jueves, 2 febrero, 2023

Hiperconectividad: Parece que no podrás estar solo jamás

En la psicología social, la soledad ha sido tradicionalmente definida y estudiada como el acto de estar físicamente solo y en algunos casos no comprometerse con personas que también están presentes físicamente, pero este concepto está en peligro. Desde la llegada de la era digital es casi imposible que una persona pueda estar realmente sola. Escucha el podcast de TechXpress y entérate de todos los detalles de este informe, además, en este audio, estrenamos 

Es cada vez más difícil conocer alguien que no posea un móvil, que no cuente con un dispositivo que lo conecte con el mundo exterior, quizás físicamente pueda encontrarse sola una persona, pero la verdad es que en esta nueva era del Twitter, Facebook, WhatsApp y el Instagram dicífilmente una persona se encuentre realmente sola.

Estar solo tiene muchos beneficios, ya que otorga la libertad de pensamiento y acción, se le da rienda suelta a la creatividad, se dispone de un espacio para la imaginación sin límite y es un catalizador de las relaciones interpersonales ya que permite una revaloración de las relaciones con los demás, proporcionando perspectiva, lo que mejora la intimidad y fomenta la empatía.

La nueva era digital ha generado un problema incluso para los estudiosos de la conducta humana, ya que obliga a replantear el estudio de la soledad como concepto y como experiencia, de acuerdo con un trabajo publicado en el sitio The Conversation, actualmente los científicos carecen de las herramientas correctas que permitan medir la soledad como un hecho en la vida de un ser humano, ya que la enorme exposición a la conectividad interrumpe la acción, por lo que actualmente no es posible determinar cuan positiva o dañina puede ser la soledad en la vida actual.

La hiperconectividad ha generado un problema de automatización de las relaciones interpersonales, ya que las conversaciones cara a cara se han perdido en un gran porcentaje y han sido sustituidas por frías líneas de mensajes enviados desde un SMS o una mensajería instantánea, algo que se ha trasladado a los momentos de soledad que en muchos casos están asociados a un proceso de revisión de conducta y reflexión, por lo que es posible que una decisión que se espera sea el producto de un proceso interno, termine siendo influenciado por algo que la persona pudo ver en una de sus redes sociales o por un mensaje que no debió llegar.

En una publicación de Quartz, definen la comunicación móvil como una segunda piel, algo que ya está tan adherido a la cotidianidad humana que es imposible que alguien se encuentre realmente solo.

Es posible que en regiones aisladas del África o de Asia algunas comunidades se mantengan lejos de la contaminación tecnológica, pero la globalización cada vez invade más los santuarios y se llegué al punto en el que se vean post con una foto en Instagram que posean un mensaje como “aquí estoy solo en la montaña reflexionando” entonces cabe la pregunta ¿si un árbol cae en el bosque y no hay nadie que lo escuche, el árbol realmente cayó? Si no hay quien suba la foto a Twitter…

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.