rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

¿Reciben las personas ancianas con enfermedades cardiovasculares un tratamiento óptimo?

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
tratamiento enfermedad cardiovascular tratamiento enfermedad cardiovascular

 

A pesar del progresivo descenso de la mortalidad por enfermedad coronaria y enfermedad cerebro-vascular, las enfermedades vasculares continuan siendo la primera causa de muerte en nuestro país y en los países de nuestro entorno, debido principalmente al envejecimiento de la población, ya que al vivir más se incrementa el riesgo de sufrir una complicación cardiovascular. Precisamente, con el fin de conocer la situación de los pacientes muy ancianos (mayores de 90 años) con enfermedad cardiovascular, el Grupo de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) pone en marcha el registro NONAVASC-2, que se presentará en el marco de la XIII Reunión de Riesgo Vascular que organiza la SEMI en Valladolid.

“Mediante este estudio pretendemos ver si las personas muy ancianas y con enfermedad cardiovascular, reciben tratamientos óptimos para prevenir una nueva complicación cardiovascular, y si el hecho de que los reciban o no depende de su situación funcional o cognitiva, es decir, si aquellos pacientes que tienen una demencia reciben menos tratamientos preventivos para la enfermedad cardiovascular que los que no tienen”, explica el Dr. José María Mostaza Prieto, coordinador del Grupo de Riesgo Vascular de la SEMI. Más de 200 expertos se darán cita en este encuentro en el que se actualizarán los temas más relevantes en riesgo vascular, como insuficiencia cardiaca, diabetes, manejo de la hipercocolesterolemia, hipertensión arterial o el tratamiento con anticoagulantes para la fibrilación auricular.

La prevención de los factores de riesgo resulta fundamental en la enfermedad cardiovascular. En este sentido, debe destacarse el impacto de la obesidad y la diabetes cuya incidencia está creciendo en la población española al igual que en otros países industrializados. Por otra parte, gracias a una mayor concienciación de la población, factores como el colesterol alto, la vida sedentaria, el tabaco, la hipertensión o una mala dieta, cada vez tienen un mejor control, lo que repercute positivamente en las enfermedades cardiovasculares. En este sentido, el estudio español PREDIMED, cuyos nuevos resultados centrarán una de las mesas de la reunión, ha puesto de relieve cómo la dieta mediterránea reduce la tasa de complicaciones cardiovasculares.

Especial relevancia tienen los cambios en el estilo de vida para los pacientes con diabetes, tratamiento que incluye pérdida de peso, ejercicio físico regular, dieta baja en calorías y azúcares, y evitar el hábito tabáquico y bajar el colesterol. Asimismo, se revisarán las principales novedades terapéuticas, actualizando los últimos estudios que analizan el efecto de los fármacos antidiabéticos en el riesgo cardiovascular. Igualmente, cada vez se está observando en mayor medida cómo influye el microbioma, es decir la cantidad y calidad de las bacterias que viven en el interior de nuestro intestino, en determinadas enfermedades y, entre ellas, la obesidad, la diabetes o la enfermedad cardiovascular. “Se trata de un campo emergente que está empezando a desarrollarse”, señala el Dr. Mostaza.

En el marco de la reunión, la SEMI presentará además los primeros resultados de los 280 pacientes incluidos en el registro REHGNA (Registro de pacientes con Enfermedad del Hígado Graso No Alcohólico) que lleva en marcha un año. Además, también se darán a conocer resultados de estudios externos, como el estudio FOURIER (sobre morbimortalidad acerca de nuevas medicinas que se emplean para bajar el colesterol y que consiguen reducir la tasa de complicaciones cardiovasculares) y los datos del registro de pacientes con fibrilación auricular ingresados en servicios de Medicina Interna. “Este estudio muestra que cada vez se hacen las cosas mejor, ya que hasta hace unos años los pacientes mayores apenas recibían tratamiento para prevenir el ictus, y actualmente los pacientes con fibrilación auricular que ingresan en Medicina Interna están siendo anticoagulados de forma adecuada, lo que contribuye a su prevención”, apunta el coordinador del Grupo de Riesgo Vascular de la SEMI.

