miércoles, 21 octubre, 2020

El lobby industrial presiona al Gobierno para mejorar sus condiciones fiscales en el consumo eléctrico

Las empresas que más energía consumen se han tenido que movilizar ante la próxima redacción del Estatuto de Consumidores Electrointensivos, tal y como acordó el ejecutivo en el Real Decreto-ley 20/2018, publicado el pasado mes de diciembre. El texto deberá reflejar los derechos y obligaciones de estas firmas dentro del mercado eléctrico; todo ello, encaminado a que las compañías cuenten con una regulación que proteja sus particularidades respecto al suministro energético y que el tejido industrial pueda mejorar su competitividad dentro de la normativa comunitaria.

El movimiento del Gobierno con la redacción del Estatuto tendría por objetivo que las empresas cuenten con los mecanismos necesarios para mitigar los costes derivados del consumo de energía, por ejemplo a través de exenciones fiscales, y las obligaciones que deberían asumir para optar a las mismas. Además, dicho texto serviría para ofrecer estabilidad al tejido industrial y, de esta forma, anclarlo al territorio español evitando que se produzcan ajustes de plantilla a causa de deslocalizaciones.

La industria electrointensiva ha movido ficha ante la redacción de este texto para intentar obtener las mejores condiciones posibles. Uno de sus principales objetivos es mejorar las medidas fiscales que les ofrece actualmente el Gobierno, que distarían de las que ponen sobre la mesa otros países del entorno europeo, como Francia y Alemania.

La AEGE (Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía) es una de las organizaciones que ha movido ficha durante el periodo de consulta pública del Estatuto. Este texto deberá ser presentado antes de mediados del verano y la asociación ha movido ficha reclamando una mejora en las medidas fiscales y la posibilidad de firmar contratos de suministro eléctrico a largo plazo. El director de esta institución, Fernando Soto, ha recalcado a elEconomista la importancia de estos acuerdos a largo plazo para la industria, cuya ausencia en nuestro país es “es uno de los principales hándicaps con los que se encuentra la industria”.

Esta Asociación ya empezó a alertar del impacto del aumento del precio de la electricidad en septiembre, cuando señaló que este concepto supone alrededor de la mitad de los costes de producción de la industria. En un primer movimiento de presión contra el Gobierno para lograr un cambio de modelo que igualase las condiciones del suministro eléctrico a otros países europeos como Alemania o Francia.

Otras de las organizaciones que también ha presionado recientemente al Gobierno ha sido la patronal siderúrgica, Unesid. En diciembre, su director General, Andrés Barceló, anunciaba que su institución participaría en la articulación reglamentaria de la medida, con el objetivo de poner a España “en situación similar a la de las industrias francesas o alemanas”. Entre sus exigencias al Estatuto, estaría aumentar la exención del 85% del impuesto eléctrico al 100% para los consumidores electrointensivos.

Habrá que esperar a la presentación del Estatuto para conocer si todo el trabajo llevado a cabo por los departamentos de asuntos públicos frente al regulador ha tenido el efecto deseado por, parece, todas las partes: conseguir que la industria española pueda competir en igualdad de condiciones frente a países como Alemania o Francia, al menos en lo que a consumo eléctrico se refiere.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.