domingo, 4 diciembre, 2022

RSF denuncia la violencia contra los periodistas que cubren las protestas en Ucrania

Reteros Sin Fronteras ha hecho un llamamiento público para pedir el fin de la violencia que se está ejerciendo sobre los periodistas que se encuentran cubriendo las protestas de Ucrania. La organización denuncia amenazas y agresiones parte de miembros de las fuerzas especiales que han atacado deliberadamente a varios periodistas y a sus equipos de trabajo. El número de profesionales de la información heridos causas relacionadas con el ejercicio del periodismo asciende a 47 desde el 19 de enero.

 

Las protestas que están tiendo lugar en Ucrania están poniendo en peligro la vida de muchos de los periodistas que cubren los conflictos. Así lo denuncia Reteros Sin Fronteras, que pone de relieve la escalada de violencia y las amenazas a las que se ven cometidos los profesionales de la información. RSF ha reclamado a las partes plicadas que actúen con respecto al trabajo y a la integridad física del personal de los medios de comunicación. La organización también destaca que la libertad de prensa se ha visto seriamente afectada también las reformas legislativas adoptadas el 22 de enero.

 

Desde el 19 de enero ya se contabilizan 47 profesionales de la información heridos, la mayoría heridas procedentes de balas de goma o granadas de aturdiento. Cinco manifestantes han muerto en esta espiral de violencia que vive el país.

 

RSF recuerda algunos de los casos de agresiones que se han producido estos días como el de los periodistas de Associated Press, Yefrem Lukatski y Dmytro Vlasov, que fueron blanco deliberado de disparos de balas de goma, el 22 de enero, pese a llevar chalecos identificativos como personal de prensa, como muchos de sus compañeros. También el caso del fotógrafo freelance, Maksym Dondyuk, que resultó herido en una pierna una granada de aturdiento que le explotó en el pie, y el presentador de la cadena rusa REN TV, Stanislav Grigoryev, tuvo que ser hospitalizado tras ser alcanzado otra granada de aturdiento mientras emitía en directo. Además, al cámara de Babylon ’13, Yuri Gruzinov, le dispararon con balas reales mientras filmaba las protestas en la calle Hruchevskoho. RSF ha comprado 50 cascos para ponerlos a disposición de los reteros que cubren las actuales protestas de Kiev.

 

Otros profesionales de la información han sido detenidos, maltratados y amenazados, según denuncia la organización como, ejemplo, Andrei Kiselev, periodista ruso de Lenta.doc que fue detenido junto a un grupo de manifestantes y gravemente agredido miembros de las Berkut. El cámara de Spilno.tv, Marian Havryliv, también fue detenido el 20 de enero mientras compraba gasolina para su generador y se enfrenta a un proceso judicial acusado de fabricar bombas de gasolina, lo que podría ser condenado hasta a 15 de años de prisión. Andriy Loza, del periódico VO Svoboda, fue detenido mientras fotografiaba una manifestación en la ciudad de Artemivsk y se enfrenta también a un juicio organización de protestas ilegales, acusación que puede conllevar penas de hasta 15 años de cárcel.

 

En el apartado de las amenazas, Vitaly Portnikov, retero y analista político de la televisión Tvi dejó el país el 20 de enero después de ser blanco de intidaciones durante un mes. El 20 de enero, tres individuos sin identificar entraron en su casa para amenazare.

 

Andriy Yanitski, periodista de la web LB.ua no ha salido de su casa en varios días causas silares, después de recibir amenazas que le advertían de la posibilidad de sufrir la misma suerte que Lutsenko, un activista de la oposición secuestrado y sometido a un sulacro de ejecución. RSF recuerda también la muerte del activista Yuri Verbitski, hallado muerto, el 22 de enero, con signos de tortura.

 

Seguiremos Informando…


Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.