En la Tierra a jueves, 18 abril, 2024

Javier Ayuso, el dircom que lo compró todo (o casi todo)

Javier Ayuso, actual director adjunto al director de El País

El caso Noos y Ausbanc ha destapado las artes con las que Javier Ayuso, director de comunicación de BBVA y la Casa Real después, trataba a quienes le querían apartar y desprestigiar.  A golpe de billetera también ayudó al Instituto Noós desde su puesto en el Banco y curiosamente poco después recaló en la Casa Real, tal y como sendos procesos judiciales están desvelando.  Hace pocas horas Ayuso comparecía en la Audiencia Nacional para denunciar las malas prácticas y la presunta extorsión de los miembros de la cúpula Ausbanc.

Los años de bonanza económica dejaron tras de sí una escuela de directores de comunicación que supieron usar muy bien sus presupuestos aunque la crisis y las investigaciones en los casos de corrupción más flagrantes de las últimas décadas no les han dejado muy bien parados. Primero fue el ex director de comunicación de Bankia, Juan Astorqui, el que cayó tras el escándalo de las tarjetas black. Y ahora parece que Javier Ayuso será la nueva víctima de los excesos del pasado y del café para todos que corrió durante el boom económico.

Ayuso fue uno de los grandes directores de comunicación de los últimos tiempos. Como director de comunicación de BBVA tuvo que lidiar con los tiburones más fuertes y parece que no siempre sus modos de proceder en la gestión de la reputación del banco que representaba fueron los más adecuados.  Hace pocas horas, Ayuso testificaba en la Audiencia Nacional en la causa contra Ausbanc. Según recoge El Mundo de sus declaraciones, el BBVA abonaba anualmente 260.000 euros a Ausbanc en concepto de inserciones publicitarias, que en realidad escondían el pago del silencio de las publicaciones de la pseudo asociación. Durante la declaración, Ayuso aseguraba al juez que el pago de estas cantidades pretendían frenar la campaña de desprestigio a la entidad y, en especial, al presidente de la entidad, Francisco González.

Pero parece que el uso del dinero para conseguir de manera rápida sus objetivos fue una constante de Ayuso en su etapa como director de comunicación de BBVA. Así lo atestiguan los pagos que desde el departamento que dirigía se realizaron al instituto Nóos. Según publicaba El Mundo, en el año 2005 Ayuso encargó a Nóos un “informe global sobre la estrategia de patrocinios del Grupo BBVA”, por el que el banco desembolsó 116.000 euros.

Según diferentes fuentes, la relación entre Ayuso y Urdangarín era más que fluida y, de hecho, Ayuso fue uno de sus mayores valedores desde su posición de director de Comunicación de la Casa Real cuando estalló la acusación contra el ex Duque de Palma. Cosas de la casualidad, o no, Ausbanc vuelve a aparecer en la vida de Ayuso personándose como acusación particular en el caso Nóos en el que él también fue llamado como testigo por estos mismos hechos.

Tras la salida de Ayuso pocas semanas después de la abdicación del Rey Don juan Carlos, Ayuso se recolocó en la dirección adjunta del diario El País, donde ha seguido defendiendo al rey emérito a capa y espada, aún en los momentos más difíciles. Ahora la justicia le obliga a descubrir cómo gestionaba la comunicación de la que fuera una de sus épocas más brillantes y que ha resultado serlo mucho menos.

Seguimos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.