martes, 19 octubre, 2021

Drama en PSN, pasan del baile de intenciones, a la intervención de la DGS

Es posible que no fuera una casualidad que AMIC firmara un acuerdo de comercialización con MAPFRE para los seguros de no vida, con unos porcentajes de reparto de cuotas respectivos del 45 y 55%…

La nueva anormalidad vivida por la sociedad española, nos recuerda y desplaza en la memoria a los momentos más floridos y hermosos de José Luis Rodríguez Zapatero, en el que la profesionalización de las mutuas se tomó como algo imprescindible. De hecho algún presidente de estas pequeñas ‘joyas’ se levantó de una comida con los gestores de la Mutua Madrileña, al desoír una oferta en la que además de gabelas, se ofrecía un puesto en el consejo de administración, coche, chófer, secretaria… Pero las entonces pequeñas mutuas se negaron a pactar. La comida la pagaron los ofertantes, y fue convocada por el recordado, por quien le recuerde, Luis Pineda Salido de AUSBANC.

Y, aquí comienza una desescalada de escándalos, que llevan hoy a Previsión Sanitaria Nacional (PSN) a encontrarse en un momento en el que se hace necesaria la intervención del Ministerio, a través de la Dirección General de Seguros (DGS)… Intervención que está desde 2019 pero que no sabemos si ha de renovar en sus esfuerzos, o abrir una nueva para analizar la situación actual. Pero, entonces, ¿para qué sirvió la inspección de 2019? Para lo de siempre, a la vista de los resultados, para nada.

Los escándalos en la banca, y su trasladado al mercado asegurador, están comprometiendo a las pequeñas compañías de un sector cada vez más globalizado. Y, es esta globalización, que se escribe con ‘M’ de MAPFRE, que es una de las candidatas, junto con Mutua Madrileña a hacerse con esta cartera, pasábamos por allí… Y, por otro lado, son las más necesitadas e interesadas en crecer. Pero, que puede pasar con la cartera, hoy gestionada por mutualistas de la propia Previsión Sanitaria Nacional (PSN)… En PSN, siguen siendo sus máximos representantes los que deciden, teniendo a los elegidos entre los mutualistas, como palmeros de las locuras de sus gestores, y esto genera graves problemas. Decisiones como quitarse de en medio al departamento comercial. La entrada en compras incomprensibles, y en ramos desconocidos… Pero sigamos.

La repercusión del Covid19 en la economía española se presenta como un mazazo, que puede llevar en sus resultados, a la creación de un estado de auxilio bolivariano. Asunto que Europa se debe tomar en serio, porque el problema es estructural, por mucho dinero que se haya invertido para evitar estos escándalos, ahí siguen. Seguro que aquí hay forma de resolverlo y se parecerá a río revuelto… En España, el mercado asegurador ha dependido históricamente de la banca, siempre se habló de banca/seguros, al contrario, para variar, que lo que ocurre en el resto del mundo. La banca quedó tocada desde el batacazo de Lehman Brothers y los activos falsos que manejaban, pero ¿qué esta pasando en el mundo asegurador? Me comentan fuentes destacadas del sector que: ‘se avecinan ventas de y a saldos’, y que  no ocultan la sorpresa y preocupación de la venta de Caser, y la pregunta del mercado sobre ¿qué ocurre con el 30 % de Caser que no ha comprado Helvetia?… Preguntas que tienen fácil contestación en el tiempo.

Estos días suenan en la Mutua de los Profesionales Universitarios (PSN) noticias de un despido masivo de comerciales, la renuncia a la activación del ramo de salud con la apuesta del Consejo de Administración de SALUP, un proyecto en el que se han invertido cantidades ingentes de dinero y esfuerzo, pero que no ha servido para nada.

Han sido muchos los bandazos que desde la dirección de PSN se están dando para intentar conseguir mantenerse en su nicho de mercado, con la cotización en el mercado bursátil secundario de una SOCIMI a la que le venden parte de sus edificios para después alquilárselos.

Hizo una compra de la compañía AMIC, para comenzar a competir con sus homólogos del mercado de NO VIDA. Pero la compra se convierte en un mal negocio, porque además de asumir las deudas anteriores que mantenía la compañía, presenta pérdidas en los últimos ejercicios.

PSN ha sido castigada duramente por la evolución negativa de la renta fija de los últimos años, pero no ha sabido evolucionar su producto de vida ahorro, para el cual usa tablas muy antiguas que mantienen unas expectativas al asegurado de rentabilidad, que no son posibles. Los fondos propios de la compañía están casi 10 puntos por debajo del sector, lo que implica una muy baja capitalización. Recuerda éste, el caso Intercaser en el que las pólizas se pagaban referenciadas al Básico Banco España (BBE) al 12%, cuando los tipos estaban al 3%, así tuvo que llegar Rafael Galdón Brugarolas, y a través de la adquisición de la compañía salvó los trastos y a los asegurados, y a AUSBANC.

¿Hay alguna posibilidad de que haya una operación orquestada desde la DGS con alguna multinacional aseguradora o con banca seguros? Es posible que no fuera una casualidad que AMIC firmara un acuerdo de comercialización con MAPFRE para los seguros de no vida, con unos porcentajes de reparto de cuotas respectivos del 45 y 55%.

La aplicación de Solvencia II ha significado para PSN una merma en la solidez que le dan los fondos gestionados, que este año ascienden a más de 1.600 millones de euros. La DGS autoriza a toda compañía, como PSN, que no cumple las ratios de Solvencia, a aplicar medidas transitorias en el cálculo de las provisiones técnicas para poder cumplir con el capital de solvencia obligatorio, ya que sin dichas medidas serían los fondos propios negativos.

¿Ha llegado la hora de profesionalizar al Consejo de Administración de la Mutua? Es muy posible que la Dirección General de Seguros requiera de los responsables del gobierno corporativo, entre otros, conocimientos financieros, de mercado, riesgos, auditoria, etc., y por tanto ponga en duda que los consejeros de la Mutua tengan capacidad para gestionar de modo correcto las garantías aseguradas por los mutualistas.

Mientras tanto parece que se pueden subastar la PSN, que cuenta con 112.000 mutualistas y mas de 170.000 pólizas. Son más de 340 millones de euros en primas de seguros que por lo que se ve están en el aire, ¿Quién da más?

Hagan juego señores, que empieza el baile.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.