rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

La imagen de Volkswagen se hunde

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Destacado Volkswagen hunde imagen reputacion Volkswagen hunde imagen reputacion

‘La hemos cagado por completo’. Las palabras de Michael Horn, responsable de Volkswagen en EEUU, describen a la perfección el sentir de una compañía que se encuentra en el centro de la polémica, después de que se destapara que había mentido con respecto a las emisiones de gases de sus vehículos Volkswagen y Audi en el país norteamericano, 40 veces los límites legales. Y es que tras descubrirse que Volkswagen había instalado un dispositivo en más de medio millón de coches para hacer trampas en los controles de emisiones de partículas contaminantes, ahora la compañía no sabe cómo salir de una situación que ya está saliendo muy cara a su marca. ‘Pagaremos lo que tengamos que pagar’, continuaba Horn en su primera comparecencia tras destaparse el escándalo. Lo cierto es que su imagen ya está pagando las consecuencias de una mentira que ha acabado con su reputación de un plumazo.

Caídas en bolsa que están haciendo que el gigante automovilístico alemán se tambalee (Volkswagen ha informado de que va a crear unas provisiones de 6.500 millones de euros en el tercer trimestre del año y que revisará el objetivo de beneficio para 2015), pérdida de valor de miles de millones de dólares (el viernes su capitalización bursátil ascendía el viernes a 77.800 millones y ha perdido desde entonces más de 30.000 millones de dólares) o una nueva investigación abierta en Alemania son otras de las consecuencias que la compañía está sufriendo tras destaparse la manipulación del software que mide sus datos de emisiones contaminantes.

Este hecho que ha obligado a Volkswagen a reconocer que trucó sus vehículos para eludir las normas medioambientales de EEUU. Pero ya es tarde, porque se enfrenta a multas multimillonarias (se habla de 18.000 millones de dólares solo en EEUU), a acusaciones penales para sus directivos, a una posible investigación criminal y al declive de su imagen, lo que va a repercutir de forma muy negativa en sus ventas. Y ya está repercutiendo en la propia imagen hasta de la propia Alemania y de su industria automovilística.

El fabricante automovilístico quiere recuperar la confianza de sus clientes y la reputación perdida tras este escándalo, pero lo va a tener muy difícil después de que, además, haya tenido que reconocer durante las últimas horas, instado por la Unión Europea, que trucó once millones de coches en todo el mundo. La polémica también ha llegado a Asia, concretamente a Corea del Sur, lo que ha destapado los rumores que indican que la compañía automovilística estaría a punto de cesar a Martin Winterkorn de su cargo como director ejecutivo. Sería sustituido por el actual CEO de Porsche, Matthias Mueller, aunque Volkswagen ha salido al paso para negar esta información. El escándalo, por tanto, se extiende. ¿Será el fin del gigante alemán? El tiempo lo dirá, aunque esta situación ha puesto de manifiesto la importancia de cuidar la reputación y la imagen constantemente. Y para hacerlo, por supuesto, sobran las mentiras…

Seguiremos informando…
Modificado por última vez: Jueves, 24 Septiembre 2015 13:51

2 comentarios

  • Francisco del Brío
    Francisco del Brío Jueves, 24 Septiembre 2015 14:48 Enlace al Comentario

    En relación con mi anterior comentario (que aun no se publicado) acabo de saber que ya se conoce al menos otra marca -BMW- que también tiene trucadas mas centralitas de algunos de sus motores. Sabremos de más.

  • Francisco del Brio
    Francisco del Brio Jueves, 24 Septiembre 2015 13:40 Enlace al Comentario

    Lo dicho por Michael Horn lo define todo. Pero nadie dice como es posible que un grupo como VW haga tan enorme cagada y que seguro no es el único, como no creo que tarde tiempo en aparecer. En mi opinión y tras muchos años en la prensa del motor creo que en fondo está una vez la política. Veamos. Los grupos ecologistas hacen una magnífica labor pero a veces les puede la demagogia y terminan planteando demandas absurdas y/o inalcanzables. Estos mismos grupos ecologistas entran en política y se hacen un hueco a costa de los partidos tradicionales, que para no perder votantes comienzan a legislar endureciendo las normas ambientales a límites casi imposibles de cumplir. El propio Winterkorn lo ha denunciado en varias ocasiones. "Que los legisladores estaban tensando demasiado la cuerda". En el caso de las emisiones de CO2 las rebajas impuestas han sido muy costosas pero posible de alcanzar. Sin embargo, no ha sucedido lo mismo con los óxidos de nitrógeno, pues es muy difícil alcanzar los niveles solicitados sin comprometer la eficiencia de los motores, al tener de disminuir su temperatura de funcionamiento y si baja su eficiencia se compromete la emisión del CO2. Es decir un compromiso muy complicado. Solución equivocada, la trampa informática, léase "cagada".
    Para Ángela Merkel es muy sencillo llevarse ahora las manos a la cabeza, cuando más de una vez los fabricantes de su país le han dicho que las exigencias, en este caso de Europa, estaban siendo desproporcionadas y ningún político ha querido atender esas reclamaciones, pues hacerlo podrá haberles provocado una pérdida de votos. Lo cual no exculpa las trampas de los fabricantes afectados y los que llegarán a conocerse.
    Es solo una reflexión, pero creo que es momento de replantear algunas reglas del juego y ser valiente antes las medidas demagógicas, por parte todos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto