miércoles, 5 octubre, 2022

Óscar Campillo se negó a firmar los despidos de Marca meses antes del ERE

Óscar Campillo abandonó la dirección del Diario Marca en marzo, tras un gran revuelo y después de cinco años en la cabecera de Unidad Editorial. Una salida que dejó muchas interrogantes en el sector y que muchos interpretaron por la negativa de Campillo a los planes de RCS de integrar el rotativo con La Gazzeta dello Sport. No obstante, dos meses después conocemos parte de los verdaderos motivos por los cuales Campillo finalmente se ha ido tienen que ver con los despidos que la empresa anunció hace dos semanas.

Unidad Editorial anunció un ERE para despedir a 224 personas, de las cuales 24 corresponderán al Diario Marca. Unas salidas que han sorprendido en la plantilla de la cabecera porque los equipos ya están muy ajustados y en especial porque Marca es un diario rentable y que incluso durante la crisis se ha convertido en una máquina de ganar dinero. Antonio Fernández Galiano no opina lo mismo y ha decidido meter tijera al rotativo a pesar de que los planes de “universalizar” el diario y potenciar sus productos y ediciones digitales.

Los despidos en Marca y en Unidad Editorial estaban decididos desde hace meses y los diferentes directores de las publicaciones ya estaban informados de la escabechina, aunque no del número definitivo de bajas en cada una de sus empresas. En ese punto y según hemos podido saber en prnoticias que Óscar Campillo se enfrentó al equipo de Antonio Fernández Galiano y Javier Cabrerizo y les explicó que Marca es rentable y que cualquier despido haría inviable la puesta en marcha de los proyectos de la cabecera y sería imposible mantener la calidad del diario.

No llegaron a acuerdo y Campillo se negó a aceptar los despidos tras lo cual la empresa decidió apartar al periodista de la dirección de la cabecera. Como ha informado Voz Populi al profesional se le ofreció un cargo honorífico dentro de Unidad Editorial, pero Campillo lo habría rechazado tras lo cual abandonó el diario a comienzos de marzo para ser sustituido por Juan Ignacio Gallardo, una sustitución que se interpretó como una solución continuista a la gestión de Campillo.

Incluso Campillo interpuso una denuncia al considerar que fue objeto de un despido improcedente, decía también Voz Pópuli. El caso es que las relaciones entre el ex director de Marca no son buenas desde su despido y en gran parte comenzaron a enturbiarse tras informar al periodista de la escabechina que se preparaba en el diario Marca. ¿Y Gallardo? En la redacción valoran que sea un periodista de la casa y creen que puede dar la guerra en este ERE a pesar de llevar solo dos meses en el cargo.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.