miércoles, 30 septiembre, 2020

Niños y medusas, ¿cómo reaccionar ante una picadura?

A la llegada de las vacaciones se suma la visita de las incómodas medusas que nos perturban, año tras año, el baño tranquilo en la playa. Es cierto que las medusas de la zona del Mediterráneo no son especialmente peligrosas, aunque sus picaduras en niños pequeños pueden conllevar más riesgos como “producir síntomas locales importantes como enrojecimiento de la piel, hinchazón, aumento de temperatura y dolor en la zona”, explica el pediatra Juan Carlos Jurado, del Servicio de Pediatría del Hospital de Manises.

Reaccionar a tiempo es fundamental para que las molestias sean lo más leves posibles. El primer paso es lavar rápidamente la zona afectada con suero fisiológico frío para eliminar y arrastrar los restos de medusa que hayan podido quedar. “Una vez que la zona quede limpia, se recomienda sumergir la parte afectada en agua caliente para desactivar las toxinas termolábiles que son las que generan los síntomas más agresivos como diarreas”, afirma el doctor Jurado. Si los síntomas disminuyen y no presentan complicaciones, no será necesario acudir al centro de salud, aunque es importante seguir observando su desarrollo.

¿Cómo podemos distinguir una reacción alérgica? Según señala el especialista, debemos prestar atención a los síntomas que pueda tener el niño; por ejemplo, si aparecen manchas rosáceas por la piel que pican mucho, el niño vomita, tiene dolor abdominal, dificultad para respirar, babea mucho, se encuentra mal o se le hincha la cara, hay que llevarle a un centro hospitalario para que le examinen y se pueda iniciar de forma inmediata el tratamiento.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.