martes, 5 julio, 2022

Anunciarse en Twitter: 3 objetivos para triunfar

Las redes sociales han marcado un antes y un después desde su aparición. Son miles de personas las que tienen perfiles en una o varias de ellas y las empresas, que no son ajenas a esto, han sabido trasladar su maquinaria de marketing y publicidad a este ámbito. Twitter es la que más destaca, en parte gracias a su dinamismo, inmediatez y el posible feedback entre empresa y potencial cliente. Esta Red Social ha sabido dar respuesta a la necesidad de sus usuarios especiales (que cada vez son más) a través de Twitter Ads, una nueva función con la que se puede crear toda una campaña publicitaria por muy poco dinero.

Con una cuenta en Twitter y un presupuesto cualquiera, se puede crear una campaña bien definida sobre nuestro producto o servicio, con tres objetivos bien claros: Atraer nuevos seguidores (y, por tanto, potenciales clientes), generar tráfico de datos en tu web utilizándolo como lanzadera y generar y fidelizar a nuestro público. Así de sencillo. Una pequeña inversión con una gran repercusión y beneficios en un futuro inmediato.

¿Cómo puedo anunciarme en Twitter?

Antes de nada, hay que tener claro de cuánto presupuesto se dispone y qué duración va a tener la campaña. Con Twitter Ads, lo ideal es pensar en un presupuesto diario y, al sumarlo, tener el presupuesto total como resultado. También debería ser una cantidad menor a las ganancias que se espera tener, pues sino, se perderá dinero. Es recomendable hacer una o dos campañas de manera experimental, para familiarizarse con la aplicación.
El siguiente paso es atraer a nuevos seguidores. Estas campañas están pensadas para dar visibilidad a la empresa. Puede hacerse de diferentes formas, por todos conocidas: a través de tweets promocionales en los timeline de los usuarios, como sugerencia de ‘a quién seguir’ como cuenta promocional; en la pestaña de ‘Inicio’; en la pestaña de ‘Búsquedas y resultados’…

Este es uno de los primeros objetivos que alcanzaremos utilizando Twitter Ads. Si es la primera vez que se utiliza, la red social pedirá al usuario especificar región, zona horaria y detalles a la hora de realizar el pago por la campaña. Una vez establecidos estos parámetros, hay que seleccionar los objetivos de la misma; es decir, los followers a los que queremos dirigirnos y la duración. Además, Twitter dará la posibilidad de elegir el ámbito geográfico concreto en el que se quiere desarrollar, el género al que va dirigido, el idioma y los distintos dispositivos en los que podrán ser visibles los anuncios. Lo que se traduce en definir el target de la campaña.

Es tal la precisión que Twitter Ads ofrece en este sentido que se puede llegar a los ‘followers’ teniendo en cuenta sus intereses, comportamientos, eventos a los que asisten e, incluso, por las mascotas que tienen. Esto hace que, cuanto más limitado y definido sea el target, más fácil será ver cuáles son los anuncios que funcionan y cuáles no. Una vez definido el público, hemos de establecer cuantos tweets haremos, para fomentar que este público nos siga, es decir, para conseguir ese feedback que deseamos.

Este público espera ansioso el producto o servicio de la empresa a la que han comenzado a seguir. Toca, por tanto, establecer el siguiente objetivo: Convertir y generar tráfico de datos de Twitter a la web. Generar visitas, suscripciones por correo electrónico o pedidos de productos será posible desde un tweet. Eso sí: a veces, 140 caracteres se quedan cortos para poder realizar bien esta tarea. Por ello, Twitter Ads ha añadido entre sus funciones la posibilidad de crear tarjetas de visita virtuales – o ‘Cards de Twitter’- donde pueden añadirse una imagen, 70 caracteres adicionales o el link de la web como botón destacado.

Ejemplo de Twitter Card

El último objetivo a conseguir es generar más público y fidelizar al ya existente. Twitter también ha pensado en ello, haciendo posible el tráfico de datos como nombres y emails, completados en los cuestionarios o peticiones con solo presionar el botón destacado de un tweet. Las direcciones de correo electrónico de los usuarios que han visto el anuncio y presionado el botón destacado, son gestionados por Twitter. La empresa también puede gestionarlos y descargarlos, usando un sistema de CRM o exportando e importando de forma manual a los potenciales clientes.

El resultado es increíble. Twitter Ads no sólo resulta ser una herramienta poderosa, sino que ayuda a incrementar el número de seguidores del target concreto que interesa a la empresa, con una gestión rápida, sencilla y asequible de una campaña publicidad, sin perder por ello calidad.

Seguiremos informando.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.