sábado, 3 diciembre, 2022

El III Curso Internacional de tumores de cabeza y cuello pone el foco en la inmunoterapia y el diagnóstico molecular

El Auditorio Reina Sofía del Hospital Universitario HM Sanchinarro acogió ayer el III Curso Internacional de Tumores de Cabeza y Cuello al que acudieron en tono a un centenar de especialistas en esta disciplina. El foco de este evento de referencia en este tipo de procesos oncológicos, organizado por el Centro Integral Oncológico Clara Campal HM CIOCC, ha estado centrado en las novedades en inmunoterapia y la complejidad del diagnóstico molecular, incluyendo el estudio del genoma tumoral en tejido o biopsia líquida, que se practican en dicho centro como un avance de especial relevancia en el campo del diagnóstico y el tratamiento.

Este tipo de procesos tumorales ocupan el sexto puesto en incidencia en Europa y la mayoría, sin incluir los que afectan al tiroides, son carcinomas escamosos de boca, orofaringe y laringe (un 85%). Les siguen los tumores de nasofaringe, (en su mayoría inducidos por el virus Epstein Barr) y los de glándulas salivares.

El Dr. Lisardo Ugidos, coordinador de la Unidad de Tumores de Cabeza y Cuello de HM CIOCC y organizador del curso, asegura respecto al impacto de la inmunoterapia en la práctica terapéutica actual que, “sin duda, la inmunoterapia está cambiando el panorama del tratamiento de los carcinomas escamosos de cabeza y cuello y del carcinoma de nasofaringe. Disponemos ya de un fármaco, un anticuerpo monoclonal anti-PD1, que es el nivolumab, para tratar esta patología en fases avanzadas. Otros fármacos dirigidos a dianas moleculares van a ser aprobados en los próximos meses o años, principalmente dirigidos a alteraciones en las proteínas del ciclo celular, ampliando nuestro arsenal terapéutico”.

Pero la inmunoterapia por sí sola no es la única arma que los oncólogos tienen para combatir estos tipos de tumores. “La combinación de distintos fármacos de inmunoterapia entre sí o con radioterapia, quimioterapia o terapias dirigidas mejorarán las respuestas y la supervivencia de estos pacientes en un futuro no muy lejano. Además, se espera que pronto se desarrollen estudios clínicos comparativos para analizar el papel de la inmunoterapia en los estadios iniciales de la enfermedad”, asegura el Dr. Ugidos.

Diagnóstico molecular, revolución en el diagnóstico

Una de las razones por las que este curso goza de prestigio reside en que se ponen de manifiesto las últimas actualizaciones. Precisamente una de las herramientas más disruptivas en el diagnóstico que se está usando en HM CIOCC, primer ‘Cancer Center’ privado de España por número de nuevos pacientes, consiste en la secuenciación del genoma del tumor, ya sea en tejido (biopsia o pieza quirúrgica) o en biopsia líquida, la cual, a través de un simple análisis de sangre, permite conocer algunas de las características moleculares de estos tumores malignos.

“Aunque en los tumores de cabeza y cuello hay menos datos que en otras neoplasias, sabemos que estos tumores son heterogéneos y pueden presentar distintos clones de células tumorales con diferentes características moleculares. Además, a medida que avanza el tiempo estos tumores van adquiriendo nuevas mutaciones que pueden ser utilizadas como dianas terapéuticas. Ya que biopsiar a los pacientes varias veces es un acto agresivo, la biopsia líquida nos va a permitir detectar el ADN tumoral en sangre de una forma más sencilla. De esta manera, podremos seguir en el tiempo las mutaciones del tumor y detectar las que puedan aparecer de novo. En HM Hospitales disponemos de ya de esta técnica”, destaca el Dr. Ugidos.

El curso también abordó otro aspecto de interés como los tumores pobremente diferenciados y anaplásicos de tiroides, que representan un subtipo con mayor agresividad biológica y peor pronóstico. “Por suerte, disponemos de algunas terapias dirigidas como el lenvatinib que tienen actividad contra estos tumores. Analizar las alteraciones genéticas de los tumores de tiroides nos abre la posibilidad a otras terapias dirigidas. La inmunoterapia también puede tener un papel relevante, de momento en fase de investigación”, afirma el Dr. Ugidos.

El papel de la investigación

La participación en ensayos clínicos es otra de las actividades que se abordaron en el curso y en la que salió a relucir el músculo investigador de HM CIOCC, que incluye la participación en estudios con inmunoterapias y genómicos. “En los últimos años HM CIOCC ha participado en diferentes ensayos clínicos de tumores de cabeza y cuello, incluyendo varios anticuerpos de inmunoterapia. Actualmente participamos en un estudio donde se secuencia el genoma del tumor para buscar mutaciones en un oncogén llamado HRAS; su presencia permite utilizar un fármaco que inhibe la farnesyl-transferasa, una enzima implicada en el crecimiento tumoral. En los próximos meses vamos a abrir nuevos ensayos, uno de ellos de combinación de inmunoterapia con una vacuna terapéutica para el virus del papiloma humano, y otro de combinación con fototerapia, una técnica que permite seleccionar mejor en qué lesiones metastásicas queremos que actúe el tratamiento antitumoral. Vamos a participar también en un ensayo clínico con un nuevo fármaco oral para tumores de tiroides”, recapituló el Dr. Ugidos.

Esta no es la única actividad en el campo de la investigación de HM Hospitales. De hecho, la unidad de Ensayos Clínicos Fase I START – HM CIOCC “hay disponibles varios ensayos clínicos early phase con inmunoterapia y otros tratamientos para pacientes con tumores de cabeza y cuello, incluyendo carcinoma de nasofaringe”, informa el Dr. Ugidos.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.