domingo, 18 abril, 2021

LA CAÍDA DEL PRESIDENTE DEL COLEGIO DE MÉDICOS DE MELILLA, DAÑA LA IMAGEN DE LOS COLEGIOS

Los colegios profesionales no saben cómo contar la verdad ante sus colegiados

LA INVESTIGACIÓN DEL DOCTOR ENFERMERO ABRE LA VEDA PARA LA CAZA MAYOR

Ya nos hemos acostumbrado a que los cientos de casos de corrupción estén, casi siempre, referidos a la gestión política, y, son tantos los que vivimos que, cada vez, pasan más inadvertidos. Los vemos entrar y salir de los juzgados, de las cárceles… creando un estado de indiferencia en los ciudadanos, llegando al pasotismo más irracional. Ni el mismísimo presidente de los EE.UU. llama a nuestro presidente, porque dice que estamos permanentemente de elecciones… pero, ¿son sólo los políticos los que paran nuestras expectativas y mal utilizan nuestros recursos? Algunos colegios profesionales, siguen guardando las más rancias esencias de la época de Isabel II. Colegios con mujeres como colegiados mayoritarios y que están como secretarias o asistentes de sus jefes, pero nunca en el consejo. En los que la relación con sus colegiados es poca o ninguna, por lo que los del consejo, se acaban creyendo dueños y señores de lo que no es de ellos. Dejando de ejercer sus sagradas profesiones, y dedicándose en cuerpo y alma a sus labores de proteger a los suyos, perdón lo suyo. Algunos llevan su empeño más allá del tiempo de jubilación de otros profesionales, como notarios, abogados del estado…

Ahora hemos cambiado los escenarios, pero el paralelismo es asombroso, la corrupción parece que se instala en muchos colegios profesionales. Y, son paradójicamente los profesionales sanitarios, que han sido los más golpeados por la crisis Sars-Cov2, los que tienen a sus presidentes y dirigentes investigados por la fiscalía.

Tras tres legislaturas, el expresidente del colegio de Médicos de Melilla ha sido denunciado por apropiación indebida y el Juzgado de primera instancia y de instrucción numero 3 de Melilla, que debe estar investigando o instruyendo la misma, ha pedido datos a la compañía de seguros BBVA, a la Mutua Agrupación Mutual Aseguradora y a El Corte Inglés, suponemos que también a la rama de seguros, o será a la de viajes. Viendo lo que empezamos a ver, se puede esperar de todo. Por que lo que queda claro de las investigaciones realizadas, es que muchos de los presidentes de colegios profesionales, se han hecho ricos quedándose con el dinero de sus compañeros, mal gestionándolo o cobrando gabelas y prebendas de terceros, por contratar servicios para aquellos a los que representan. Comisiones, regalos, viajes, pago de bodas de hijos y allegados, compra de votos de delegaciones, ceses fulminantes a los profesionales que les asesoran, cuando les dicen la verdad de lo que no admiten ni quieren reconocer… Pequeños Reinos de Taifas que en ocasiones ven como sus representantes superan los ochenta años, y siguen queriendo decidir sobre cómo llegar a Marte en un Seiscientos… Suena a broma, pero es verdad. Cuando no otros, que padecen alzheimer o enfermedades degenerativas, llegando a creer que lo que es de sus asociados y/o colegiados es suyo, y, que su obligación, para con su ‘obra’, es seguir dirigiéndola hasta el final de sus días: Lo que conocemos como ‘Morir con las botas puestas’ ¡Porque sin mí, estaríais todos en la calle!, decía aquel presidente…

Los datos están en Moncloa, donde los asesores del presidente le piden que entren a una reforma en profundidad, que evite esta picaresca que arruina la esperanza de unos y hace ricos para cien generaciones a otros…

A la vista de estas pesquisas circulan por las redes sociales múltiples preguntas al presidente y a la junta directiva del Colegio de Médicos de Melilla: ¿se apropió usted de nuestras cuotas?, ¿por qué no contabilizaron…?, ¿como realizaron los contratos…? Y, lo que los colegiados se preguntan, es cuáles son los datos que el juzgado quiere recabar sobre las actuaciones de su presidente.

Son cientos de miles de pólizas de seguros las que se contratan en los colegios o a través de ellos por sus profesionales representados, cientos de miles de pólizas que se transforman en millones de euros, un mercado muy jugoso que ansían las compañías, las mutuas de seguros, las entidades financieras y las corredurías de seguros. Por eso atacan a las que lideran el mercado, intentando ganar cuota en este río revuelto. Se sabe que muchas de las contrataciones no están sujetas a la transparencia que requieren los tiempos, pero no hace falta más datos para tener claro que los colegios profesionales necesitan una regulación que no permita la picaresca y el enriquecimiento injusto.

