En la Tierra a martes, junio 18, 2024

REALIZADO POR LA FUNDACIÓN JIMÉNEZ DÍAZ

Un estudio confirma la alta carga de enfermedad de la infección por VRS en adultos

UN PROYECTO RECONOCIDO CON EL PREMIO AL SEGUNDO MEJOR PÓSTER EN EL XXIX CONGRESO NEUMOMADRID

“La vacunación contra el VRS constituye un pilar fundamental de la estrategia preventiva de esta infección”, afirma el Dr. Felipe Villar

La infección por el virus respiratorio sincitial (VRS) es relevante y conlleva una carga de enfermedad alta en la edad adulta, con cifras relevantes de ingreso hospitalario, tanto en la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), como en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Sobre todo, es importante poner el foco en pacientes con patologías respiratorias crónicas, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la más frecuentemente asociada a la citada infección y con tratamiento inmunosupresor, que deriva en un porcentaje de reingresos a los 90 días y mortalidad elevados.

En este contexto, “la vacunación contra el VRS constituye un pilar fundamental de la estrategia preventiva de esta infección”, tal y como concluye el proyecto de investigación “Caracterización clínica y microbiológica de la infección por virus respiratorio sincitial (VRS)”, reconocido con el premio al segundo mejor póster en el XXIX congreso de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid), y dirigido por el Dr. Felipe Villar, jefe asociado del Servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz e investigador de su Instituto de Investigación Sanitaria (IIS-FJD).

“Otras pautas, como la instauración de medidas de posicionamiento, educación y promoción de la prevención pueden ayudar a mitigar el impacto del VRS en la salud de los adultos”, añade el Dr. Villar, quien también ha señalando que hay estudios en curso sobre nuevas vacunas y terapias antivirales que podrían ofrecer intervenciones eficaces.

Y es que el VRS es un patógeno respiratorio frecuente que afecta de forma significativa a poblaciones vulnerables, como lactantes, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas y estado inmunodeprimido. Muestra de ello es que cada año se producen más de 158.000 hospitalizaciones asociadas a este virus VRS entre los adultos de la Unión Europea, el 92% de las cuales ocurren en personas de 65 años o más. Además, su tasa de mortalidad es comparable a la de la gripe.

Frente a este escenario, “la vacunación reduce eficazmente el riesgo de enfermedad, disminuye su gravedad y protege a las poblaciones vulnerables”, insiste el jefe asociado del Servicio de Neumología en el hospital madrileño, recordando la disponibilidad en España de dos vacunas contra el VRS.

Resultados del estudio

Concretamente, de los 2.788 pacientes con infección respiratoria a los que se les hizo PCR o antígeno, 402 pacientes dieron positivo en VRS, con una edad media de 72,8 años, y siendo mujeres un 60,9%.

En relación con los factores de riesgo cardiovascular, el 16,9% era fumador activo y el 28,9% ex fumador, dos de cada tres tenían hipertensión arterial, el 21,9% diabetes, el 23,8% obesidad y el 41% dislipemia. Asimismo, entre las comorbilidades respiratorias detectadas, uno de cada cinco tenía EPOC, un 11,4% asma, un 6% cáncer de pulmón, un 3,8% enfermedad pulmonar intersticial difusa (EPID) y un 3,3% bronquiectasias.

“Adicionalmente, destacó la presencia de cardiopatía en cerca de cuatro de cada diez, enfermedad renal crónica en un 22,5% y cáncer en dos de cada diez; un 7,6% había tenido un trasplante y uno de cada cinco recibió tratamiento inmunosupresor en los seis meses previos a la infección”, continúa el especialista.

En cuanto al diagnóstico, tan solo un 3,5% se produjo en consultas externas, mientras que el 16,8% requirió valoración en Urgencias y casi cuatro de cada cinco fueron hospitalizados, con una estancia media de 7,84 días. En este sentido, la principal causa de hospitalización fue la bronquitis aguda (41%), seguida de la infección de la vía aérea superior, la agudización de EPOC y la neumonía.

Según los resultados del estudio, un 9,2 y un 3,2% de los pacientes ingresaron en la UCIR y la UCI, respectivamente, con estancias medias de 10,4 y 8,62 días, reingresando a los 90 días el 15,2% (aunque solo un 0,8% tuvo que hacerlo en la UCIR), y falleciendo un 5,3% en la primera hospitalización y un 14,5% en el reingreso. En este proceso, se registró coinfección viral en un 11,1% de los casos, principalmente por rhinovirus (28,3%), bacteriana en un 5% (la mitad de las veces por neumococo, y viral y bacteriana en tan solo un 1%. La reinfección por VRS a los 90 días se limitó al 0,5%, concluyó el Dr. Villar.

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.