lunes, 26 julio, 2021

REFLEXIONES POSTELECTORALES DE UN PERDIDO ENTRE TANTO CONFINAMIENTO

Contreras ya puede fichar a Pablo Iglesias para su Cintora

JORGE JAVIER BUSCA NUEVO ACOMODO DESPUÉS DE HUNDIR A GABILONDO CON SU APOYO

Un día después de las elecciones madrileñas, el lazo entre política y medios se estrecha después de los resultados del 4-M. Tanto qué, a algunos, como al presentador de ‘Sálvame’ (el señor almondiguilla), los acogota. Al menos ahora el susurrador Contreras y su socio soriano podrán colocar a su benefactor.

Pablo Iglesias se larga de la política con viento fresco, dinero en el bolsillo, casa nueva y señora/pareja colocada para el futuro, y con 500 millones de presupuesto. Aunque es importante entender que la humillación de la derrota, con la cuenta corriente y el patrimonio saneado, es menos humillación. Ahora viene lo que de verdad le gusta a un (ex)dirigente político conocido por su fatuidad y su alergia al trabajo sistemático, al del día a día: la carrera, de nuevo, en los medios de comunicación.

Mientras aspira a hacerse un hueco de la mano de Jaume Roures en una Mediapro mendigando el rescate, se abre la porra de ver cuánto tardará en aparecer Iglesias en algún espacio de TV-3, producido por el capo que no trabaja, sino que milita.

Para hacer boca, otro productor de servicio, José Miguel Contreras, tal vez pueda contar con él para ‘Las Cosas Claras’ de Jesús Cintora. El susurrador favorito, siempre atento a devolver favores (¿hay una hija de expresidente en el equipo del programa?), podría aportar a la sociedad española los sabios conocimientos del ex vicepresidente que tanto hizo por colocar el invento de ‘Las Cosas Claras’ en la cadena pública.

Al fin y al cabo, comparten afición por las series e Iglesias dispone, a partir de ahora, de mucho tiempo libre. Tampoco es que antes se deslomase a trabajar, la verdad. Pero tertulianear, como el gran profesor Monedero, es otra cosa, al menos mientras dure lo de Cintora a la vista del fin del ‘info-entretenimiento’ que se anuncia en la Corporación.

¡Pero qué importa! Siempre nos quedará ‘El Condensador de Fluzo’, otro producto de la factoría Contreras, apodado por algunos «Contretas», donde abrevan del presupuesto público ‘frikis’ sobrados que insultan en Twitter a la mitad de quienes pagan su sueldo. El ‘sobradismo’ de esa presunta izquierda clasista, chorra y caprichosa que reparte carnés que nadie compra, menosprecia lo que sale de su estrecho círculo irreal y luego se las lleva hasta en el cielo del paladar en las urnas. No aprenden esos zoquetes con titulitis. Ahí también haría buen papel el docto Iglesias o el doctor Iglesias Puga, que ese sí era más que una Iglesia, una Catedral, ambos del mundo de Mediaset, o lo serán, al tiempo…

Apoyo tan bueno como el de Jorge Javier Vázquez apoyando a Ángel Gabilondo. ¡Qué hostia, hermano! Casi del mismo tamaño que las que repartía el fraile en sus tiempos de pedagogo y consentidor de abusos sexuales a menores. La letra, ya se sabe, con sangre entra. Pero no entremos en el pasado del candidato socialista, que con la que le han dado en las urnas ya tiene para irse a pensar y no turbemos su nueva vida de político derrotado, a la espera de destino. Alguien le haría Defensor del Puelo, pero que no le hagan del Menor, por si acaso. Y, con cariño de uno que va por el patio corriendo delante de usted para que no me dé de hostias, hágase un favor, hermano: coja sus bártulos y dedíquese a su ‘beatus ille’. En la Universidad o en la incineradora de Valdemingómez, allá usted.

Porque le han achicharrado electoralmente. Y eso que nadie ha querido mirar por el retrovisor, si no, habría terminado como Edmundo, al que han votado bichín y su mujer de él.

La gran pregunta es: ¿cuánto ha contribuido Jorge Javier al costalazo de Gabilondo? Todo.

Acabamos de ver a Juan Carlos Monedero en Cuatro de Mediaset, este señor produce mucho dolor de estómago. Insulta a Melchor Miralles y a todos los que están en el plató. Estos políticos de poca monta sólo se dedican a atacar a los que defendemos la LIBERTAD. Menos mal que está Cristina Fallarás… Y… si todo se calló en 42 años, ¿por qué se calló ella que era jefa de redacción del diario El Mundo en Cataluña? Acusan, ponen el ventilador y, era ella y ellos los que callaban.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.