce bien la enfermedad, o la diagnostica mal o pone un tratamiento inadecuado”, señala Ana Jiménez.

El Síndrome de Piernas Inquietas cuenta con una medicación que, aunque no es muy específica, sí que resulta eficaz. “Se trata de una enfermedad crónica, la medicación es necesaria y permite tener una mayor calidad de vida a las personas que la padecen”, explica Purificación Titos, vicepresidenta de AESPI, quien señala, además, que “está demostrado que no existe ninguna otra terapia eficaz. Muchos hablan de la acupuntura, entre otros, pero no sirve”.

Al igual que para las personas que no padecen esta enfermedad, aquellos con Síndrome de Piernas Inquietas se verán beneficiados si llevan una buena higiene del sueño. Titos indica que “ayuda mucho tener unos hábitos de sueño regulares como cenar temprano y no mucha cantidad, evitar excitantes (alcohol, bebidas azucaradas, tabaco…), hacer ejercicio (pero no cerca de la hora de dormir).

“Si una persona no tiene medicación, por muy buenos hábitos de vida y sueño que tenga, es muy difícil que llegue a tener una buena calidad de vida al convivir con esta enfermedad”, concluye la vicepresidenta de la asociación.

Hablando con… AESPI / Youtube: Cofares

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.