rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

El binomio paciente empoderado y tecnología liderará el futuro de la sanidad

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Estudio ICEMD Estudio ICEMD

ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC, acaba de presentar  el informe sobre las tendencias más relevantes en el sector de la Sanidad con el objetivo de sintetizar los flujos de cambio detectados, valorar su viabilidad y realizar recomendaciones de cómo aplicarlos en el futuro próximo. Según el estudio “El Futuro de la Sanidad” encargado por ICEMD a Coolhunting Group compañía global especializada en Coolhunting Empresarial, dos son los rasgos que van a marcar la evolución en la salud: el paciente y su creciente deseo de sentirse único; y las tendencias tecnológicas como el bioprinting, los dispositivos implantables, la realidad aumentada o los avances en robótica.

La modernización del sector sanitario es un tema de interés general con repercusiones económicas, políticas y sociales. Los avances tecnológicos, la presión por reducir los costes en sanidad, y el compromiso de facilitar el acceso a una asistencia sanitaria adecuada a todos los pacientes, junto con el envejecimiento de la población, han creado una necesidad urgente de crear un sistema avanzado y centrado en la persona.

En esta evolución es crucial la contribución de la tecnología (eSalud, el Internet de las Cosas, Big-Data, mHealth, mobile devices…), aplicada a la detección y toma de datos clínicos de manera individual, para su posterior análisis y generación de propuestas y acciones de mejora para el paciente, de forma hiper-personalizada e instantánea. Manuel Serrano, Digital Innovation & Transformation Executive en Accenture y profesor de ICEMD  fue el encargado de presentar los resultados:

  • Tendencias Emergentes relacionadas con el Paciente: La mayoría de las innovaciones están relacionadas transversalmente con varias de las macrotendencias globales. Estas son las tendencias emergentes que ICEMD destaca con el fin de situarnos ante el futuro de la sanidad:
  • El Paciente Empoderado: El paciente pasa a cobrar un gran protagonismo, y no solo eso, sino también toma el control. En el caso de requerir un tratamiento, el paciente actúa como un consumidor, busca conveniencia entre precio y calidad,  demanda que los servicios se ofrezcan de forma cómoda On-Demand y se adapten a sus necesidades individuales (personalización). Todo esto desemboca en un modelo competitivo de Health-As-A-Service , que también tiene especial potencial en el sector farmacéutico.
  • Tecnología Móvil, Big Data e Inteligencia Artificial: La tecnología móvil, remota e inmediata, el Big Data y la Inteligencia Artificial, abren un abanico de posibilidades para plataformas médicas más prácticas y eficientes. Además de utilizar la tecnología móvil para agilizar el servicio sanitario (simplificar el registro, concertar citas a distancia, elegir doctor, ahorrar tiempos de espera…), se usan todos los datos recabados para descubrir patrones de comportamiento y generar relaciones útiles para diagnóstico y tratamiento más precisos.
  • Robótica: La evolución robótica, las innovaciones materiales, el software inteligente o nuevos procesos de fabricación, entre otros, amplían enormemente el abanico de aplicaciones y ventajas médicas. Todos ellos, además mejorar la calidad de la salud en la población,  casi siempre buscan la intención de facilitar el servicio o personalizarlo.
  • Atención Sanitaria Personalizada: Los pacientes quieren ser tratados como individuos únicos, no como meros números de usuario. En el campo médico esta tendencia se magnifica ya que cada paciente tiene características particulares, síntomas concretos y necesidades cambiantes. El servicio debe amoldarse al enfermo, pero a su vez es él el que toma un rol dominante en el cuidado de su propia salud y tratamiento. De este modo, las plataformas médicas y apps On Demand podrían incluirse de nuevo en esta tendencia. La Impresión 3D es la tecnología que más avances de personalización está generando. También existe una clara tendencia de evolución dentro del sector farmacéutico, los análisis de ADN y biomarcadores posibilitan una personalización a nivel químico.
  • Bienestar Emocional y Mental: Unido a la macrotendencia del mindfulness  o el bienestar completo (corporal y mental) están surgiendo apps o productos que no solo monitorizan la salud física, sino que también buscan promover la armonía psicológica del usuario. Este boom de búsqueda de la felicidad está siendo incentivado por la propia sociedad que motiva a las personas a llevar un estilo de vida saludable  y tener comportamientos beneficios para la globalidad.
  • Wearable 2.0: La escena de la tecnología wearable está relacionada con la era de la conectividad y del Internet de las Cosas, en la que los recursos, las personas y las ideas están interconectadas; y sus conexiones con los objetos físicos. Todavía estamos en los primeros días de la tecnología wearable y la adopción de éstos por el mercado masivo está en modo beta. Sin embargo, nos encontramos en un punto de transición importante en el que vemos microtendencias dentro de la industria sanitaria.
  • Dispositivos Implantables: Con los crecientes avances en ingeniería, la dirección es a la reducción e integración de estos dispositivos: algunos pasan de ser wearable a attachable, llegando los más adelantados a ser embeddable o ingestible. Por otro lado, también está brotando una ola de transhumanismo, que concibe el cuerpo humano como una máquina que puede ser mejorada o aumentada electrónicamente (Biohacking). El movimiento maker y las ansias de diferenciación y híper-personalización potencian esta corriente.
  • Community Support: Dentro del nuevo sistema donde todo se centra en el paciente, y éste conoce más que nunca su salud y tiene el control sobre la tecnología y los datos, existen indicios de una tendencia emergente de ‘conciencia colaborativa’ en la que los enfermos se apoyan en la comunidad online. Una vez más, el paciente utiliza la tecnología a su alcance y el acceso global a la información (apps, redes sociales, etc) para contrastar información con otras personas, recibir consejos o simplemente unirse a la comunidad con la que sentirse arropados. Se detecta sobre todo en casos críticos como enfermedades crónicas, de larga duración, enfermedades raras o tratamientos que pueden ser traumáticos.
Modificado por última vez: Jueves, 11 Mayo 2017 11:21

Deja un comentario  Bases legales de los comentarios

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto