viernes, 27 enero, 2023

La optimización de las técnicas de reproducción asistida permite la implantación de un solo embrión

Gracias a los nuevos protocolos de actuación, los avances tecnológicos y los tratamientos personalizados disminuirán los casos de hiperestulación ovárica y de embarazos múltiples en los tratamientos de reproducción asistida. Esta afirmación de los expertos reunidos en Barcelona en el XXX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) supone un gran avance para el futuro de la reproducción asistida, ya que se trata de las dos mayores complicaciones asociadas a estos tratamientos.

Teniendo en cuenta que entre el 20% y el 30% de los tratamientos de reproducción asistida termina en un embarazo gemelar, los profesionales se proponen, cada vez más, que las tasas de embarazos múltiples se acerquen a las cifras que se dan de forma natural. ‘El objetivo es aumentar el número de casos en los que se transfiere un embrión al útero de la mujer, sin que eso suponga una disminución de las posibilidades de embarazo’, señala la doctora Rosa Tur, experta del Comité Organizador del Congreso. ‘Por suerte, estas cifras se están reduciendo gracias al uso de técnicas más eficientes: una mejor selección embrionaria y las posibilidades que ofrece la vitrificación’.

 

Los embarazos múltiples son la complicación más común de las técnicas de reproducción asistida. ‘Si bien se ha llegado a cierto consenso en cuanto a  la necesidad de poner en práctica medidas para reducir su incidencia, la tendencia a incorar la transferencia selectiva de un embrión es muy variable entre países. Los últos datos del Registro de la SEF (año 2011) siguen retando más del 80% de transferencias con más de un embrión aun conociéndose que la multiplicidad se asocia a un aumento de la prematuridad y muerte ante parto’, revela la doctora Tur.

 

En esta misma línea, la doctora Montserrat Boada, embrióloga y también miembro del Comité Organizador del Congreso detalla que ‘se han descrito más de 200 factores que pueden afectar a los resultados del laboratorio lo que es necesario trabajar de acuerdo a un sistema de calidad, estandarizar los procedientos mediante protocolos normalizados de trabajo, consensuados y estableciendo una sistemática revisión continuada de los resultados’.

 

El correcto funcionamiento del laboratorio de Fecundación In Vitro (FIV) es indispensable para poder disponer de embriones de buena calidad. Para ello, debemos ser muy estrictos en el cuidado de los gametos y embriones durante la manipulación ‘in vitro’, el control de las condiciones de cultivo y las condiciones ambientales. ‘Únicamente trabajando de acuerdo a un sistema de gestión de calidad se conseguirá mayor seguridad y estabilidad en los resultados’, añade la doctora Boada. ‘Pero no debemos olvidar que el resultado final no depende solo del laboratorio, sino que los factores intrínsecos de cada paciente (la edad de la mujer, la estulación ovárica, el procediento de obtención de los ovocitos y la transferencia embrionaria) son procesos clave para el éxito del tratamiento’, matiza la experta.

 

Evitar la hiperestulación

 

La hiperestulación ovárica es poco frecuente, su incidencia no supera el 1%, pero se trata de una complicación temida la gravedad que puede comtar. Actualmente existen alternativas de tratamiento para evitar esta complicación. ‘Las alternativas de prevención pueden ser médicas descarga ovulatoria con agonista en sustitución de la hormona Gonadotropina Coriónica Humana (hCG) o tratamiento con Cabergolina post punción folicular o temales, como la posibilidad de segmentar el ciclo de FIV, estulación ovárica y punción folicular en la prera parte y posponer la transferencia en otro ciclo, vitrificando los ovocitos o los embriones, explica la doctora Tur. Estas estrategias han supuesto un gran avance para evitar esta complicación’.

 

Una de las claves de la eficacia de las técnicas de reproducción asistida es la plantación de embriones de calidad, algo lo que se están introduciendo nuevas técnicas tanto en cultivo como en selección de los embriones. Tal y como cuenta la doctora Boada ‘se ha observado, ejemplo, que un bajo nivel de oxigeno mejora el desarrollo de embriones hasta blastocito y reduce los niveles intracelulares de especies reactivas a este gas. Por otro lado, los medios de cultivo están incorando antioxidantes, mejorando sus componentes y ofreciendo nuevas opciones como los medios únicos en los que el embrión se adapta y utiliza los compuestos que requiere en cada momento’.