 

Edad vascular

“La edad vascular es un concepto que no está del todo integrado en las explicaciones que damos los profesionales a los pacientes, pero es muy importante, ya que un paciente de 60 años, por su estilo de vida puede tener una edad vascular de 75 años”, asegura el Dr. Mostaza. Para calcularla se evalúan los factores de riesgo (si tiene colesterol, si fuma, etc.) y, con ello, se extraen datos porcentuales que indican la probabilidad que tiene un paciente de sufrir enfermedades cardiovasculares.

“Control Global del Riesgo Cardiometabólico”, obra de referencia

El nuevo volumen de la obra Control Global del Riesgo Cardiometabólico tendrá un protagonismo especial durante la reunión. Será presentado por su editor, el Dr. José Sabán Ruiz, acompañado del Dr. Ricardo Gómez Huelgas, vicepresidente primero de la SEMI.

Esta publicación tiene como objetivo contribuir a la formación de los jóvenes médicos de diferentes especialidades y permitir actualizar conocimientos y aclarar dudas en la práctica clínica diaria de todos los profesionales implicados en el manejo de esta patología, y que ello redunde en beneficio de su prevención y tratamiento.

Para ello, esta obra de gran envergadura, además de servir de herramienta al clínico, incluido el médico de familia, incluye conceptos de genética, biología molecular, medicina regenerativa o telemedicina relacionada, entre otros contenidos, con la bioingeniería cardiovascular.

“Con ello pretendemos, por una parte, fomentar en el clínico la investigación y, por otra, dar a conocer al investigador los aspectos de mayor interés médico, abriendo en ambos la mente para la puesta en marcha de proyectos traslacionales bidireccionales”, según subraya el Dr. Sabán en la presentación del libro.

Tal y como explica este experto, la elección del término Cardiometabólico en el título de la obra ya en su primer volumen publicado en 2009 tras 10 años de trabajo no fue casual.  Aunque hubiera sido más lógico recurrir al término Vasculometabólico, fue Cardiometabólico el término acuñado de forma oficial en octubre de 2006 en Boston. Esta nueva medicina, la Medicina Cardiometabólica, aún muy desconocida en España, cuenta con fuertes raíces en la genética, las novedosas técnicas de imagen y la biología molecular, y es mucho más que la suma de lo cardiovascular y lo metabólico, añadiendo sobre todo anticipación y precisión a la medicina cardiovascular clásica.

Por otra parte, esta nueva Medicina pone a internistas, cardiólogos, neurólogos, vasculares, endocrinos, nefrólogos, genetistas, biólogos, e incluso a bioquímicos, farmacólogos e ingenieros biomédicos, a remar en la misma dirección”, manifiesta el Dr. Sabán.

La obra completa que conforman los volúmenes I y II, ambos prologados por Valentín Fuster, es no solo un auténtico tratado de este nuevo campo de la Medicina, sino el único existente en cualquier lengua, una Medicina que además de anticipativa, es más predictiva y preventiva que el abordaje convencional de la enfermedad aterotrombótica, o aterosclerosis.

Asimismo, en el volumen actual se aborda por primera vez el envejecimiento como si fuera una enfermedad, con sus causas, mecanismos y llegado el caso, incluso tratamiento y prevención. Además de relacionarlo a nivel molecular con la enfermedad vascular, tal como lo preveía Thomas Sydenham en el siglo XVII ("el hombre tiene la edad de sus arterias"). 

 

La obra consta en su totalidad de 107 capítulos, 54 en este segundo volumen, y han participado en este último,  además de 2 eminentes cardiólogos (Dres Asín Cardiel y Fernández-Avilés) como coeditores, más de 150 autores de diferentes áreas: investigadores básicos, clínicos (internistas, cardiólogos, neurólogos, angiólogos, endocrinólogos, nutricionistas, hematólogos, nefrólogos, psiquiatras) y de otros campos tan diversos como la genética, imagen, bioingeniería, psicología, epidemiología y farmacología. En definitiva, esta publicación logra reunir, con un lenguaje sencillo y moderno, los principales avances en la enfermedad aterotrombótica, incluyendo aspectos terapéuticos y pautas de prevención.

 

Modificado por última vez: Miércoles, 10 Mayo 2017 17:03
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto