lunes, 5 diciembre, 2022

Manuel Marchena devuelve a la Justicia parte de la reputación perdida con las hipotecas

El juez Manuel Marchena ha anunciado esta mañana su renuncia a la presidencia del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, hecho que ha desmontado el acuerdo que habían alcanzado PP y PSOE para resolver la salida de Carlos Lesmes. El magistrado ha utilizado los medios del Poder Judicial, concretamente su cuenta de Twitter, para difundir un comunicado en el que ha rechazado tajantemente que sus funciones puedan ser vistas “como un instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal”.

La decisión de Marchena pone en entredicho el acuerdo que habían alcanzado las dos principales formaciones en España, en lo que podía denominarse como el primer gran acuerdo de Estado de la etapa de Pedro Sánchez al frente del Gobierno. Este anuncio permitía descubrir que PSOE y PP sí seguían manteniendo relaciones a pesar de que semanas atrás La Moncloa había decidido romper relaciones con Casado por tildar de ‘golpista’ a Sánchez; el pacto no era otro que decidir que el Poder Judicial cuente con once vocales progresistas y nueve conservadores, bajo la presidencia de Marchena.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, equiparó el reparto de los jueces con el reparto de cromos en el patio del colegio y parece que Marchena ha sentido lo mismo; más si cabe, después de que ayer se conociesen los mensajes de WhatsApp enviados por el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, quien relataba que la llegada del magistrado canario a la presidencia del Poder Judicial permitiría a su partido controlar “la sala segunda desde detrás” (la sala de lo Penal) y presidir la sala 61, que tiene atribuciones como ilegalizar partidos. 

La imagen de la justicia española, que se vio gravemente perjudicada tras la polémica de las hipotecas, podría tener en Marchena un estandarte del valor de la institución. El canario ha recalcado en el comunicado que su trayectoria como juez “ha estado siempre presidida por la independencia como presupuesto de legitimidad de cualquier decisión jurisdiccional […] El examen de las resoluciones que durante estos años he dictado como magistrado del TS -de forma especial, como Presidente de la Sala de Admisión de las causas de las causas contra aforados-, es la mejor muestra que jamás he actuado condicionando la aplicación del derecho a la opción política del querellado o denunciado”.

Vuelve la guerra PP-PSOE

La decisión de Marchena, anunciada a primera hora de la mañana, no sólo trastocaba la agenda informativa del día a los medios sino que también quebraba las comunicativas de los partidos políticos. Estos, principalmente PP y PSOE, han decidido echarse las culpas mutuamente por la decisión del magistrado. Los populares critican ahora que los socialistas diesen a conocer todos los aspectos del pacto que habían alcanzado hace apenas una semana y han anunciado la ruptura de todo acuerdo alcanzado; mientras que el PSOE ha puesto el foco en Cosidó, como principal responsable de la renuncia del magistrado, y han pedido a los populares que no rompan el pacto de estado.

Seguiremos informando… 

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.