 

En relación a los métodos de selección embrionaria Boada explica que se ha incorado en los últos años la tecnología ‘telapse’ que permite un análisis detallado del desarrollo embrionario durante todo el periodo ‘in vitro’ y que ha permitido detectar nuevos parámetros morfocinéticos que se proponen como relevantes a la hora de predecir los embriones con mayor capacidad de plantación. ‘Asismo, con la incoración de estas nuevas opciones de cultivo se reducen las manipulaciones, el cultivo es más estable y se disminuye el riesgo de error’, detalla la embrióloga.

 

Diagnóstico genético preplantacional

 

El ‘screening’ de aneuploidías (PGSScreening Genético Preplantacional) también se ha propuesto como una técnica para seleccionar el mejor embrión, aumentar las tasas de embarazo y reducir el riesgo de abortos. El análisis de todos los cromosomas, así como la introducción de la técnica de microarrays, ha incrementado de manera significativa la tasa de nacidos vivos. Los inconvenientes que rodean esta técnica radican básicamente en el precio, que es una técnica  invasiva y que el mosaicismo  puede interferir en la validez del resultado. ‘El reto es ver cómo se consiguen minizar estos inconvenientes ya que cada vez son más los centros que apuestan su aplicación sobre todo en casos de fallos repetidos de plantación o edad avanzada’, comenta la doctora Boada.

 

Por el momento, el cultivo hasta blastocito combinado con la transferencia selectiva de un único embrión se está posicionando como la estrategia a seguir en mujeres jóvenes de buen pronóstico para reducir la tasa de embarazos múltiples aunque el screening de aneuploidias y/o la transferencia diferida de un único embrión, son también opciones a considerar.

 

El Diagnóstico Genético Preplantacional (DGP) permite estudiar las características genéticas de los embriones antes de su transferencia al útero y evitar así el naciento de descendencia afecta. ‘Este diagnóstico previo es útil en parejas con riesgo elevado de transmitir a su descendencia una determinada enfermedad genética; que presentan  una  alteración cromosómica en su cariotipo; o en pacientes de un programa de fecundación in vitro para aumentar las tasas de plantación y gestación evolutiva. El PGS su parte, es útil cuando presentan edad avanzada, existen fallos de plantación, abortos repetidos o en factores masculinos cuya espermatogénesis esté alterada’, detalla la doctora Boada.

 

Según el registro de la SEF en 2011 se realizaron más de 2.600 ciclos de DGP. La tasa de gestación retada fue del 20.8% punción y del 37% transferencia, valores inferiores a los actuales que en estos tres años se ha producido una mejora notable de las técnicas que se verá reflejado en las próxas ediciones del registro.

 

Preservación de la fertilidad

 

Por últo, otro de los temas de actualidad en reproducción asistida lo protagoniza la preservación de la fertilidad. ‘Las mujeres deciden criopreservar su material reproductivo para poder utilizarlo en un futuro y disminuir, ejemplo, los riesgos o dificultades que se asocian a la edad o tener opción para ser madre después de un tratamiento oncológico’,  explica la doctora Tur.

 

Desde hace algunos años se ha optado vitrificar los ovocitos en lugar de los embriones. Esta técnica, aunque el momento no hay demasiados datos publicados, parece ofrecer excelentes expectativas. ‘Ya ha demostrado ser mejor en los ciclos de fecundación in vitro y se intuye que también es mejor en preservación de la fertilidad’, comenta la experta.

 

Otras técnicas, como la congelación del tejido ovárico, solo se aplican indicación médica. En palabras de la doctora Tur ‘aunque están descritos algunos casos de embarazo, se trata de un método todavía en fase ‘experental’. Debemos tenerlo en cuenta como alternativa cuando no hay tiempo para la estulación ovárica para vitrificar ovocitos o embriones o en niñas prepúberes’.

 

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.