Estos movimientos económicos y de intereses, que son los que llevan a la mencionada picaresca: hoy una comida al lado de…, mañana unas copas con unas niñas de…, no te preocupes que te ayudo con la universidad o el máster de tus hijos… Pequeños regalos o prebendas que se convierten en moneda de cambio, y que no son contabilizados por los que los reciben. Entienden es su prepotencia que es una parte del oropel de su cargo, de su mandato divino… cuando realmente es una comisión de los devengos que pagan sus compañeros. Recuerdo que un día un presidente de una asociación de enfermos extremos y, que representaba a los asociados de la misma, lo hacía para conseguir sus tratamientos sin coste y comisiones de todo lo que se movía alrededor de sus puteados compañeros…

Y, ahora podemos entender la presión que sufrió el Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, para que no saliese adelante el anteproyecto de ley de Servicios y Colegios Profesionales y que paralizó, con su ‘tancredismo’ habitual el presidente gallego, Mariano Rajoy. En el citado anteproyecto el artículo 41, apartados 1 y 3, relativo al buen gobierno de las corporaciones colegiales decía:

SIN COMENTARIOS…

“Artículo 41. Buen Gobierno de las corporaciones colegiales

1. Los cargos de presidente, decano, miembro de la junta de gobierno, o de cualquier otro cargo directivo en una corporación colegial, ejercerán sus funciones de acuerdo con los principios de transparencia, imparcialidad, buena fe, igualdad de trato y no discriminación, diligencia, conducta honorable y responsabilidad.

(…)

3. En todo caso el ejercicio de los cargos de presidente, decano, miembro de la junta de gobierno, o de cualquier otro cargo directivo en una corporación colegial será incompatible con:

(…)

d) el desempeño de cargos directivos en entidades de seguro y entidades o mutualidades de previsión social que tengan o puedan tener relación con la corporación colegial del cargo directivo”.

El gobierno de Pedro Sánchez no esta teniendo la presión de la Unión Europea que sí tuvo Rajoy, entre otras, por las circunstancias actuales de salud y de economía, pero los casos de corruptelas colegiales pueden agilizar en la agenda de los ministros competentes, la puesta en marcha del anteproyecto de un modo inminente.

El Colegio de Médicos de Melilla no está en entredicho, los profesionales deben saber quiénes son los que les dirigen, porque dar la espalda a la realidad, lo único que consigue es crear monstruos, como queda a la vista por las actuaciones del presidente del colegio de médicos de Melilla, que es una muestra de los muchos abusos que existen sobre los colegiados. Algunos han asistido a ver a sus presidentes construyendo casas, presentándoles planes de pensiones, agencias de viajes, venta de coches con ventajas… Y, de todo esto, alguien se cree que nadie lo hacen por el beneficio de éstos…, pues no es así, y si no, atentos porque esto no ha hecho más que empezar…

Las bodas de los hijos del presidente del consejo de enfermería, información publicada por Esteban Urreiztieta en el diario El Mundo, es la pequeña punta de un iceberg, que realmente ha hecho y hace a algunos multimillonarios moviendo los intereses de los ‘suyos’. Es escandaloso, porque con sus actuaciones han conseguido mermar la capacidad de sus compañeros.

¿Cuánto cobran los presidentes por bajar a Madrid o subir a Barcelona a una reunión del consejo de…? Más de lo que cobran sus compañeros por 15 días de guardia en urgencias…  Vergonzoso, pero cierto. Y, los periodistas que han vivido de esto, de la amistad y el asesoramiento, de las televisiones de estos grandes señoritos… dónde están sus artículos, o sólo saben chupar y no sorber, porque de ellos serán también los juzgados y las avispas que les piquen. Porque al final, siempre se sabe la verdad, aunque no se permita contarla. Por catorce años en la cárcel, por no saber explicar los alonsillos la verdad de lo que estaba pasando. Ya se acerca la hora de la Justicia, y esperemos que esté a la altura, porque eso es CORRUPCIÓN, de los canales, de los presidentes, de los periodistas… que han consentido sabiendo. Que han callado por unos denarios, y que el día que estén ante el juez, entenderán que nada mereció la pena. Atentos que esto no hace más que empezar… ¡COMIENZA EL ESPECTÁCULO!

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.