lunes, 16 mayo, 2022

El vicepresidente sur de Europa de CISCO inaugura el ciclo #TopDisruptive

La disrupción ha existido siempre, desde que el homo sapiens pasó de cazador a recolector. En los últimos cien años se han producido importantes disrupciones en muchos sectores, pero la diferencia con el mundo actual es que la velocidad de la disrupción se ha incrementado de manera importante y eso es algo que tienen que tener en cuenta las compañías”, aseguró Santiago Solanas, vicepresidente del sur de Europa de Cisco, durante la conferencia con la que inauguró el ciclo #TopDisruptive que acaban de poner en marcha la consultora de comunicación ATREVIA y Deusto Business School.

Presentado y flanqueado por el director de Deusto Business School, Iñaki Ortega y la presidenta y fundadora de ATREVIA, Núria Vilanova, el directivo de Cisco incidió en la idea de que la disrupción, “que es una palabra que ahora todos tenemos presente”, ha existido siempre, pero que ahora asistimos a una aceleración a la que deben acostumbrarse las empresas y sus directivos.

Solanas apuntó que algunos estudios cifran en el 41% el número de empresas que ve la disrupción como una amenaza existencial. Además, cuatro de cada diez líderes del mercado serán apartados por nuevos actores disruptivos. “Sin embargo, sólo un tercio de las compañías están haciendo algo al respecto”, señaló. Y añadió que hay algunos sectores como medios de comunicación, tecnología o retail donde la disrupción es aún mayor. El vicepresidente de Cisco recomendó a las empresas que como la suya quieran ajustarse a la disrupción que en primer lugar presten atención a la experiencia de los clientes y de los empleados y, sobre todo, a lo que ocurre en el mercado. Otro aspecto fundamental es empoderar a los empleados para tomar decisiones que se adapten rápidamente a los cambios, así como el analizar las fórmulas de mejora de los procesos y de reducción de costes.

En este sentido, Solanas compartió con los presentes lo que ha bautizado como la teoría del pez, que define el proceso de ingresos y costes que atraviesan las empresas en transformación. Reconoció que las recetas aportadas para ajustar las empresas al actual ritmo disruptivo son especialmente válidas para las nuevas empresas y más difíciles de aplicar para las más antiguas y señaló que es ahí donde se produce el proceso de “tragarse el pez”, refiriéndose a su teoría.

Tragarse el pez quiere decir que transformar los procesos y el modelo de negocio requiere de unas inversiones que probablemente canibalizarán parte del negocio. Algo que de reflejarse gráficamente sobre eje de abscisas simularía la figura de un pez. Los costes crecen (la parte de arriba del pez), los ingresos bajan (la parte de abajo), hasta que llega un momento en que los procesos son más eficientes y los costes comienzan a reducirse y los ingresos a crecer. “Las compañías que tienen éxito son las que tienen en coraje de tragarse el pez”, afirmó.

El directivo de Cisco señaló que talento y diversidad son aspectos, junto con la estrategia, también fundamentales en el éxito de las empresas.

Solanas insistió en la importancia del cambio; de afrontar los procesos de transformación y en este sentido, reprodujo una cita del fundador de Netflix, Reed Hastings, que dice que “las compañías rara vez mueren por moverse demasiado deprisa. Casi siempre mueren de moverse demasiado despacio”.

El ciclo #TopDisruptive, inaugurado por el vicepresidente del sur de Europa de Cisco, una empresa eminentemente tecnológica, estará integrado por una serie de sesiones anuales. Un consejo asesor, creado específicamente para las conferencias se encargará de seleccionar los mejores ponentes y los temas de mayor actualidad.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.