viernes, 1 julio, 2022

¿Te imaginas celebrar unas fiestas más saludables?

La Navidad está llamando a nuestra puerta. Reuniones, celebraciones y comidas se producen sin pausa, pero también atracones, empachos y resacas. Dejamos de lado nuestra práctica habitual de deporte, las horas de sueño disminuyen y el cansancio se multiplica si no dormimos las horas precisas. Para que nuestro cuerpo no lo note, los profesores de la Universidad Europea Sara Martínez y Vicente Javier Clemente han confeccionado unos sencillos consejos relacionados con la nutrición y la actividad física que nos ayudarán a disfrutar de las fiestas sin renunciar a nuestro bienestar. Nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

  1. Come lo necesario, despacio, y no te saltes ninguna comida. Resulta obvio, pero la ingesta abundante que acompaña estas fiestas dificulta la tarea. Además, el problema no sólo está en la cantidad, sino también en hacerlo de la forma adecuada. Comer despacio y masticar bien los alimentos nos ayuda a saciarnos y a realizar una buena digestión. Si aparece la acidez o reflujo ácido, prueba con una infusión de jengibre, te ayudará a aliviarlo.
  2. Incluye en tu menú vegetales y frutas, evita las salsas y bebe agua. La mesa se colma de mariscos, carnes,… platos muy apetecibles, pero que debemos consumir con mesura. Para acompañarlos, evita las salsas, prueba con las verduras, que incrementan el valor nutritivo del plato, e incluye frutas. No olvides también beber agua en las comidas; la digestión es un proceso que requiere agua para su correcto funcionamiento. Como complemento, toma una infusión de anís, manzanilla o menta para facilitar las digestiones.
  3. Vino o cerveza mejor que una copa. Si puedes, bebe agua entre bebida y bebida. El brindis es una parte fundamental en estas fiestas. Sin embargo, el exceso de alcohol tiene consecuencias desastrosas: adormecimiento, sequedad en la boda, dolor de cabeza…  Intenta bajar la cantidad de alcohol destilado (whisky, ron, ginebra…) a favor del fermentado (vino, cerveza, sidra…) que tiene menos efectos negativos. Para evitar la deshidratación conviene beber agua entre copa y copa y, por supuesto, no abusar. Si la temida resaca aparece podemos minimizar los síntomas recurriendo a una dieta suave y reponiendo la pérdida de líquidos y vitaminas con mucha agua y zumos naturales de frutas (como limón, naranja o sandía).
  4. ¿Y el postre? Si puedes escoger…El dulce casero es la mejor opción. Resulta difícil decir que no a los dulces navideños, pero nos encontraremos  mejor si optamos por los caseros, por los edulcorantes en lugar de azúcar, así como por turrones con una elevada proporción de almendra.
  5. Si el atracón ha sido inevitable, puedes recurrir a “la dieta del día después” para deshacernos de las toxinas, dando protagonismo a los vegetales. En ningún caso se aconseja realizar ayuno, sino inclinarse por una dieta sana y depurativa. Y si aparecen las temidas molestias gastrointestinales, debes consultar al médico y reponer líquidos y sales con agua, zumos caseros y bebidas de rehidratación, además de alimentos suaves.
  6. Aprovecha el tiempo libre y realiza alguna actividad física aeróbica para facilitar las pesadas digestiones. Un paseo o carrera con tu familia y amigos te vendrá muy bien.
  7. Si aparecen síntomas gripales, la actividad física moderada te ayudará a combatirlos. Unos 20-30 minutos de esta práctica activarán tu sistema inmune.
  8. Intenta no pasar muchas horas sentado en largas reuniones con familia o amigos. Puedes levantarte, moverte o andar un poco cada 15 – 20 minutos.
  9. No olvides mantener una buena higiene bucodental. No es obligatorio prescindir del turrón, pero sí mantener la higiene bucodental, incluso si estamos fuera de casa.
  10. Aprovecha estas fechas para cambiar la toma de leche por un sucedáneo como la leche de almendras, soja, avellana… Actualmente la leche ha sido eliminada de las recomendaciones de dieta saludable.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.