lunes, 8 agosto, 2022

Cadena SER espera no mover ficha ante la revolución de las mañanas de COPE y Onda Cero

Estudio de Radio

La salida de Carlos Herrera de Onda Cero para marcharse a COPE provocará un verdadero terremoto en las mañanas de las dos cadenas. La emisora de Atresmedia partirá su programa en dos para dividirlo entre Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas. En la emisora de los Obispos se podría producir el camino inverso en el que Herrera sustituya a Ángel Expósito y a Javi Nieves. En el otro lado de la acera encontramos a Cadena Ser que de momento no mueve ficha consciente de que el EGM premia la estabilidad de las parrillas.

 

 

‘Hoy por hoy’ de Cadena SER llegó a los 3,1 millones de oyentes durante el último EGM de 2014. En segundo lugar llegó ‘Herrera en la Onda’ con dos millones de seguidores por los 931.000 oyentes de Ángel Expósito en las mañanas de COPE, uno de sus resultados más bajos de los últimos años.

 

Datos que reflejan el absoluto liderazgo de la SER, el consolidado segundo lugar de Herrera y el mal pie de COPE que sigue estando muy lejos de los 1,7 millones que en sus mejores momentos llegó a registrar Federico Jiménez Losantos.

 

Las cifras dejan en claro además las urgencias de COPE para intentar fichar un ‘galáctico’ para sus mañanas y las interrogantes que se ciernen sobre Onda Cero tras la marcha de Herrera. El EGM es una encuesta que mide casi exclusivamente el recuerdo de los encuestados respecto a programas y emisoras de Radio, lo que significa que cualquier cambio es penalizado.

 

En el caso de Onda Cero será difícil por tanto mantener los dos millones que Herrera ha venido marcando desde hace casi un lustro. Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas preparan un programa diferente, quizás con menos ideología que el de Herrera por lo que las interrogantes respecto a sus datos en el mediano plazo son múltiples.

 

Del lado de COPE tampoco está claro el efecto arrastre de Carlos Herrera ni tampoco la penalización que pueda existir por la serie de cambios que ha vivido la emisora en sus mañanas durante los últimos tres años con tres presentadores distintos: Buruaga, Expósito y ahora Herrera, a falta de confirmar si Expósito seguirá realizando la primera hora del programa o si se dejará toda la franja al periodista sevillano.

 

Lo cierto es que si nos atenemos a la lógica del EGM , al menos en sus primeras mediciones estos nuevos equipos deberían estar por debajo de sus predecesores. Una situación que hace mirar con tranquilidad a Cadena SER, que ha dejado de lado las inestabilidades del pasado y que ahora espera no mover ficha.

 

La idea de Vicente Jiménez es hacer cambios sólo si es estrictamente necesario, esto es, si es que alguno de sus actuales presentadores quiere marcharse por voluntad propia o si manifiestan su interés de emprender nuevos proyectos dentro de la cadena. Se ha especulado incluso con la salida de Pepa Bueno, algo que ha sido desmentido por la propia SER y que refleja que de momento no hay interés de anunciar nada al menos de manera pública.

 

En la SER se considera que sería un error hacer cambios en momentos en que su competencia ha revolucionado sus ofertas en las mañanas. De hecho, quieren aprovechar el tirón y ver si pueden aumentar aún más sus distancias con sus competidores más directos que en el caso de Onda Cero es de un millón de oyentes por las mañanas y en el COPE es de más de dos millones.

 

Seguiremos Informando…

 

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.