martes, 9 agosto, 2022

La Comunicación, herramienta clave en el conflicto catalán

Manifestación independentista

La llegada del 1-O es inminente, y los favorables al referéndum han utilizado todas las herramientas a su alcance para poder celebrarlo. Y entre las herramientas más importantes, siendo a veces decisiva, ha estado la comunicación. Desde el primer momento, los partidarios de la consulta, sobre todo los independentistas, han articulado el discurso alrededor de la democracia y la participación ciudadana, utilizando el slogan “derecho a decidir”. Y cuando se pone el foco en el marco de los derechos, tu postura adquiere legitimidad, resultando además complicado posicionarte en contra de algo que se considera un derecho.

 

 

Pero desde la postura opuesta, contrarios a la celebración del referéndum, también han utilizado su propia estrategia de comunicación, enmarcando el referéndum precisamente como un “golpe a la democracia” o como un “golpe de Estado”. Si lo que se pretende es polarizar el debate, podríamos decir que nos encontramos ante un caso de éxito, otro tema es si esta estrategia resuelve el problema.

 

 

Sin embargo, acudiendo a los Ejecutivos con nombre propio, en comunicación, el Govern ha aventajado al Gobierno Central en mucho, sobre todo en su proyección internacional. Han sido numerosos medios extranjeros los que se han hecho eco de las tesis del gobierno catalán, algunos de ellos con mucho peso. Uno de los mayores logros de Puigdemont fue contar con el aval que supone un editorial del nada más y nada menos que New York Times. En su editorial, el diario neoyorkino instaba a la necesaria realización del referéndum, armando el texto con argumentos en pos de la democracia.

Es cierto que el exministro de Defensa, Pedro Morenés, replicó en las mimas páginas del diario al propio editorial, pero como suele decirse: “quien golpea primero, golpea mejor”. Y la verdad es que la comunicación del Gobierno ha sido algo más que discreta en este sentido, habiendo sido nula en la mayoría de las ocasiones. Es cierto que las advertencias a los políticos catalanes en el Congreso de los Diputados han sido una realidad cotidiana, pero son pocos los medios internacionales que reflejan la postura gubernamental con respecto al referéndum, al menos desde su propia voz.

En territorio patrio, la mejor estrategia de comunicación que han llevado a cabo los partidarios del referéndum ha venido propiciada, precisamente, por los actos del Gobierno Central. El hecho de que la Fiscalía, a través de la Guardia Civil, registrara periódicos e imprentas, o incluso suspendiera actos de debate sobre la consulta ciudadana en todo el país, ha hecho que los que apoyan el referéndum, independentistas o no, desplacen el marco ya no solo al “derecho a decidir”, sino al de poder ejercer las libertades básicas de un Estado de Derecho: derecho de reunión y la libertad de expresión. Un mensaje tan potente que ha llevado a varios expertos de la ONU a pronunciarse recientemente con respecto a este asunto, instando al Gobierno a que “respete los derechos fundamentales en su respuesta al referéndum catalán”.

A todo esto, el Partido Popular decidió poner en marcha el pasado miércoles una campaña en Twitter para desprestigiar a los independentistas. Bajo el hashtag #Hispanofobia, el PP lanzaba el mensaje de que lo que realmente mueve a los independentistas es su fobia a España, y además adjuntaba un vídeo en el que recogía declaraciones de varios políticos y personalidades independentistas renegando del país. Pero esta estrategia no salió exactamente como esperaba el Partido Popular, y la etiqueta fue utilizada mayoritariamente por personas que criticaron dicha campaña.

hispanofobia.jpg

El fútbol también se pronuncia

Incluso algunos clubes de futbol catalanes se han pronunciado con respecto al asunto catalán. Cuando el 20 de septiembre se detuvo a 14 altos cargos del Govern, el FC Barcelona emitió un comunicado donde condenaba la actuación de la Guardia Civil en Cataluña. Hasta colgó un vídeo en sus redes sociales donde se veía a Josep Vives, portavoz del club, leyendo el comunicado. Del mismo modo actuó el Girona, que también emitió una comunicación donde se situaban “al lado de la voluntad de los ciudadanos del este país”. Por su parte, el RCD Espanyol quiso desmarcarse de la polémica, y desde sus redes sociales y a través de una cadena de tuits señaló que fútbol y política deben quedar claramente separados.

También el cuerpo de bomberos de la Generalitat de Cataluña ha tomado parte en el asunto llevando a cabo un acto en favor del referéndum. Los bomberos desplegaron ayer en el Museo de Historia de Cataluña, situado en el Palau de Mar, una lona enorme donde podía verse una urna con las palabras ‘Love Democracy’ debajo. Hubo incluso 50 bomberos que se subieron al tejado del museo para desplegar dicha lona, para, a continuación, leer el manifiesto del colectivo de bomberos de Cataluña. Medios como La Vanguardia o ABC han definido la campaña como “espectacular”.

 

 

Desde ambas posturas han utilizado la comunicación, con mayor o menor acierto, para poder difundir su versión de los hechos, quedando en un segundo plano, los que la han utilizado para intentar acercar posturas entre los contrarios. Tanto ha sido así que cualquiera que se pronunciara apelando a la escala de grises en el conflicto era tildado de equidistante, utilizando el término de forma peyorativa. Queda por ver cuál será la estrategia comunicativa imperante tras el esperado 1-O.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.