viernes, 1 julio, 2022

Kesha no logra desvincularse de Sony y del productor que, presuntamente, abusó de ella

Kesha tiene pocos motivos para sonreír. Y es que, la cantante, a la que conocimos en España gracias al tema Tik Tok, ha visto como la Corte Suprema de Manhattan decía ‘no’ a su reciente petición, en la cual casi suplicaba la rescisión del contrato que la ata a Sony Music y, con ello, a su productor Lukasz Sebastián Gottwald, más conocido como Dr. Luke. En el escrito, la artista alegaba abusos físicos y verbales por parte de este último, como motivo principal por el cual desea romper unilateralmente su contrato con la disquera la cual, obligará a la cantante a cumplir su contrato íntegro, que asciende a seis discos más, hecho que respalda el auto del juez.

10 años de silencio

Kesha lo dejó todo muy claro en la demanda. En ella, detalla que el acoso que ha sufrido ha sido continuo, y que fue hace 10 años, cuando contaba con 18, el momento en el que el productor abusó sexualmente de ella. Todo aconteció en un día en el que la obligó a tomar una serie de pastillas mezcladas con alcohol. La mezcla la dejó inconsciente. A la mañana siguiente se levantó desnuda en su cama y sin recordar, inicialmente, un solo detalle de lo ocurrido.

Una historia que no ha conmovido al juez y que la ha dejado con dos opciones: o continúa con Sony o abandona su carrera. Ninguna convence a la artista, que rompió a llorar a la salida del juzgado, presa de los nervios y la decepción. Una imagen que, rápidamente, se hizo viral, bajo el #FreeKesha en Twitter. Un hastag a través del cual está recibiendo el apoyo que no le ha llegado de los tribunales, tanto de sus fans como de algunas de sus compañeras de profesión, como Ariana Grande, Demi Lovato, Miley Cyrus o Lady Gaga, la cuáles han dejado claras muestras de cariño en la red social:

Sin embargo, la que ha dado un puñetazo sobre la mesa, en su favor, ha sido Taylor Swift, la cual ha donado 250.000 dólares a su causa. Además, ha varias campañas creadas en su favor. La más llamativa, la de Change.org, que ya supera los 227.000 firmantes, a la que sigue la realizada en The Petition Site con 173.000.

Una historia que nació en 2014

2014 fue el año en el que Kesha realizó la denuncia contra Dr. Luke. Los hechos, los previamente comentados, que se resumen en que el productor la obligó a consumir pastillas para, a continuación, violarla. Una demanda que la cantante aumentó al poco tiempo y en la que añadió a Sony, por no investigar los hechos en cuestión. En respuesta, el productor contraatacó con la misma moneda, alegando que tanto ella como su madre únicamente trataban de librarse de su contrato. Por su parte, Sony ha comentado que la ha ofrecido grabar con otra persona, pero que esta no ha querido. Con estos argumentos, emitidos por ambas partes, el juez Shirley Kornreich ha dictaminado que su relación con la discográfica deberá mantenerse hasta que grabe el último de sus discos con ella. De hecho, el magistrado ha comentado, como motivo de su fallo, que: “No ha habido prueba de daño irreparable y se le

Una guerra que ha vivido su primera batalla

Esto no significa que Kesha vaya a tirar la toalla y que todo haya terminado. Sólo refleja que el proceso va a ser largo y tedioso para la cantante. De hecho, el representando de la artista ya ha comentado que conocen la oferta de Sony y que es un pequeño paso, aunque están tratando, por todos los medios, de que la separación de su representada y Luke sea total. Por la otra parte, y en declaraciones a la edición estadounidense del HauffPost, alegan estar contentos con lo ocurrido, ya que lo vertido por Kesha es completamente falso. ¿Cuál será el siguiente paso de la artista? ¿Quién será el ganador de esta guerra musical?

Seguiremos Informando… 

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.