sábado, 17 abril, 2021

EL EQUILIBRIO DE LA FLORA INTESTINAL ES VITAL PARA EL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA DIGESTIVO.

Gastroenteritis aguda, la segunda infección más frecuente en niños

MANTENER UNA FLORA INTESTINAL EQUILIBRADA PROTEGE DE PATÓGENOS COMO BACTERIAS Y VIRUS, ADEMÁS FAVORECE LA MADURACIÓN DEL SISTEMA INMUNE.

Al producirse un desajuste en el habitual equilibrio del sistema digestivo, las defensas bajan y aumentan las bacterias no beneficiosas. Esto puede provocar trastornos digestivos como cólicos, hinchazón abdominal, gases, flatulencia, diarrea o estreñimiento; además de una mayor vulnerabilidad ante posibles infecciones gastrointestinales.

Los desajustes en el sistema digestivo pueden acarrear numerosos problemas en nuestra salud. Cuando se produce este fenómeno, puede llegar a provocar cólicos, hinchazón abdominal, gases, flatulencia, diarrea o estreñimiento. Además de infecciones como la gastroenteritis aguda.

En el caso de los bebés, la composición de la flora intestinal está directamente relacionada con el cólico del lactante. Por lo tanto, una mayor presencia de bifidobacterias y lactobacilos a nivel digestivo se relaciona con menos formación de gases y por tanto menos llanto y malestar.

Mantener el equilibrio de la flora intestinal desde los primeros meses de vida es fundamental para el buen funcionamiento del sistema digestivo, ya que ejerce una función barrera frente a agentes patógenos y favorece el desarrollo, maduración y regeneración de la mucosa intestinal y el sistema inmunológico. No obstante, la gastroenteritis aguda es la segunda infección más habitual en niños y representa el 9% de los ingresos hospitalarios en menores de 5 años.

Recomendaciones para evitar gastroenteritis

Llevar una alimentación variada y equilibrada. Las bacterias de nuestro tracto digestivo son organismos vivos que necesitan comer, por eso es recomendable seguir una dieta rica en fibra a través de las frutas y verduras, y evitar los alimentos con azúcares y grasas. Además, la fibra ayudará a mantener las células intestinales sanas y garantiza que el sistema digestivo pueda eliminar los desechos de forma adecuada. Sin embargo, los alimentos ricos en azúcares y grasas, pueden afectar a ciertos tipos de bacterias intestinales, haciendo que la microbiota sea menos diversa.

Evitar el abuso de antibióticos. Se recomienda tomarlos sólo cuando sea estrictamente necesario y siempre bajo prescripción médica, ya que también pueden afectar a las bacterias buenas de nuestra flora intestinal.

Tomar complementos alimenticios con probióticos y prebióticos. Si aparecen síntomas que pueden estar relacionados con la pérdida del equilibrio de la flora intestinal, puede ser interesante tomar una combinación de probióticos y prebióticos que ayude a regenerar la flora intestinal.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.