martes, 6 diciembre, 2022

Anaïs Figueras (Google): “Los datos se utilizan para que los servicios sean más rápidos y útiles”

Para muchos, la privacidad de Google deja bastante que desear. Un problema grave del que, en cierta medida, somos culpables. Y es que, existen diversas herramientas que la tecnológica ha creado y puesto a nuestra disposición que, bien por desconocimiento o, en menor medida, por su complejidad, nunca hemos utilizado. También es cierto que no todas cuentan con un acceso sencillo.

Sea como fuere, este hecho elimina esa despreocupación que se le atribuye Google la cual, como nos comenta Anaïs Pérez Figueras, Directora de Comunicación de Google España y Portugal, es incierta: “La privacidad es un pilar fundamental para nosotros. De hecho, todos los productos y servicios que desarrollamos se realizan incorporando a especialistas”. Estos, y aquí queda reflejado el valor de nuestra intimidad para ellos: “Deben completar un curso sobre privacidad”. Además, como apoyo: “Contamos con 500 profesionales en todo el mundo (desde ingenieros de privacidad hasta analistas) únicamente enfocados en implementar de manera efectiva controles en los productos de Google y nuestros servicios para preservar la privacidad y seguridad de los usuarios”.

Privacidad 1

Una inversión de recursos, y de presupuesto que, hasta la fecha, no ha asegurado a Google la confianza del público, que sigue temiendo por sus datos sensibles. Y eso que cuentan, como bien nos argumenta Anaïs: “Con el control absoluto de sus datos a través de Mi Cuenta, una página desde la que, de forma sencilla, pueden conocer, modificar, eliminar los datos e información que tiene en su cuenta de Google”.

Pero no sólo eso. En este apartado, cualquier usuario está capacitado para: “Habilitar, deshabilitar o borrar el historial de búsqueda, ubicación, consumo de vídeos, comandos de voz utilizados, adecuar los anuncios a sus intereses, modificar los dispositivos asociados a su cuenta, las contraseñas…” Un sinfín de opciones que terminan en una posible marcha… sin reproches: “Pueden hasta borrar para siempre su cuenta de Google e, incluso, descargarse todos los datos que tiene en la cuenta en una carpeta y llevárselos a la competencia”.

El buscador y el correo electrónico entre los que más dudas generan

Google cuenta con tantos servicios que el usuario medio no es consciente del uso, más allá del nivel principiante, de muchos de ellos. Esto hace que el miedo se apodere de él. Un ejemplo de ello llega desde su buscador, uno de los servicios estrella de la compañía y que, a día de hoy, como nos comenta nuestra invitada: “Cuenta con un ‘modo incógnito’ para que Google no recabe información sobre lo que está buscando”.

Otro producto dudoso para muchos es el correo electrónico que, sólo en el perfil, puede contar con muchos datos susceptibles de ser robados. Eso en la versión gratuita, en la cual, como ocurre en otros de su mismo modelo: “Los datos se utilizan para que nuestros servicios sean más rápidos, más inteligentes y más útiles. Por ejemplo, para ofrecer mejores resultados de búsqueda y actualizaciones de tráfico puntuales”. A esto se une una protección contra posibles ciberataques: “También nos ayudan a analizar patrones que protegen de software malicioso, suplantaciones de identidad (phishing) y otras actividades sospechosas”.

correo 1

¿Tenemos alternativas para proteger nuestra intimidad?

El presente de Google, en lo relativo a privacidad, está claro, al igual que sus medidas, ya afianzadas: “Tomamos múltiples, y diversas, para que la información de los usuarios esté segura y protegida. Sino no habría privacidad” ¿Cómo lo hacen concretamente? Os dejamos una lista, por si se os escapa alguna…

  1. Encriptado de productos: Desde el buscador (google.com) hasta el correo (gmail.com), pasando por Drive, Maps, Android, Ads…
  2. Inclusión de la llamada Navegación Segura: Con ella, mil millones de usuarios son alertados en el momento en el que intentan acceder a un sitio que tiene malware, o cuando son víctimas de ‘phising’.
  3. Protección anti-spam, phishing y software malicioso: El filtro comprueba la existencia de virus, estudia amplios patrones de correo electrónico y aprende de lo que anteriores usuarios han marcado como ‘peligroso’ para interceptarlo. Y si se recibe un ‘correo no deseado’ se puede avisar en Denunciar spam.
  4. Estudio de actividades inusuales: Si se detecta, se envía al usuario una notificación. ¿Un ejemplo? Cuando un dispositivo desconocido intenta iniciar sesión en la cuenta del internauta. Estos avisos se envían por correo electrónico o mensaje de texto.
  5. Detención de anuncios fraudulentos: A diario, se inhabilitan más de un millón de anuncios por utilizar tácticas engañosas y promover productos falsificados, software malicioso y software espía, entre otras infracciones de nuestras políticas publicitarias.
  6. Contacto con las Autoridades: De las que se reciben solicitudes relacionadas con los datos de un usuario (o varios). Éstas son revisadas por un equipo legal (una a una) que ve su viabilidad. Además, y es algo que dejan claro, siempre trabajan dentro de los límites de la ley (algo de lo que se duda, sobre todo, en EEUU).
  7. Creación de la verificación en dos pasos y de la llave de seguridad: Ambas hacen que al usuario, cada vez que accede a su cuenta, tenga que incluir un código numérico que tendrá en su dispositivo móvil y que solo estará en su poder (salvo que él lo comparta con terceros).
  8. Android Device Manager: Nos permite acceder al móvil cuando se nos pierde. Además, nos ayuda a saber el lugar en el que se encuentra o a bloquearlo desde lejos, borrar su contenido o hacerlo sonar para, lo dicho: localizarlo.

Resuelve tus dudas si así lo necesitas

Con todo claro, desde Google quieren dar un consejo a todos los usuarios que aún sean reticentes a aceptar su preocupación por la seguridad: “Les invitamos a que accedan a la configuración de su cuenta y ‘chequeen’ tanto su privacidad, como su seguridad y, sobre todo, para que conozcan con más detalle de qué manera y para qué Google hace uso de dicha información”. Y si les queda alguna duda al respecto, cuenta con un lugar dónde se las saben todas: “Respondemos a las dudas no resueltas previamente sobre lo qué hacemos con sus datos sin problema”. Un material que, como bien quieren dejar claro desde la tecnológica: “No vendemos a nadie. Es el usuario el que puede controlar en todo momento el tipo de datos que se recogen por parte de Google y que podemos utilizar”.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.