viernes, 24 septiembre, 2021

LOS ESPAÑOLES TEMEN SOBRE TODO LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS DE LA CRISIS.

La salud emocional es la más afectada por la pandemia

LOS MÁS VULNERABLES: MUJERES, JÓVENES MENORES DE 35 AÑOS, RESIDENTES EN CIUDADES, HOGARES CON MAYOR NÚMERO DE MIEMBROS Y ZONAS CON MENOS PODER ADQUISITIVO.

Los hábitos han cambiado: distanciamiento social (83%), evitar espacios cerrados y concurridos (78%), comida casera (40%), más tiempo con la familia (44%) y más consumo responsable (43%).

La salud emocional ha sido la más impactada por la pandemia, especialmente en la franja de edad de 20 a 35 años. El 41% de los españoles afirma sentirse peor emocionalmente en estos momentos, debido a la situación de incertidumbre (66%), menor estado de ánimo (51%), miedo y ansiedad (44%) e inseguridad, desmotivación y apatía (43%).

Actualmente, los españoles califican su estado de salud física con un notable bajo (7). La mitad de ellos dice sentirse “normal”, el 42% “muy bien” y un 8% “muy mal”. Además, alrededor del 60% considera, además, que su salud física “está igual que antes de la pandemia”, el 19%, que “ha mejorado” y un 22%, que “ha empeorado”, principalmente los jóvenes entre 20 y 26 años.

Conclusiones como estas se extraen del informe “La salud de los españoles durante la crisis COVID-19”, elaborado por Fundación MAPFRE. El proyecto tiene como objetivo dar a conocer el impacto de la pandemia en la salud emocional de los españoles, además de averiguar sus preocupaciones a raíz de la crisis sanitaria.

Salud emocional y crisis económica

La salud en general es la gran protagonista y pasa a ser la primera preocupación para la mayoría de los españoles. En concreto, nueve de cada diez encuestados considera que “sentirse bien emocionalmente es tan importante como hacerlo físicamente”; también admite que el entorno y la falta de relaciones sociales afectan a su bienestar e intenta llevar hábitos saludables.

La COVID-19 y la sanidad son algunos de los temas que en conjunto más preocupan (93%), por encima de la crisis económica (80%), el paro (59%) y el entorno político (45%). No obstante, cuando el ciudadano mira hacia el futuro, lo que más le preocupa son las consecuencias de la crisis económica (56%), por encima de las consecuencias de la crisis sanitaria (44%).

En este sentido, el informe revela que los encuestados han sufrido un impacto económico negativo, especialmente debido a un ERTE (29%), a la disminución de los ingresos (28%), reducción de jornada (16%), y despido (10%), entre otros motivos.

Más comida casera y más consumo responsable

Gracias al informe se han podido identificar los nuevos hábitos que están adoptando los ciudadanos. En temas de salud, la mayoría de los encuestados (91%) reconoce que ha cambiado o incorporado hábitos relacionados con la prevención, como el distanciamiento social (83%), evitar espacios cerrados y aglomeraciones (78%) y no utilizar el transporte público (50%), entre otros. 

En alimentación también se han producido cambios. El 38%, en concreto, se alimenta de forma más saludable, un 40% prepara más comida casera, el 34% evita los alimentos procesados y el 25%, consume más vitaminas.

Al mencionar el estilo de vida, el 70% afirmar limitar las salidas fuera de casa, evitar viajes largos (56%), pagar con tarjeta o móvil en lugar de con efectivo (49%) y compra online (43%). Por otro lado, las relaciones sociales se reinventan para el 54% de españoles y en este sentido el 44% reconoce que pasa más tiempo con la familia y que organizan más “reuniones” virtuales e interactivas.

Para consultar el informe completo: ww.fundacionmapfre.org.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.