En la Tierra a jueves, 30 mayo, 2024

ASESORAMIENTO PERSONALIZADO, CON CALENDARIO DE VACUNACIÓN (SI ES NECESARIO) Y PAUTAS A SEGUIR

La Fundación Jiménez Díaz pone en marcha el Servicio de Atención Integral al Viajero Internacional

PARA OFRECER INFORMACIÓN Y CUIDADO INTEGRAL Y ESPECIALIZADO DE LA SALUD ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DEL VIAJE

Los especialistas recomiendan acudir a la consulta al menos 4-8 semanas antes del viaje y, si no es posible hacerlo con esta antelación, independientemente del margen con el que se cuente, es aconsejable visitarla previa al desplazamiento

Algunos viajes internacionales pueden suponer un riesgo para la salud del viajero, algo que puede depender tanto de las características del individuo (edad, sexo, condiciones médicas previas…) como de la situación epidemiológica concreta del destino a visitar, con enfermedades trasmisibles no presentes en nuestro medio que, en muchos casos, pueden prevenirse. Conocer cuáles son las enfermedades o problemas de salud que pueden producirse, y las formas en las que pueden generarse y transmitirse, y recibir vacunación o inmunoprofilaxis en los casos en que esté disponible, es la mejor herramienta para evitarlas, antes, durante y después del viaje.

Bajo este contexto, el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz acaba de poner en marcha su Servicio de Atención Integral al Viajero Internacional (SAIVI), diseñado para ofrecer información, asesoramiento, inmunoprotección y cuidado integral y especializado de la salud antes del viaje y durante el mismo, así como dar una respuesta al regreso, en caso de ser necesaria, ya que cuenta con un equipo de profesionales de referencia y con todos los medios necesarios.

Si bien es cierto, aunque la mayor parte de las vacunas y profilaxis no son “obligatorias” para viajar a través del mundo, en muchos casos pueden ser necesarias para preservar la salud del viajero.

Consulta médica preventiva y asesoramiento antes del viaje

Antes de iniciar el viaje, el SAIVI realiza una consulta en la que recoge datos sanitarios y condiciones personales del viajero (edad, enfermedades previas, alergias, deseo de embarazo, etc) y datos del desplazamiento (ruta, estancias y tipo de alojamiento, tiempo, lugar del viaje, actividades en destino…) para evaluar los riesgos individuales para la salud antes, durante y después del viaje. También tiene en cuenta la distribución endémica de las enfermedades, así como alertas epidémicas específicas para dar una correcta atención al viajero.

Las recomendaciones basadas en una evaluación individual de los riesgos concretos incluyen medidas preventivas generales e información sobre enfermedades transmitidas por artrópodos; evaluación del riesgo de propagación, prevención y autotratamiento frente a enfermedades transmisibles por vía digestiva, piel y mucosas; elaboración del botiquín básico y específico; administración de las vacunas necesarias en la propia consulta (excepto fiebre amarilla); sensibilización sobre posibles problemas tras el viaje; y problemas relacionados con factores físicos (jet-lag, mal de altura…).

Consulta telemática durante del viaje

“Más de la mitad de los viajeros sufre algún síntoma leve durante su desplazamiento”, asegura la Dra. Helena Moza Moríñigo, responsable del servicio. Esta añade que el objetivo de este servicio es “acompañarle durante el viaje, ofreciendo no solo información sanitaria de los destinos que va a visitar, sino la posibilidad de contactar con un médico especializado en salud internacional cuando lo necesiten y de pedir asesoramiento a través de un e-mail si tiene problemas de salud durante el viaje, para que se sienta más seguro y tranquilo durante el mismo”.

Consulta médica al regreso del viaje

Finalmente, y pese a todas las precauciones, asesoramiento y cuidados, “es frecuente que los viajeros internacionales desarrollen algún síntoma durante el viaje y necesiten de una consulta médica a su regreso”, admite la responsable del servicio. Por eso, recuerda a cualquier persona que sufra algún problema de salud o enferme durante el viaje, y cuyos síntomas se mantengan tras el retorno, que el equipo del SAIVI tiene “formación específica y amplia experiencia en enfermedades tropicales e importadas para llevar a cabo un proceso diagnóstico y de tratamiento para enfermedades del viajero y tropicales”.

Los responsables del Servicio de Atención Integral al Viajero Internacional de la Fundación Jiménez Díaz recomiendan acudir a la consulta al menos de cuatro a ocho semanas antes del viaje, y matizan que, si no es posible hacerlo con esta antelación, independientemente del margen con el que se cuente, es aconsejable realizar una consulta previa al desplazamiento. “Todas las personas, incluidos los viajeros de última hora, que vayan a visitar un destino en el que existen riesgos para la salud deben solicitar esta atención”, concluyen.

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.